La sublevación militar del 18 de julio de 1936 contra el Gobierno de la República, inicia la Guerra Civil española. En septiembre, tras unas trágicas y convulsas semanas en las que se definen las líneas del frente entre las zonas leales y las insurgentes —así como las posiciones internacionales ante la guerra—, los nacionales concentran sus fuerzas en la toma del Madrid republicano. La capital, bombardeada de modo esporádico desde finales de agosto, sufrirá desde noviembre el asalto a la ciudad; el día 6 del mismo mes, el Gobierno traslada su sede a Valencia. Las enconadas batallas se prolongan durante más de tres meses. El frente entre ambos bandos queda fijado en el borde oeste de la ciudad y se mantiene casi inmóvil durante los dos años siguientes, hasta el 28 de marzo de 1939, tres días antes de declararse el fin de la guerra. Durante este tiempo, Madrid vivió en permanente cerco parcial, sometido a una guerra de desgaste, con falta de suministros y continuos bombardeos.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados