Enciclopedia online

Patinir y la invención del paisaje [exposición 2007]
3 de julio-7 de octubre.
Comisario: Alejandro Vergara.
Obras: 48.
Catálogo: Alejandro Vergara, «¿Qué es un ‘Patinir’? ¿Quién era Patinir?», pp. 19-45; Maximilian P. J. Martens, «Joachim Patinir, ‘el buen pintor de paisajes’, en las fuentes escritas», pp. 47-59; Reindert Falkenburg, «El diablo está en el detalle. Maneras de ver los ‘Paisajes del Mundo’», pp. 61-79; Dan Ewing, «Ventajas múltiples, producción moderada: reflexiones sobre Patinir y el mercado», pp. 81-95; Catherine Reynolds, «Patinir y las representaciones paisajísticas en Flandes», pp. 97-115; Thomas Kren, «El paisaje en la ilumnicación flamenca de manuscritos del S. XV», pp. 117-133; Stefaan Hautekeete, «Una reconsideración de Patinir como dibujante», pp. 135-147.
Joachim Patinir fue el primer artista europeo que se especializó en pintar paisajes, por lo que puede ser considerado como el padre de ese género pictórico. Sus obras, además, siguen sorprendiendo por la peculiar combinación de fantasía y realismo y por su capacidad de evocar la inmensidad y la belleza de la naturaleza. De los veintinueve cuadros atribuidos a Patinir, el Museo del Prado conserva cuatro, todos procedentes de la Colección Real española. Al ser el mayor depositario de la obra de este pintor, el Museo decidió asumir la responsabilidad de realizar esta exposición, la primera monográfica dedicada al pintor flamenco. La muestra logró reunir veintiún cuadros de Patinir, procedentes de museos de Europa y Estados Unidos. Entre ellos, y al margen de las cuatro pinturas del Prado, que se encuentran entre lo mejor de su producción, cabe destacar obras como el Paisaje con la huída a Egipto (Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, Amberes), el Bautismo de Cristo (Kunsthistorisches Museum, Viena), el Tríptico con la penitencia de san Jerónimo (The Metropolitan Museum, Nueva York), el Paisaje con la Asunción de la Virgen (Philadelphia Museum of Art) y el Paisaje con San Cristóbal (Patrimonio Nacional). La posibilidad de ver juntos la mayor parte de los cuadros de este artista permitió al público y a los especialistas acercarse a su peculiar mundo estético, que combina la influencia de El Bosco con una gran sensibilidad hacia la inmensidad de la naturaleza. En la exposición, las obras de Patinir se mostraron en tres salas, a las que precedía otra con cuadros de los pintores cuya forma de representar el paisaje influyó en él, entre ellos Dirk Bouts, El Bosco, Durero, Gerard David y varios manuscritos iluminados flamencos. La inmensa influencia que el pintor flamenco tuvo entre sus contemporáneos se mostró en la última sala de la exposición, donde había obras de artistas como Quintin Massys, Bernard van Orley, Herri met de Bles y Jan van Amstel entre otros. En total, se mostraron cuarenta y seis obras. La exposición sirvió para organizar un exhaustivo proyecto de investigación en torno a Patinir, con el que se pretendía aportar nuevos datos sobre su biografía y práctica pictórica, así como comprender mejor en qué consistía exactamente su aportación a la pintura de paisajes, un género que tenía múltiples precedentes, pero que hasta que Patinir no apareció en escena no se consolidó como un género independiente. Los resultados de este proyecto de investigación, que duró cerca de tres años, y en el que intervinieron más de veinte especialistas de museos e instituciones europeas y norteamericanas, se publicaron en el libro Patinir. Estudios y Catálogo Crítico, que incluye el catálogo razonado de las veintinueve obras que se atribuyen al artista.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados