Gallo muerto, Gabriël Metsu. Óleo sobre tabla, 57 x 40 cm. ca. 1659-1660. Madrid, Museo Nacional del Prado

La llegada de la nueva dinastía de los Borbones coincidió con el cambio de siglo y con un giro en el gusto artístico. Felipe V e Isabel de Farnesio, ambos pasionados coleccionistas, trajeron consigo el interés por los cuadros de gabinete flamencos y holandeses que entonces imperaba en las diferentes cortes europeas. Como consecuencia ingresó en las Colecciones Reales un elevado número de cuadros fl amencos y, aunque en menor grado, holandeses, que sus sucesores no hicieron sino incrementar.

En la exposición se muestra una selección de los cuadros holandeses reunidas por los sucesivos monarcas de la Casa de Borbón. Abarca todos los géneros propios de la escuela: marinas, paisaje invernal, escenas de género, bodegones, cacerías, batallas y pinturas de historia.

A éste último género pertenece el cuadro de Rembrandt Judit en el banquete de Holofernes (antes conocido como “Artemisa”), que fue adquirido por Carlos III. Es una de las obras maestras del Museo del Prado y la única pintura del gran maestro holandés, hoy aceptada por todos los especialistas, que se conserva en nuestro país.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados