Anatomías comparadas (Sala 55 B), Alberto Durero, Adán y Eva, MNP, Esqueleto de serpiente, MNCN - CSIC, Foto: Pedro Albornoz/Museo Nacional del Prado

Sala 55 B

Esqueleto de serpiente - Eva de Alberto Durero (sala 55 B)

La Eva de Alberto Durero es una obra marcada por la presencia amenazante y seductora de la serpiente que, según el Génesis, condensa la tentación y el pecado. Ante ella, un esqueleto de este animal parece dar vida a la criatura bíblica a través de sus restos óseos recompuestos.

El ejemplar fue reconstruido para ser utilizado como material didáctico en el estudio de la anatomía animal. Aquí yace otro vínculo con la obra de Durero, también relacionada con el estudio científico de la anatomía, en este caso humana, durante el Renacimiento. La elección de la postura de la serpiente por parte de sus montadores, que realizaron el trabajo a mediados del siglo XIX, tiene una ambición estética y no sólo científica. Las curvas que dibuja se hacen eco de la sinuosidad y sensualidad de las figuras de Durero y su aspecto despojado incide en el carácter enigmático que este animal tiene en la pintura.

La historia traza otro vínculo entre la pareja de Durero y la serpiente como animal que representa lo prohibido y lo peligroso: el propio Carlos III, tras pensar en quemar ambos cuadros, mandó ocultarlos. Fueron conservados durante años para su uso exclusivo con fines de estudio anatómico. El conjunto presentado es así una suerte de propuesta de anatomías comparadas.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados