Enciclopedia online

Tiepolo, Giovanni Domenico (Venecia, 1727-1804). Pintor y grabador italiano. La vida y obra de Giovanni ­Domenico está sin duda marcada por la influencia de su padre, Giovanni Battista Tiepolo, el último gran representante de la tradición monumental de la pintura veneciana. Entró en el taller paterno en fecha temprana y no lo abandonó hasta su disolución tras la muerte en Madrid de su progenitor. Hasta ese momento Giovanni Domenico, como su hermano Lorenzo, siguió y participó en los encargos de su padre. No obstante, Giovanni Domenico desarrolló paralelamente una obra y una personalidad artística propia que, partiendo de las enseñanzas de su padre, llegó a consolidar una poética personal. De hecho, de 1747 es ya el primer conjunto que se le atribuye, un ciclo de pinturas del Vía Crucis para la iglesia de San Polo de Venecia. Interesante, además, por ser precedente del que pintaría hacia 1771 para la iglesia de San Felipe Neri de Madrid y que conserva el Museo del Prado. El conjugar paralelamente obras propias junto a su participación en el taller paterno va a ser la tónica en los primeros decenios de su trayectoria pictórica. Lo encontramos entre 1750 y 1753 ejecutando junto a Giovanni Battista los frescos de la Würzburg Residenz (Austria) y dando a grabar su famosa serie de estampas La Huida a Egipto. En 1757 trabajó en los frescos de Villa Valmarana en Vicenza, completando con amables escenas populares e idílicas los grandes conjuntos heroicos paternos. En 1762 acompañó a su padre a Madrid, donde participaría en la realización de los frescos de los techos del Palacio Real. De su estancia en España, solo conocemos una obra propia, La conquista del Vellocino de Oro del palacio de La Granja (Segovia). Muerto su padre en 1770, ­Giovanni Domenico regresó a Venecia, donde desarrolló una interesante y exitosa actividad, tal vez la más significativa y personal de toda su trayectoria. Cabría destacar el reconocimiento tributado por la Academia de Pintura de Venecia, nombrándole director entre 1780 y 1783, así como sus frescos para los techos de la sala mayor del Consejo del Palacio Ducal y para los de la villa familiar cercana a Venecia. En esta última, elaboró una serie de pinturas cómicas en las que los protagonistas eran unos grotescos polichinelas realizando actividades cotidianas y populares. De hecho, estos protagonistas de escenas satíricas o cuanto menos irónicas fueron uno de los temas recurrentes de su última producción, ya que a partir de 1785 dejaría de aceptar encargos relevantes. Recordemos, por ejemplo, su álbum de dibujos Divertimenti per li ragazzi. Giovanni Domenico enlazaba de este modo con una tendencia en su etapa inicial y que mostraba una especial sensibilidad por los temas populares y desenfadados que conforman sus obras más apreciadas por la crítica. Subrayemos además su gran habilidad en el dibujo que, junto al grabado, es parte ineludible de su producción, tanto que, en ocasiones, ha desplazado a su pintura. El Prado posee un elenco de interesantes dibujos en los que puede verse su trazo fino, delicado y vibrante no ajeno al magisterio paterno. Los lienzos que pintó a su llegada a Venecia en 1770 para la iglesia de San Felipe Neri de Madrid y que conserva el Museo son de igual modo un importante conjunto dentro de su producción pictórica, y nos desvela uno de sus registros más apreciados, el de su excelencia en la pintura escenográfica y monumental de clara raigambre veneciana, servida por una paleta suntuosa e imaginativa y por un saber compositivo elocuente y dramático.

D. C. D.

Obras

  • La Oración en el Huerto, óleo sobre lienzo, 125 x 142 cm, 1771-1772 [P355].
  • Cristo atado a la columna, óleo sobre lienzo, 124 x 144 cm, 1772 [P356].
  • La Coronación de espinas, óleo sobre lienzo, 124 x 144 cm, 1772 [P357].
  • Caída en el camino del Calvario, óleo sobre lienzo, 124,3 x 145 cm, 1772 [P358].
  • El expolio de Cristo, óleo sobre lienzo, 124,5 x 144,5 cm, 1772 [P359].
  • La Crucifixión, óleo sobre lienzo, 124 x 144 cm, 1772 [P360].
  • El Descendimiento, óleo sobre lienzo, 124 x 142 cm, 1772 [P361].
  • El Entierro de Cristo, óleo sobre lienzo, 124 x 144 cm, firmado, 1772 [P362].
  • Una turca, óleo sobre lienzo, 61 x 47 cm (en dep. en la Embajada de España en Buenos Aires) [P3959]. Copia.
  • Una turca, óleo sobre lienzo, 61 x 47 cm (en dep. en la Embajada de España en Buenos Aires) [P3960]. Copia.
  • Un turco, óleo sobre lienzo, 61 x 47 cm [P3961]. Copia.
  • Un turco, óleo sobre lienzo, 65 x 47 cm (en dep. en el Museo de Bellas Artes de Álava, Vitoria) [P5815]. Copia.
  • El charlatán veneciano, óleo sobre lienzo, 34 x 58,1 cm, h. 1765 (en dep. en domicilio particular, Madrid) [P7804].
  • El mundo nuevo, óleo sobre lienzo, 34 x 58,3 cm (en dep. en domicilio particular, Madrid) [P7805].
  • Centauro con amorcillos, aguada gris, pluma y trazos de lápiz sobre papel blanco, 194 x 268 mm [D1283].
  • Aparición de la Virgen a san Felipe Neri, lápiz negro y pluma sobre papel blanco grisáceo, 588 x 287 mm [D3388].

Bibliografía

  • Gealt, Adelheid M., Giovanni Domenico Tiepolo. Dessins de Pulchinelle, París, Anthese, 1986.
  • Gealt, Adelheid M., y Knox, George, Giandomenico Tiepolo. Maestria e gioco, Milán, Electa, 1996.
  • Knox, George, Giambattista and Domenico ­Tiepolo. A Study and Catalogue Raisonné of the Chalk Drawings, Nueva York, Oxford University Press, y Oxford, ­Clarendon Press, 1980.
  • Mariuz, Adriano, Giandomenico Tiepolo, Venecia, Alfieri, 1971.
  • Mena Marqués, Manuela B., Dibujos italianos del siglo XVIII y del siglo XIX, «Museo del Prado. Catálogo de dibujos», Madrid, Museo del Prado, 1990, t. VII, pp. 141-143.
  • Pedrocco, Filippo, Disegni di Giandomenico Tiepolo, Milán, Berenice, 1990.
  • Shaw, James Byam, The Drawings of Domenico Tiepolo, Londres, Faber and Faber, 1962.
Cristo a la columna
Lupa
Cristo a la columna
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados