Enciclopedia online

Santa Catalina [Yáñez de la Almedina]
Hacia 1505-1510, óleo sobre tabla, 212 x 112 cm [P2902].
De entre las figuras femeninas que la historia del arte español nos ha regalado, ésta es, sin duda alguna, una de las más hermosas, destacando por su elegancia y su monumentalidad. Aparece santa Catalina en primer término de cuerpo entero, sobre un fondo arquitectónico clásico con una pared con jaspes rectangulares y cornisa. La santa, ataviada con elegantes ropajes decorados con letras cúficas en sus mangas, recoge su manto con la mano izquierda en ademán distinguido, descubriendo una primera falda decorada con detalles «nesji», ya puestos de manifiesto en su día por Garín Ortiz de Taranco y que muestra hasta qué punto sobrevive la escritura con elementos islámicos siquiera como elemento decorativo. En la mano derecha sostiene la espada, instrumento de su tormento. Abajo, en primer término, una parte de la rueda dentada, símbolo del martirio que padeció por orden del emperador Majencio. Sobre el pretil o cornisa que asoma tras ella, advertimos la presencia de otros objetos de carácter simbólico: la corona alude a su ascendente real, al ser hija del rey Costo; el libro, en referencia a su sabiduría, y sobre él, la palma del martirio. Luce collares de perlas, oro y piedras preciosas, también en la corona y en la empuñadura de la espada, detallado todo ello con singular esmero. Considerada en un principio obra de Leonardo da Vinci, fue Elías Tormo quien en 1914 la atribuyó con acierto a Yáñez, un pintor prácticamente desconocido hasta que Justi, en 1877, relacionara las pinturas del altar mayor de la catedral de Valencia con las documentadas en la de Cuenca, confirmándose definitivamente su autoría en las pinturas de Valencia tras la publicación de sus capitulaciones por Roque Chabás en 1891. Tormo la publicó como perteneciente a la colección del marqués de Casa-­Argudín, y al estudiarla vio las semejanzas que ofrecía su rostro con el de la Virgen en la Epifanía y la Adoración de los pastores de la catedral de Cuenca, del mismo Yáñez, observando similitudes, además, con las pinturas del altar mayor de la catedral de Valencia en la forma de plegar los paños, en la perspectiva arquitectónica y demás detalles. Al dar a conocer al propietario la atribución que proponía Tormo y explicarle quién era Yáñez, éste aportó el dato de que la obra perteneció al grabador valenciano Vicente Peleguer, a quien la adquirió el marqués junto a buena parte de su colección. Con anterioridad la tabla había pertenecido a los Creixell, también de origen valenciano. En 1923 se expuso temporalmente en el Museo del Prado, para quien la adquirió el Ministerio de Educación Nacional en 1946. En 1998 se afirma que Yáñez se había inspirado, al realizar la pared baja que decora la parte trasera, en el fresco del San Pedro resucitando al hijo de Teófilo de la capilla Brancacci de la iglesia del Carmine en Florencia, obra de Masaccio finalizada por Filippino Lippi. En 1999 se observa que ello tiene su procedencia original en la pintura toscana del siglo XV. Se ha especulado sobre su destino inicial, que de confirmarse como valenciano, podría vincularse con la iglesia de santa Catalina, donde Yáñez, junto a su colega Fernando de Llanos, trabajó en la traza de un retablo para una de sus capillas en 1510. En cuanto a su datación, se propone una fecha no lejana a la finalización de su obra magna, las puertas del retablo mayor de la catedral de Valencia, hacia 1510, años de máxima actividad del pintor en Valencia, como lo demuestra la cantidad de impuestos que paga junto a Llanos en 1513. A esta época pertenecen obras como San Sebastián (Meadows Museum, Dallas) o Cristo entre san Pedro y san Juan, realizadas antes de encargarse del diseño de los órganos de la catedral valenciana.

Felipe V. Garín Llombart

Bibliografía

  • Benito, Fernando, Gómez, José, y Samper, Vicente, «Catálogo», Los Hernandos. Pintores hispanos del entorno de Leonardo, cat. exp., Valencia, Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, 1998, pp. 166-169.
  • Garín Ortiz de Taranco, Felipe María, Yáñez de la Almedina. Pintor español, Valencia, Diputación Provincial, Instituciò Alfons el Magnànim, 1953.
  • Ibáñez Martínez, Pedro Miguel, Fernando Yánez Almedina (la incógnita Yáñez), Cuenca, Universidad de Castilla-La Mancha, 1999, pp. 320-323.
  • Tormo y Monzó, Elías, «Yáñez de la Almedina, el más exquisito pintor del renacimiento en España», Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, t. XXIII, Madrid, 1915, pp. 198-205.
Santa Catalina [Yáñez de Almedina, Fernando]
Lupa
Santa Catalina [Yáñez de Almedina, Fernando]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados