Enciclopedia online

Sueño de san José, El [Murillo]
Aguada marrón, lápiz negro y pluma sobre papel blanco, 166 x 172 mm [D5981].
La versatilidad y facilidad de la que hizo gala Murillo a lo largo de toda su producción pictórica son características que también definen el conjunto de sus dibujos, de los que nos han llegado alrededor de un centenar. Aunque el sevillano ha pasado a la historia como un espléndido colorista, capaz de explotar todas las posibilidades del color para crear formas y expresiones, lo cierto es que fue un asiduo dibujante plenamente consciente del papel fundamental que jugaba el dibujo en la creación pictórica. No en vano fue uno de los fundadores de la famosa Academia sevillana, en la que se reconocía al dibujo como componente principal de la pintura. A diferencia de otros pintores españoles del siglo de oro, como Ribera, la mayor parte de los dibujos de Murillo, aunque con un valor expresivo autónomo, pueden ponerse en relación directa o indirecta con su obra pintada, ya sea porque se trata de piezas preparatorias de cuadros conocidos o porque sus temas y composiciones pertenecen a los mismos repertorios temáticos y formales que aquéllos. El sueño de san José fue adquirido por el Museo del Prado en 1993 con fondos del legado Villaescusa. Representa la revelación milagrosa que hace un ángel al patriarca cuando se encontraba dormido. Es una obra que se relaciona estrechamente con otro dibujo de igual tema (Fogg Art Museum, Cambridge), en el que el ángel se encuentra algo más próximo al santo y la ejecución es bastante más sumaria. Esas diferencias afectan al contenido dramático de las obras y hacen que la tensión sea mayor en aquel dibujo que en el del Prado. Ambos tienen como punto de referencia una pintura que se encontraba en la Bob Jones University (Greenville, Carolina del Sur) y que Angulo consideraba realizada por un discípulo del pintor. La comparación entre el cuadro y los dos dibujos revela muchos más parecidos con el del Prado, lo que hace suponer que el del Fogg Art Museum describe un estado anterior dentro del complejo proceso de creación de la pintura. La técnica de ambas piezas guarda semejanzas con otros dibujos fechados en los últimos años de la carrera de su autor, por lo que los especialistas coinciden en considerar la obra del Prado un ejemplo de su producción tardía. En ella Murillo subraya el contraste entre el ángel y san José, que se produce a varios niveles, y da como resultado una escena atractiva y eficaz. El cuerpo inerte del santo tiene un desarrollo casi horizontal y se resuelve mediante un valiente escorzo, lo que se opone a la verticalidad, vitalidad y garbo del ángel. Igualmente, la madurez, la rudeza y la discreción indumentaria del esposo de la Virgen contrasta vivamente con la juventud, gracia y vitalidad de la criatura celestial. Se trata de un tipo de juego muy explotado por los artistas del siglo de oro, y que podía expresarse también mediante otras escenas sagradas, como el sueño de Jacob o la liberación de san Pedro. Esos contrastes se adecuaban bastante bien a las capacidades de Murillo, que dominaba tanto los registros de la representación naturalista como de la idealizada.

Javier Portús Pérez

Bibliografía

  • Angulo Íñiguez, Diego, Murillo, Madrid, Espasa Calpe, 1980, t. II, n.º 2060.
  • Brown, Jonathan, Murillo and his Drawings, Princeton, Art Museum, Princeton University Press, 1976.
  • Catálogo de la venta Sotheby's, Londres, 1970, lote 32.
  • El dibujo en España, cat. exp., Madrid, Caylus, 1992, n.º 3.
  • Últimas adquisiciones (1982-1995), cat. exp., Madrid, Museo del Prado, 1995.
  • Un mecenas póstumo. El legado Villaescusa. Adquisiciones 1992-1993, cat. exp., Madrid, Museo del Prado, 1993, p. 116, n.º 20.
El sueño de San José[Murillo]
Lupa
El sueño de San José[Murillo]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados