Un pescado peregrino (Sala 51), Pedro Juan Tapia, Tortuga laúd, MNP, Fanal con cráneo de tortuga, MNCN

Sala 51

Fanal con cráneo de tortuga - Tortuga laúd de Pedro Juan Tapia (sala 51)

La obra de Pedro Juan Tapia, Tortuga laúd, ha sido exhumada de los almacenes del museo expresamente para esta presentación. Junto a ella, Miguel Ángel Blanco ha situado un fanal con un cráneo de tortuga expandido, estableciendo un diálogo entre realidad y representación, pasado y presente de un mismo elemento vivo.

La obra de Tapia fue encargada para el gabinete de curiosidades de Felipe II, un rey que no desdeñó el coleccionismo de naturaleza entre los importantes conjuntos de objetos valiosos que acumuló en el Escorial. Cuando no se podía conseguir un ejemplar codiciado, cuadros como éste venían a suplir su ausencia.

La presencia pacífica de la tortuga pintada contrasta con el aspecto amenazante de su cráneo bajo el vidrio; lo que parece señalar una posible etimología de la palabra Tortuga: la tartaruca, habitante del Tártaro, es decir, del infierno. Una oscura reputación procedente de su aspecto arcaico y taciturno que, sin embargo, no está presente en otras culturas. En Japón, por ejemplo, es considerado un animal celestial, símbolo de longevidad, protección, riqueza y prosperidad.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados