Enciclopedia online

Venus, Adonis y Cupido [Aníbal Carracci]
Hacia 1590, óleo sobre lienzo, 212 x 268 cm [P2631].
El asunto procede directamente del relato de Ovidio (Metamorfosis, X, 522-528). Adonis, que parte para la caza con sus perros, se despide de Venus. Cupido, que ha herido ligeramente el seno de su madre con su flecha al abrazarla, señala al espectador la herida -causa del amor apasionado- y de las desdichas sucesivas. El lienzo procede de la colección del marqués Giovan Francesco Serra, noble genovés al servicio de España que participó en innumerables episodios militares y murió en el mar, en un encuentro desgraciado de la galera en que via­jaba -con don Juan José de Austria-, con unas carabelas turcas en 1656. Sus colecciones, muy ricas en obras de arte de los siglos XVI y XVII, fueron puestas en venta por sus descendientes en 1664. Algunas de ellas -las más notables- fueron adquiridas para Felipe IV, y en su mayor parte se encuentran en el Prado. Una de ellas es esta Venus y Adonis, descrita en el inventario como «famosa» y «di mano de Aníbal Carracci fatta di lui ad emulatione di quella di Tiziano». Al llegar al Alcázar, se colocó en la ­galería del cierzo, donde se inventaría en 1666, tasada en 1 000 ducados de plata. Allí continuaba cuando Cosme de Médicis visita Palacio y se señala especialmente en los inventarios de 1686 y 1700. Salvada del incendio de 1734, se trasladó a la Armería, y luego al Palacio Nuevo, donde se le añadieron dos bandas de tela que modificaron algo sus dimensiones; después pasó a las salas cerradas de la Academia de San Fernando en la que se recluyeron las obras de desnudo, consideradas obscenas por el escrúpulo de Carlos III y salvadas del fuego por la inteligente mediación de Mengs. De allí pasó al Prado en 1827, pero en 1883 se depositó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid, donde estuvo hasta 1936. Devuelta al Museo, permaneció en el almacén hasta que, estudiada adecuadamente, se mostró en la exposición de 1970 y se incorporó al catálogo general del Prado en la edición de 1972. Es obra capital, sobre cuyo emplazamiento cronológico no hay unanimidad. Se la ha supuesto tanto de hacia 1588-1590, muy próxima a la experiencia ­veneciana, deudora sobre todo de Veronés y Tiziano, como de hacia 1594 e incluso 1599, viendo ya en ella aires romanos en su indudable monumentalidad. De hecho, el perfil de la diosa tiene algo de medalla clásica y la composición, que fue muy estudiada, muestra una opulencia y una sensualidad que ya parecen anunciar a Rubens, incluso en la disposición diagonal de la figura principal. Existen dibujos preparatorios en la Academia de San Fernando, los Uffizi y el British Museum. Una copia, en el Kunst­historisches de Viena fue considerada original hasta la publicación en 1965 del original. Luigi Scaramuccia grabó una estampa reproduciéndola en 1635, y en el siglo XVIII, Esteve grabó el Cupido con el título Amor maligno, por dibujo de José Camarón en 1803.

Alfonso E. Pérez Sánchez

Bibliografía

  • Pérez Sánchez, Alfonso E., Pintura italiana del siglo XVII en España, Madrid, Fundación Valdecilla, 1965.
  • Posner, Donald, Annibale Carracci. A Study in the Reform of Italian Painting around 1590, Londres, Phaidon Press, 1971.
  • Vannugli, Antonio, La Collezione Serra di Cassano, Salerno, Edizioni 10/17, 1989.
Venus, Adonis y Cupido[Carracci]
Lupa
Venus, Adonis y Cupido[Carracci]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados