Hoy en el Museo

00.00hCurso Grandes Obras del Museo del Prado online. Exclusivo para Amigos del Museo

11.00hItinerario didáctico

11.30hLa obra invitada

16.30hLa obra invitada

17.00hItinerario didáctico

Ver todo el calendario

Redes

Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Wertmüller, Adolf Ulrik (Estocolmo, 1751-Wilmington, Estados Unidos, 1811). Pintor sueco. Con veinte años ingresó en la Academia de Pintura de Estocolmo y un año después marchó becado a París, donde aprendió el estilo francés de Joseph-Marie Vien, artista con el que viajó a Roma en 1775 para terminar su formación. Cuatro años después se instaló en Lyon y, gracias a su compatriota Cogell, consiguió encargos de las personalida­des más relevantes de la ciudad. En 1781 fue admitido como académico en París y expuso sus obras en el Salón oficial; desde entonces, conseguida la fama, se convirtió en retra­tista de la reina María Antonieta. A causa de las tensiones sociales que se vivían en la capital francesa durante los meses previos a la Revolución de 1789, decidió trasladarse a Burdeos, donde continuó su actividad como retratista, pero ante la oferta del conde de Rechteren, ­embajador de Holanda en Madrid, de pintar a los reyes de Espa­ña, viajó a la corte madrileña en 1790. Aunque ­durante los cuatro años que vivió en España nunca llegó a retra­tar a sus soberanos, recibió numerosos encargos de la aristocracia y la alta burguesía, trabajando entre la capital y Cádiz. En 1794 se embarcó para Estados Unidos, y se convirtió en uno de los mejores artífices del joven país. Sin embargo, una enfermedad en la vista le obligó a retirarse de la pintura. La pareja de ­retratos que conserva el Museo del Prado, adquiridos por la Junta del Tesoro Artístico en 1932, representa a los embajadores de Holanda en España, el citado conde Jacobo de Rechteren y a su esposa doña Concepción Aguirre y Yoldi. Wertmüller realizó estos retratos de medio cuerpo nada más llegar a Madrid, a modo de carta de presentación de su estilo academicista, propio del neoclasicismo imperante, y su técnica impecable, abundante en detalles, que, sin duda, le posibilitó otros encargos.

I. A.

Obras

  • Retrato del conde Jacobo de Rechteren, óleo sobre lienzo, 62 x 52 cm, firmado, 1790 [P2225].
  • Retrato de doña Concepción Aguirre y ­Yoldi, óleo sobre lienzo, 62 x 52 cm, firmado, 1790 [P2226].

Bibliografía

  • Baticle, Jeannine, «Wertmüller et l'Espagne, fragments de `diario' inédits», Hommage à E. Orozco Díaz, Granada, 1979.
  • Bottineau, Ives, «La pintura francesa en la corte de España durante el siglo XVIII», El arte europeo en la corte de España durante el siglo XVIII, Madrid, Ministerio de Cultura, 1980.
  • Lundberg, G. W., Le peintre suédois de Marie-Antoinette, Adolf Ulrik Wertmüller à Bordeaux 1788-1790, Burdeos, 1970.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados