Enciclopedia online

Pérez de Ayala y Fernández del Portal, Ramón (Oviedo, 1880-Madrid, 1962). Director del Museo del Prado de 1931 a 1936. Escritor español. Miembro destacado de la llamada Generación del 14, Ramón Pérez de Ayala siempre se interesó por el estudio del arte y de la estética. Su visión reformista de la transformación de la sociedad española de su tiempo proclamaba la necesidad de una educación estética. Fue pensionado por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas desde agosto de 1911 a noviembre de 1912 para cursar estudios de orientación y documentación estética en Italia y en Alemania. En la Universidad de Múnich asistió a los cursos de Heinrich Wölfflin y Theodor Lipps sobre ciencia del arte y estética, tomando parte en los trabajos de seminario del primero. Escribió gran cantidad de ensayos relacionados con los problemas artísticos y estéticos. Amigo de pintores contemporáneos, publicó numerosos trabajos sobre Joaquín Sorolla, Santiago Rusiñol, Hermèn Anglada-Camarasa, Darío de Regoyos, Ignacio Zuloaga, Julio Romero de Torres, Julio Antonio o Miguel Viladrich, pero, asimismo, abordó los temas del arte moderno desde la pintura futurista italiana en estudios sobre las figuras de Paul Cézanne, Vasili Kandinsky o Pablo Picasso. Con la proclamación de la Segunda República -a la que Pérez de Ayala, junto a José Ortega y Gasset y Gregorio Marañón, había ayudado a instaurarse desde la Agrupación al Servicio de la República- el Museo del Prado ve afectada su dirección al producirse la dimisión irrevocable del que fuera hasta entonces su director, Fernando Álvarez de Sotomayor, admitida el 30 de abril de 1931. El nuevo Patronato acuerda el día 7 de mayo de 1931 -por unanimidad y a propuesta de su presidente, el duque de Alba- nombrar a Pérez de Ayala nuevo director del Museo. Casualmente ese mismo día, el Gobierno nombra a Pérez de Ayala embajador de la República española en Inglaterra, creando una situación peculiar que se resolverá de la siguiente manera: Francisco Javier Sánchez Cantón, subdirector del Museo, se hará cargo de forma interina de la dirección del mismo, y el puesto se le reserva a Pérez de Ayala, sin percibir sueldo, mientras permanezca en su misión diplomática. Esta situación se mantendrá hasta el 4 de junio de 1936, fecha en la que Pérez de Ayala se reincorpora al cargo. Estalla la sublevación militar el 18 de julio y el 30 de agosto el Museo del Prado se cierra al público. A principios del mes de septiembre, Pérez de Ayala tiene que abandonar precipitadamente Madrid tras el intento fallido de «darle un paseo» -salvará su vida gracias al enfrentamiento del chófer del Museo del Prado, anarquista de la cnt, que impide la entrada al domicilio del escritor del grupo que iba a buscarlo-. En Francia se entera por la prensa de su destitución en el cargo y del nombramiento de Pablo Picasso como nuevo director del Museo. En este periodo, de 1931 a 1936, se aumentan considerablemente los recursos económicos de la institución y se incrementan las adquisiciones y las donaciones, y entran, entre otras, las siguientes obras: Maestro de Estimariú, Retablo de santa Lucía [P2535 y P2536]; Maestro de las Medias Figuras, La Natividad, la Anunciación y la Presentación en el templo; Maestro de la Santa Sangre, La Anunciación, san Jerónimo y san Juan Bautista; José Antolínez, Inmaculada Concepción; Antonio de Pereda, San ­Pedro libertado por un ángel; Pedro Machuca, La Virgen y las ánimas del Purgatorio; Juan de Valdés Leal, San Jerónimo; Claudio Coello, Jesús Niño, en la puerta del templo; Francisco de Zurbarán, San Diego de Alcalá y San Lucas como pintor, ante Cristo en la cruz; Juan Pantoja de la Cruz, Retrato de Felipe III y La reina doña Margarita; Luis Paret y Alcázar, Carlos III, comiendo ante su corte; Juan Bautista Martínez del Mazo, Cacería del tabladillo, en Aranjuez; Francisco de Goya, Don Manuel Silvela y los cartones El comercio, La agricultura y La industria; Jan van Scorel, Un humanista, y ­Marinus Claeszon van Reymerswaele, El cambista y su mujer. Respecto a las obras de mejora en las instalaciones del Museo, en 1931 se concluye la instalación del legado Fernández Durán y se exponen los dibujos de Goya, en 1934 se inaugura la rotonda de la planta baja con ocasión de la celebración en Madrid del Congreso Mundial de Museografía, y en 1935 se acondicionan los depósitos de las obras disponiéndolos en peines metálicos. En 1933 se publica el catálogo del Museo del Prado elaborado por Sánchez Cantón.

Juan Pérez de Ayala

Bibliografía

  • Amorós, Andrés, «Pérez de Ayala desde Granada», Ramón Pérez de Ayala y las artes plásticas, Granada, Fundación Rodríguez-Acosta, 1991, pp. 23-27.
  • Friera Suárez, Florencio, «Aproximación al hombre a través de sus retratistas», Ramón Pérez de Ayala y las artes plásticas, Granada, Fundación Rodríguez-Acosta, 1991, pp. 45-51.
  • Friera Suárez, Florencio, Ramón Pérez de Ayala testigo de su tiempo, Gijón, Fundación AlvarGonzález, 1997, pp. 329-349.
  • Pérez de Ayala, Ramón, «Escritos sobre arte, 1904-1944», Ramón Pérez de Ayala y las artes plásticas, Granada, Fundación Rodríguez-Acosta, 1991, pp. 101-391.
  • Quesada Dorador, Eduardo, «Ramón Pérez de Ayala y las artes plásticas», Ramón Pérez de Ayala y las artes plásticas, Granada, Fundación Rodríguez-Acosta, 1991, pp. 28-44.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados