J. Laurent y Cia., El Grafoscopio, Museo Nacional del Prado

22 de junio - 26 de septiembre de 2004

Comisarios
José Manuel Matilla y Javier Portús



La fotografía constituye desde mediados del siglo XIX un ineludible punto de referencia para el conocimiento del pasado, al que no escapa la historia del Museo del Prado. El modo en que ésta ha quedado plasmada a través de la cámara es el objetivo de esta muestra, en la que por primera vez se presentan las colecciones fotográficas del Museo, en las que se pueden apreciar los cambios de los criterios de exposición, desde su apertura en 1819 hasta la primera ampliación arquitectónica iniciada en 1913 y concluida en 1920. Las fotografías también revelan el modo en que se difundió nacional e internacionalmente la fama del Museo hasta hacer de él una de las más importantes y conocidas pinacotecas del mundo.

A este conocimiento del Museo contribuyó notablemente J. Laurent y Cía., la mayor empresa de fotografía de cuantas existían en España, cuyo archivo, con vistas y monumentos del país, era equiparable en su género a los más importantes de Europa. La actividad de Jean Laurent está documentada en España desde 1856, y en 1863 aparece con el nombre de J. Laurent y Cia. Desde esta fecha comenzó a fotografiar las pinturas del Prado, haciéndolo en exclusiva entre 1879 y 1890, lo que convirtió sus catálogos, editados en Madrid y París, en un obligado instrumento para el estudio y difusión internacional del patrimonio artístico español.

El núcleo de la muestra gira en torno a la obra que da nombre a la exposición: El Grafoscopio, una máquina a rotación manual en la que se insertaba una vista panorámica continua de la Galería Central del Museo del Prado, realizada por J. Laurent y Cía. entre 1882 y 1883. Se trata de la única máquina de estas características que se conoce en la actualidad y constituye un objeto de excepcional importancia por su valor documental y artístico. La fotografía que se incluye en el mecanismo, de unos 30 cm. de alto y 1.041,5 cm. de longitud, se compone de 72 tomas numeradas, positivadas en papel albúmina, pegadas sobre un soporte de tela de algodón.

El panorama muestra la Galería Central del Museo, en la que colgaban los lienzos más importantes de las escuelas española e italiana, excepción hecha de los que se exponían en la Sala de la Reina Isabel, donde se concentraban algunas de las más destacadas obras del Museo. Las pinturas ocupaban prácticamente la totalidad de los muros, desde el zócalo hasta la cornisa superior, e incluso sobre ésta. La disposición de las obras, si bien se articulaba alrededor de estas dos grandes escuelas nacionales, no entraba en subdivisiones regionales ni obedecía a estrictos criterios cronológicos, por lo que era muy frecuente encontrar una mezcla de cuadros tendente a llenar por completo las paredes, rellenando los huecos entre las pinturas principales con lienzos secundarios de menor formato, la mayor parte de las veces agrupadas solo según criterios de simetría. A la Galería Central se accedía por una sala, denominada de los Contemporáneos, en la que colgaban los más importantes cuadros de Goya junto a obras de pintores españoles del siglo XVIII y del siglo XIX. El primer tramo de Galería estaba dedicado a los pintores españoles de los siglos XVI y XVII, con una presencia destacada de Ribera, Murillo y Velázquez, ocupando este último los espacios principales más próximos a la Sala de la Reina Isabel. El segundo tramo albergaba los lienzos de la escuela italiana. Su espacio principal lo ocupaban cuadros de Rafael, y tras éstos, un gran conjunto de lienzos de Tiziano y de otros maestros de la escuela veneciana, y a continuación un heterogéneo conjunto de artistas italianos, sobre todo de la escuela boloñesa.



El conjunto del Grafoscopio, máquina y fotografía, han sido restaurados con motivo de esta exposición.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados