Enciclopedia online

Museo Napoleón. El Museo Napo­león fue la gran empresa artística de Napoleón Bonaparte, quien decidió convertir el palacio del Louvre en templo de las artes. Los arquitectos Percier y Fontaine se ocuparon de ­remodelar y ornamentar la antigua residencia, la gran galería, la sala de las Cariátides, la espléndida escalera y toda el ala meridional. El Museo se había inaugurado, a instancias del pintor David, el 10 de agosto de 1793 en el palacio del Louvre de París y se denominó Muséum Central des Arts. Allí se habían ido reuniendo la colección artística del rey, los bienes de la Iglesia procedentes de la supresión de las órdenes religiosas, los tesoros de Saint Denis y las colecciones de la nobleza exiliada y de la Academia también suprimida. Desde 1794 fueron llegando al Museo las piezas procedentes de las campañas de Napo­león en Bélgica, Holanda y Alemania, y desde 1797 las colecciones del Vaticano y del Palacio Belvedere de Roma, como el Laocoonte o el Apolo Belvedere, piezas capitales en las colecciones de la Antigüedad; en 1798 llegaron de Venecia los caballos de San Marcos y el león, símbolo de la ciudad véneta y en 1807 se recibieron piezas del saqueo de Florencia. El 19 de noviembre de 1802 fue nombrado director el asesor del emperador Dominique Vivant Denon que deseaba hacer un museo representativo de la cultura occidental partiendo de la Antigüedad. Gracias a sus sugerencias el Museo llevó desde 1803 el nombre de Napoleón. Además de las piezas reunidas en los diferentes países ocupados, desde 1808 Denon solicitó pinturas españolas para engrandecer la colección. En 1814 llegaron los cincuenta cuadros regalo de José Bonaparte a su hermano, entre los que estaban La Adoración de los pastores, de ­Murillo; Visión de Ezequiel: la resurrección de la carne, de Francisco ­Collantes; Pasaje de la vida de san Francisco, de Juan Martín Cabezalero, o La recuperación de ­Bahía de Todos los Santos, de Juan Bautista ­Maíno. En 1813 habían llegado a París doscientas cincuenta pinturas sacadas de España por medio de secuestros a instancias de Denon, entre ellas cinco de Rafael: La Virgen del pez, Caída en el camino del Calvario, «el pasmo de Sicilia», La Visitación, Sagrada familia, llamada «la perla» y Sagrada Fami­lia del roble. A la caída de Napoleón en 1815 se restituyeron a los diferentes países las obras de arte incautadas durante la ocupación militar.

María Dolores Antigüedad del Castillo-Olivares

Bibliografía

  • Chàtelain, Jean, Dominique Vivant-Denon et le Louvre de Napoléon, París, Librairie Académique Perrin, 1973.
  • Gould, Cecil, Trophy of Conquest. The Musée ­Napoléon and the creation of the Louvre, Londres, Faber and Faber, 1965.
  • Lelièvre, Pierre, Vivant-Denon, homme des ­Lumières «Ministre des Arts» de Napoléon, París, Picard, 1993.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados