Enciclopedia online

Siglo de Rembrandt, El [exposición 1985]
9 de octubre-enero de 1986.
Comisario: Pieter J. J. van Thiel.
Obras: 45.
Catálogo: 185 páginas.
La conocida escasez de pinturas pertenecientes a la escuela holandesa en el patrimonio artístico hispano solo puede ser paliada a través de la temporal presencia en nuestro país de exposiciones procedentes de museos foráneos, especialmente holandeses. Por ello, la exposición El siglo de Rembrandt, que tuvo lugar entre octubre de 1985 y enero de 1986 en el Museo del Prado, fue una de las primeras ocasiones que permitió ofrecer al público español e igualmente a los estudiosos de la pintura, un conjunto excepcional de cuarenta y cinco obras que eran vistas por primera vez en nuestro país. Fue comisario de esta exposición el doctor Pieter J. J. van Thiel, director del Departamento de Pinturas del Rijksmuseum (Amsterdam), quien presentó un admirable y riguroso catálogo que estaba precedido por una introducción redactada por J. de Bruyn Kops en la que se analizaba pormenorizadamente el contenido de la exposición. La selección de obras fue ­realizada con un serio criterio que permitía contemplar todas las modalidades pictóricas que se practicaron en Holanda en el siglo xvii, entre las que sobresalían algunas piezas exquisitas de artistas, de los cuales en España no se conserva ninguna obra. Éste es el caso de La joven de la perla, obra magistral de Johannes Vermeer de Delft y de Niño riendo, de Frans Hals. También estaban presentes tres obras de Rembrandt -del que en España solo se conserva una obra- que mostraban el espíritu reflexivo y profundo de este artista. Buen número de pintores holandeses, pertenecientes sobre todo a la ciudad de Utrecht, viajaron a Italia en el si­glo XVII, donde en Roma se ­adhirieron al círculo de pintores que seguían el arte de Caravaggio. A su vuelta a Holanda realizaron obras religiosas y escenas costumbristas de marcado acento italianizante. En la exposición esta tendencia se representaba con obras de Hendrick Terbrugghen, Gerrit van Honthorst, Dirk van Baburen y Jan van Bijlert. La opulenta burguesía holandesa solicitó insistentemente retratos para incluirlos en sus mansiones. Dichos retratos nos han dejado constancia de una sociedad rica que, sin embargo, no hacía ostentación de su alto nivel social debido a la morigeración de actitudes y costumbres impuestas por la religión protestante. Testimonios de la excelencia del retrato holandés quedaron patentes en la exposición con obras de Michiel Jansz Mirevelt, Johannes Verspronck, Frans Hals, Bartholomeus van de Helst, Jan de Bray y Gérard ter Borch. La vitalidad de las clases populares holandesas beneficiadas de la buena economía del país se mostraba en la exposición con un magnífico conjunto de obras costumbristas ­pertenecientes a Adriaen van Ostade, Jan Steen, Pieter de ­Hooch, Gabriel Metsu y Nicolaes Maes que reflejaban escenas domésticas en ambientes hogareños, ciudadanos o en parejas rurales. Igualmente interesante por su rara presencia en España era un grupo de paisajes que captaban la típica geografía holandesa y que estaban realizados por consumados especialistas en esta modalidad como Jacob van Ruisdael, Jan van Goyen, Aelbert Cuyp, Paulus Potter, Jan van de Capelle y Willem van Velde que tradujeron en sus pinturas el acendrado amor por la geografía terrestre y marítima que sentía el pueblo holandés. Pulcras calles y límpidas iglesias se ofrecían en obras de Jan van de Hieden, Gerrit Berckheyde y Pieter Sanredam. El sentido de la marcada elegancia que imperaba en ámbitos domésticos de la sociedad holandesa se ponía de manifiesto en la exposición con claridad a través de los bodegones de Nicolaes Gillis, ­Willem Kalf y Abraham van Beyeren, mientras que su apasionada afición por las flores quedaba patente en refinadas obras de Abraham Mignon y Jan van Huysum. Si la intención del comisario, explicitada en el catálogo, fue ampliar y mejorar la imagen que los españoles tenían de los Países Bajos, hay que señalar con convicción que tal propósito fue ampliamente conseguido.

Enrique Valdivieso González

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados