Enciclopedia online

Tríptico de la vida de la Virgen [Dirk Bouts]
Hacia 1445, óleo sobre tabla, 80 x 217 cm [P1461].
Se representan cuatro escenas: Anunciación, Visitación, Adoración de los ángeles y Adoración de los Magos. De origen desconocido, la primera noticia que se tiene sobre este tríptico pertenece a la segunda mitad del siglo XVI, formando ya parte de la colección de Felipe II, que la envía a El Escorial en 1584, entre las obras de autor desconocido. Considerado de un pintor anónimo mientras permanece en El Escorial, tras su ingreso en el Prado en 1839, en 1853 Passavant lo atribuye a ­Petrus Christus. En 1925, Friedländer lo considera de Dirk Bouts, al que ahora se le adscribe de forma unánime. Realizado hacia 1445, este tríptico del Prado se considera la primera obra conservada de la mano de Dirk Bouts y muestra ya un estilo similar al de las pinturas que ejecutó después, excepción hecha del canon de sus figuras, mucho más corto en el tríptico de la pinacoteca madrileña que en las obras posteriores. Prescindiendo del interés que Bouts siente por el paisaje desde el principio, lo que resulta más digno de reseñar en la obra del Museo son las formas ovales de los rostros de sus figuras, como se constata en el de la Virgen, que evidencia la simplificación de volúmenes de que hacen gala los pintores de los Países Bajos del Norte. Dirk Bouts recibe otros influjos al instalarse en los Países Bajos del Sur -entre 1444 y 1448 debe estar ya en ­Lovaina, donde morirá en 1475-. Desde el principio -como aquí se constata-, las obras de Dirk Bouts evidencian la forma peculiar de ­traducir el mundo que le rodea, transmitiendo a sus figuras poco expresivas, sumidas en un silencio meditativo y con sus movimientos detenidos, una sensación de recogimiento, que se aleja de la fuerte emotividad de ­Roger van der Weyden y de la monumentalidad de Jan van Eyck, cuyo arte conoció y de los que se sirvió en la síntesis personal de su estilo. Pese a la fecha temprana en que Bouts ejecuta este tríptico del Prado, toma de Van der Weyden algunos esquemas compositivos, como la arquitectura pintada que simula una portada con arquivolta esculpida, que este último había ideado pocos años antes para el Tríptico de Miraflores (Gemäldegalerie, ­Berlín), o la composición de la Visitación que deriva de la Visitación (Museum der Bildenden Künste, Leipzig). Sin duda, en estos primeros años de la carrera de Bouts, la influencia eyckiana -mitigada después- constituye la base principal de su lenguaje pictórico. Igual que el pintor brujense, en el tríptico del Prado, Bouts diferencia las distintas materias como los cabellos o los tejidos -perceptibles en el arcángel ­Gabriel de la Anunciación-, emplea la luz como factor de unidad, dota a las diferentes escenas de una atmósfera dorada y de un modelado vigoroso. También es digna de reseñar la atención que presta a los rostros y manos de las figuras, como se constata en el ­primero de los ­Magos que se arrodilla ante el Niño en la Adoración de los Magos, con la cara llena de arrugas y las venas de las manos marcadas, igual que Isabel en la Visitación. Pese a que esta obra de Dirk Bouts parece un políptico compuesto por cuatro tablas -tantas como escenas-, es un tríptico formado por tres paneles. En el central se representan dos escenas de la misma dimensión que las laterales -la Visitación y la Adoración del Niño por los ángeles-, separadas por una columna pintada de mármol rosáceo. Tanto éstas como las que se incluyen en los paneles laterales -la Anunciación en el izquierdo y la Adoración de los Magos en el derecho- muestran un marco arquitectónico que evoca la entrada de un pórtico. Aun cuando los arcos tienen forma semicircular, los pórticos son góticos como las chambranas y otros elementos decorativos propios de este estilo, que aluden a la nueva ley que comienza tras el anuncio del arcángel Gabriel a María. En las arquivoltas se representan pasajes del Antiguo y del Nuevo Testamento -seis en cada escena-, que refuerzan esta idea. Bouts transforma aquí los pórticos poco profundos que Van der ­Weyden había dispuesto en el Tríptico de Miraflores por otros más profundos. En la obra del Prado, los pórticos delimitan un primer plano y detrás de él se incorporan las figuras. De este modo, éstas no están encuadradas por las arquitecturas, sino que se ven a través de ellas, integrándose así en el espacio que las rodea, de forma que se produce una distancia entre el espectador y los personajes pintados. Sin duda, la Anunciación constituye un buen ejemplo del modo de hacer de Bouts. En ella el pintor sitúa al arcángel Gabriel y a la Virgen dentro de la estancia, si bien de manera que el manto de María invade el umbral del pórtico, igual que el sombrero del primer Mago arrodillado ante el Niño Jesús en la Adoración de los Magos. Otro aspecto característico de su arte -patente también en la Anunciación- es el modo en que dispone ese interior, construido geométricamente, pero también gracias a la luz como Van Eyck, al que evocan algunos de los objetos representados -entre ellos la lámpara-, alusivos a la virginidad de María o a su misión redentora. Y también evoca el arte eyckiano la forma de representar el paisaje en la Adoración del Niño por los ángeles y Adoración de los Magos, con las colinas redondas pobladas de árboles bajos.

Pilar Silva Maroto

Bibliografía

  • Bermejo Martínez, Elisa, La pintura de los primitivos flamencos en España, 2 vols., Madrid, Instituto Diego Velázquez, csic, 1980, pp. 34-36.
  • Friedländer, Max Julius, Die altniederlandische Malerei. Dieric Bouts und Joos van Gent, ­Berlín, Paul Cassirer, 1925, t. III, pp. 34-36.
  • Friedländer, Max Julius, Early Netherlandish Painting. Dieric Bouts and Joos van Gent, ­Leyden, A. W. Sijthoff, y Bruselas, La Connaissance, 1975, t. III, p. 22.
  • Passavant, Johan David, Die christliche Kunst in Spanien, Leipzig, R. Weigel, 1853.
  • Silva Maroto, Pilar, «Le dessin sous-jacent du ­Retable de la vie de la Vierge de Dirk Bouts au musée du Prado», Bouts Studies. Procceding of the International Colloquium, Leuven, Sterling Va., Peeters, 2001, pp. 357-369.
  • Zarco del Valle, J., «Inventario de las alhajas, pinturas y objetos de valor y curiosidad donados por Felipe II al monasterio de El Escorial (1571-1598)», Boletín de la Real Academia de la Historia, 97, n.º 1262, Madrid, 1930, p. 54.
Tríptico de la vida de la Virgen [Bouts]
Lupa
Tríptico de la vida de la Virgen [Bouts]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados