La Virgen del Divino Amor Rafael y taller (¿Gianfrancesco Penni?) Óleo sobre tabla, 140 x 109 cm. h. 1516. Nápoles, Museo di Capodimonte

La exposición arranca en 1513, cuando Rafael ya llevaba trabajando en Roma cinco años decorando las estancias vaticanas. Con el cambio del pontificado, Rafael asume un nivel mayor de encargos tanto del Papa como de sus benefactores, y empieza entonces a rodearse de ayudantes. Su taller fue, posiblemente, el mayor de los formados hasta entonces bajo el magisterio de un único gran maestro de la pintura. La muestra enfrenta al espectador con el resultado de la eficiencia de ese taller, liderado por la gran versatilidad de Rafael, quién, además de pintor de pinturas de caballete –el objeto de la muestra- fue pintor de frescos, diseñador de cartones para tapices y arquitecto.

Rafael en el Vaticano

Rafael llegó a Roma en 1508 junto con otros artistas italianos y del norte de Europa para decorar las estancias vaticanas. El Papa Julio II le encargó la decoración de la Estancia de la Signatura (1508-1511), de la que forma parte entre otras, la afamada obra la Escuela de Atenas, así como la Estancia de Heliodoro (1512-1514), utilizada como sala de audiencias del Papa. En 1514, tras la muerte de Bramante, pasa a convertirse en el arquitecto de San Pedro.

Posteriormente, ya en el papado de León X, decoraría la Estancia del Incendio del Borgo (1514-1517) y llegaría sólo a diseñar la Estancia de Constantino (1517-1525) siendo la decoración realizada por sus discípulos Giulio Romano, Gianfrancesco Penni y Raffaellino del Colle.

Además de las estancias, llevó a cabo una serie de diez cartones para tapices sobre las vidas de San Pedro y San Pablo para la Capilla Sixtina, la galería del cardenal Bibbiena y la Sala de los Palafreneros. Junto a las Estancias la obra más importante de Rafael en el Vaticano fueron las Logias (1519), una gran galería de trece tramos pintada al fresco con escenas del Antiguo y el Nuevo Testamento concluidas alrededor de 1518.

Fuera del Vaticano

Agostino Chigi, tesorero del Papa y uno de los grandes patronos de Rafael fuera del Vaticano, le encargó varios frescos para decorar su la Villa Farnesina, entre los que se encuentran El triunfo de Galatea y la decoración de la Galería de Psique, que llevó a cabo junto con su taller. También trabajó para Chigi en dos capillas funerarias, decorando al fresco la de Santa María della Pace y diseñando, construyendo y decorando una nueva capilla unida a Santa María del Popolo.

Por su parte, Segismondo dei Conti, el historiador pontificio, le encargó un retablo conocido como la Virgen de Folign, para la basílica de Santa María en Aracoeli.

Como arquitecto, además de su labor en San Pedro, se dedicó a la construcción de la Villa Madama, que no llegó a concluirse. Diseñó tres palacios en Roma, entre ellos el del protonotario apostólico Giovanni Battista Branconio dell’Aquila y dejó proyectada una lujosa casa para sí mismo, en un solar de esquina de la via Giulia.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados