Paisaje con las tentaciones de San Antonio Abad, Claudio de Lorena

La campaña de adquisición de obras de arte para decorar el palacio del Buen Retiro incluyó también un número notable de paisajes, pintados para la ocasión por artistas activos en Roma durante la década de 1630. Estas pinturas fueron comisionadas por el marqués de Castel Rodrigo, embajador de Felipe IV en la Ciudad Eterna (1632-1641). Él fue el principal responsable de la elección de los artistas.

Se encargaron al menos dos series de pinturas: un ciclo de panorámicas campestres con anacoretas (alrededor de veinticuatro obras), en su mayor parte enviadas desde Roma en 1639, y un conjunto de paisajes bucólicos o pastorales (al menos diez) que llegaron a España hacia 1641. En su realización participaron algunos de los mejores paisajistas del momento, como Claudio de Lorena, Nicolás Poussin, Jan Both, Jean Lemaire, Herman Swanevelt o Gaspard Dughet. El encargo fue uno de los más significativos y mejor articulados de la pintura europea de paisajes del siglo XVII.

En Madrid, los cuadros se instalaron en una pieza ubicada en el ala oeste del Buen Retiro, que se conocía como "Galería de los Paisajes".

En la sala 2 del Museo del Prado se exhibe una selección de paisajes que también formaba parte de este grupo.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados