Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Venus y Cupido [José Ginés]
Hacia 1807, mármol, 158 x 58 x 40 cm [E572].
Se trata de una de las obras clave de este escultor, considerada probablemente su mejor y más bella creación neoclásica y una de las más representativas del neoclasicismo español. La obra, también conocida como La Venus de mármol, perteneciente a la colección real y realizada por encargo del rey Car­los IV, estuvo ubicada en la «casa del Casino de Aranjuez», pensada, al parecer, para una fuente en la Casa del Labrador. Permaneció depositada en la Academia de San Fernando según indica el memorial que el propio escultor presentó a la Academia en julio de 1814 «para salvarla de la rapiña de los Enemigos»; en 1894 pasó al Museo de Arte Moderno, y posteriormente fue depositada en el Museo Municipal de San Telmo en San Sebastián, en 1911, hasta su reciente restitución a las colecciones permanentes del Prado. Esta escultura es reflejo de su calidad artística y del dominio de un excelente modelado, por lo que resulta una obra de gran elegancia, severidad en las formas y tersura de superficies, resumen de un arte depurado y de su propia madurez artística. En definitiva, materializa el gusto neoclásico por el desnudo como tema iconográfico principal, siempre reposado y sereno, que busca la belleza como finalidad, que no expresa sentimientos sino que busca el canon clásico idealizado, y que se centra en el mármol como material de mayor nobleza. Muestra la gran versatilidad del escultor capaz de esculpir destacadas obras de estatuaria de gran delicadeza como la que nos ocupa, lo que contrasta con sus facultades para realizar escenas dramáticas y de desgarradora expresividad como el conjunto de la Degollación de los Inocentes que le llevó diez años de trabajo y por el que también es muy conocido. Estas capacidades fueron reconocidas con nombramientos como los de escultor de cámara honorario en 1794 (satisfecho el rey tras la elaboración del conjunto de la Degollación), estuquista del Real Palacio en 1799, académico de mérito en 1814 y director de la Academia en 1817.

Leticia Azcue Brea

Bibliografía

  • El siglo XIX en el Prado, cat. exp., Madrid, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 386-388.
  • Fuster, Joaquín, José Ginés. Escultor de cámara honorario de Carlos IV. Primer escultor de cámara de Fernando VII (1768-1823), Confederación Española de Caja de Ahorros, 1980.
  • Pardo Canalís, Enrique, Escultores del siglo XIX, Madrid, Instituto Diego Velázquez, CSIC, 1951.
  • Serrano Fatigati, Enrique, Escultura en Madrid desde mediados del siglo XVI hasta nuestros días, Madrid, 1912.
Venus y Cupido [Ginés] Detalle
Lupa
Venus y Cupido [Ginés] Detalle
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados