Enciclopedia online

Pascual y Colomer, Narciso (Madrid, 1808-1870). Arquitecto español. Fue discípulo de Custodio Teodoro Moreno, antecesor suyo como arquitecto del Museo del Prado, titulándose en Arquitectura en la Academia de San Fernando en 1833 y viajando a París y a Londres en 1836, pensionado por el Estado. Miembro de una última generación académica formada en el clasicismo, venció en el concurso nacional convocado en 1842 para proyectar el edificio del Congreso de los Diputados, construido en la carrera de San Jerónimo de Madrid, de 1843 a 1850, uno de los edificios españoles más importantes del siglo XIX y en el que quedaba patente, por encima de cualquiera que fueran las características, su intención y raigambre clásica. Realizó también el palacio del marqués de Salamanca (1845-1858), en el paseo de Recoletos de Madrid, el palacio de Vista Alegre, construido también para el importante aristócrata, y el edificio de la Universidad Central en la calle de San Bernardo. Intervino en la iglesia de San Jerónimo el Real -construyendo las torres en un gótico fantasioso y personal y en la extraña posición de su cabecera-, así como en la plaza de Oriente, en la de la Armería, en el Campo del Moro y en el convento de la Encarnación. Restauró también el Observatorio Astronómico de Villanueva, añadiendo dos garitas cupuladas sobre el pórtico corintio y la barandilla de hierro que hace las veces de ático. Fue recibido como académico de Bellas Artes en 1843 y nombrado arquitecto mayor de Palacio y sitios reales en 1844. Profesor de construcción de la Escuela de Arquitectura desde 1845, desempeñó dos veces la dirección de la misma, en los periodos de 1852 a 1854 y de 1864 a 1868. En el Museo del Prado trabajó desde 1844, a raíz de su nombramiento como arquitecto real. Se inició con obras menores de cubiertas y áticos del cuerpo sur y del cuerpo norte (1844-1848). De 1847 a 1852 realizó la terminación del cuerpo del ábside y consecuente construcción de la sala principal del edificio. Siguiendo las ideas que había anticipado Martín López Aguado en su proyecto, realizó una sala de doble altura, con la escultura en la parte baja y la pintura en la alta, servida ésta por una tribuna sobre columnas de fundición e iluminada únicamente por un gran tragaluz cenital. Para ello hubo que cegar los paramentos y construir una bóveda encamonada. Complementaria a esta importante obra, que ignoraba deliberadamente la disposición vilanoviana, como ya había hecho Martín López Aguado, Pascual y Colomer realizó la ampliación de los lucernarios de la gran galería (1852-1854) que había abierto el arquitecto Antonio López Aguado, padre y antecesor de Martín. En 1854 solicitó a la reina su jubilación como arquitecto real por motivos de salud, dejando desde entonces de trabajar para el Museo.

Antón González-Capitel

Bibliografía

  • Moleón Gavilanes, Pedro, Proyectos y obras para el Museo del Prado. Fuentes documentales para su historia, Madrid, Museo del Prado, 1996.
  • Navascués Palacio, Pedro, Arte español del siglo XIX. Arquitectura, 1808-1904, «Summa Artis», Madrid, Espasa Calpe, 1993, t. xxxv-2.º
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados