Raimundo de Madrazo, Ramón de Errazu. Óleo sobre tabla, 216x88 cm.

Apenas conocido hoy a pesar de la proyección que tuvo en vida como rico propietario y persona amante de las artes, Ramón de Errazu y Rubio de Tejada perteneció a una familia de grandes empresarios españoles que hicieron fortuna en México.

Procedente de una familia oriunda del País Vasco, Ramón de Errazu nació el 28 de julio de 1840 en San Luis de Potosí (México), donde se había establecido su padre tras entrar en los negocios emprendidos por el suyo, Cayetano Rubio. El abuelo de Ramón, Cayetano, había sido uno de los fundadores de la industria mexicana textil y salinera, y fue el primero de la familia que ejerció el mecenazgo de las artes.

El padre de Ramón, igualmente próspero comerciante, había establecido su residencia en México, en la ciudad en la que nacería su hijo, San Luis de Potosí, pero cuando Ramón contaba 12 años decidió instalar su residencia en París. Allí, Ramón siguió los usos de la clase social más prominente, cultivando desde joven el gusto por lo refinado que le caracterizaría en sus aficiones y de forma muy evidente en el vestir.

Desde muy joven, Ramón se introdujo en la empresa familiar contribuyendo al asentamiento del negocio salinero con continuos viajes a México. Sin embargo, la mayor parte del tiempo lo pasaba en París donde formaba parte de la cúspide del grupo social más adinerado entre los hispanoamericanos afincados en la capital francesa. Siguiendo los usos burgueses, adquirió una bodega propia, era aficionado a los caballos y perteneció al club parisino más distinguido de la época. Su interés por la pintura podría deberse también a la consideración del coleccionismo como otro rasgo de distinción social pero parece indudable que su amistad con Raimundo de Madrazo y con su cuñado, también coleccionista, tuvieron una influencia decisiva tanto en su gusto como en la formación de su colección.

Ramón de Errazu murió en París el 17 de octubre de 1904. Ramón había designado a su hermano Luis como heredero universal, nombrándole también su albacea testamentario, pero a la muerte de éste la fortuna de la familia se dispersó. Además del retrato del propio Ramón de Errazu, en el Prado se conserva el de la otra hermana mayor de la familia, Manuela de Errazu, legado por el hijo de ésta, Joaquín Irureta Goyena, y pintado también por Madrazo.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados