Hoy en el Museo

10.00hFormación profesorado. Cursos para profesores

11.00hTaller de dibujo para niños

12.30hUna obra. Un artista

16.00hUna obra. Un artista

17.30hUna obra. Un artista

18.30hConferencia

Ver todo el calendario

Redes

Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Valsaín, Real Sitio de. El «bosque de Segovia» o real sitio de Valsaín, era un cazadero muy utilizado por los monarcas castellanos medievales, y en especial por los últimos Trastamara; Enrique IV mandó construir una «Casa del Bosque» que Carlos V ordenó a Luis de Vega reedificar por completo; su sobrino Gaspar de Vega terminó las obras ya bajo Felipe II, quien dio a este pintoresco edificio su peculiar carácter con sus altas techumbres y chapiteles empizarrados al modo de Flandes. Dos italianos, Francisco Matía del Buyno y Benito Rabuyate, trabajaron entre 1557 y 1558 en la capilla, y otras «muchas obras en el Bosque de Segovia», pero lo más curioso de la decoración pictórica encargada por Felipe II para este palacio veraniego era el ciclo de escenas bélicas que decoraban la galería llamada de San Quintín, antecedente directo de la sala de las batallas en El Escorial. Dos correspondían a dicho famoso combate, y seis a otros de la misma campaña bianual, junto con otro cuadro costumbrista flamenco, y cuatro de asunto religioso, según un inventario de 1568. En la galería de los espejos había nueve vistas: siete de ciudades flamencas y dos de casas de campo, realizadas por Cristóbal de Velasco que, por tanto, copiaría estampas o dibujos. Otros pintores fueron Juan de Cervera (que era también dorador) y Rodrigo de Holanda, que «fue enviado al Bosque de Segovia para pintar çiertos lienços», posiblemente los de las batallas. También trabajó aquí Fabricio Castello, hijo del Bergamasco. Nada de esto se conserva, pues en 1686 el palacio sufrió un incendio del que nunca se recuperó, aunque subsisten algunos elementos y una torre que merecerían salvarse de la ruina que durante el siglo XX se aceleró.

José Luis Sancho

Bibliografía

  • Martín González, María Ángeles, El Real Sitio de Valsaín, Madrid, Alpuerto, 1992.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados