Enciclopedia online

Picasso. Tradición y Vanguardia [exposición 2006]
6 de junio-10 de septiembre.
Sedes: Museo Nacional del Prado y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.
Comisarios: Francisco Calvo Serraller y Carmen Giménez.
Obras: 125 (52 Prado y 73 Reina).
Catálogo: Jorge Semprún, «Ahora empieza la pintura moderna», pp.21-25; Francisco Calvo Serraller, «Picasso frente a la historia», pp. 27-73.
Organizada por el Museo Nacional del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, conmemoró los 25 años de la llegada a España del Guernica y el 125 aniversario del nacimiento de su autor. La exposición, celebrada simultáneamente en los dos museos, reunió el conjunto más importante de obras maestras de Picasso visto en España desde 1981 con motivo de la exposición organizada para celebrar la llegada del Guernica. Dentro de la doble visión de Picasso entre la tradición y la vanguardia que planteó esta muestra conjunta, la sede del Prado (Museo del que el artista fue director entre 1936 y 1939), con una retrospectiva esencial del artista, ofreció una ocasión inédita para confrontar la obra del malagueño con la de los maestros del pasado que tanto admiró desde su juventud. Así las treinta y ocho obras de Picasso colocadas en la Galería Central del Edificio Villanueva pudieron verse en relación con catorce lienzos del Prado escogidos entre las obras maestras antiguas que integran sus colecciones. Con ello, el Museo respondió también al conocido interés del artista por confrontar su obra con la de los grandes creadores que le precedieron. Este diálogo abierto con el Museo tuvo como objetivo permitir al espectador observar la radical transformación del lenguaje que experimentó el artista a lo largo de su vida y distinguir en sus obras las huellas del pasado así como los vínculos y afinidades con la tradición que le consagran como el último de los grandes maestros clásicos. Para ello, el Museo contó con la extraordinaria colaboración de colecciones e instituciones de todo el mundo que prestaron para tan ambiciosa muestra algunos de sus cuadros más importantes: entre otras La vida (Cleveland Museum of Art) y Muchacho conduciendo un caballo (Museum of Modern Art, Nueva York) fueron colgados en la primera sala, presidida por La Trinidad del Greco; el óleo los Tres Músicos (Philadelphia Museum of Art) cerca de Los borrachos, de Velázquez; El idilio (Colección Jan y Marie-Anne Krugier-Poniatowski) junto a Venus y Adonis de Veronés; cinco obras de la Serie de las meninas (Museu Picasso, Barcelona) fueron enfrentadas a Las meninas, de Velázquez; La alborada (Centre Georges Pompidou, París) y Desnudo tumbado (Museum Berggruen, Berlín) se exhibieron a los lados de Venus recreándose en la música, de Tiziano; el Gran desnudo (Kunsthaus Zürich) junto a la Maja desnuda, de Goya. La muestra cerraba –tal y como comenzaba– con El Greco y en esta ocasión con El caballero de la mano en el pecho, acompañado por dos Mosqueteros de Picasso (Ludwig Museum of Contemporary Art, Budapest y Museum Ludwig, Colonia). Por su parte, la exposición en el Museo Reina Sofía puso el énfasis en el compromiso moral del artista con la realidad, centrándose en la grandeza del Guernica, no sólo como obra que reúne los principales elementos de la evolución artística del genial malagueño sino también como icono universal de la denuncia de las catástrofes bélicas acontecidas en el siglo XX. En la principal sala de la colección permanente del Museo, aquella que alberga la producción picassiana, se estableció un eje principal al enfrentar el Guernica y la emblemática obra El 3 de mayo de 1808. Los fusilamientos de la Moncloa, de Francisco de Goya, que fue prestada de forma excepcional por el Museo del Prado con motivo de este acontecimiento expositivo. En la misma sala también se colocaron La ejecución del Emperador Maximiliano, de Manet (Kunsthalle Mannheim) y la Masacre en Corea procedente (Musée National Picasso, París) estableciendo un diálogo sin precedentes entre algunas de las imágenes más rotundas de la iconografía universal acerca del padecimiento de los inocentes en cualquier confrontación bélica. La exposición que acogió a un total de 781 348 visitantes (380 310 en el Prado y 401 038 en el MNCARS) contó con el respaldo de la familia Picasso al completo.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados