Thomas Hiepes, Florero con cuadriga vista de frente 1643. Óleo sobre lienzo, 115 x 86 cm.

 El Museo del Prado dedica una exposición especial a los cuarenta bodegones españoles que el Ministerio de Cultura adscribió a sus colecciones el pasado mes de julio tras su aceptación por parte del Ministerio de Hacienda como dación en pago de impuestos de BBVA.
El título de la exposición, Lo fingido verdadero, está tomado de una comedia de Lope de Vega en la que, al igual que ocurre con la naturaleza muerta, se reflexiona sobre la realidad y su representación y sobre cómo ésta puede llegar a convertirse en una segunda realidad.

La colección está expuesta siguiendo un agrupamiento que combina el criterio tipológico con el cronológico. Entre las obras más significativas destacan las de Van der Hamen, Espinosa, Labrador, Camprobín o Arellano, que se exhiben de manera singularizada. El recorrido de la exposición se inicia con una selección de cuadros de pequeño formato que reproducen frutas o flores copiadas probablemente del natural, con representaciones de racimos de uvas, una de las tipologías más antiguas del bodegón español. Más adelante se exhibe una amplia sección de “bodegones de mesa” y el recorrido culmina con la pintura de flores. Como complemento, el público podrá completar la visión del género de la naturaleza muerta visitando la sala colindante a la exposición dedicada al bodegón del siglo XVII.

Los cuarenta bodegones que componen la muestra están realizadas por diecinueve autores españole, y muestran aspectos importantes del devenir del género desde principios del siglo XVII hasta mediados del XIX. Conforman un conjunto irrepetible que permite asistir a buena parte de la historia de la naturaleza muerta en España. La colección incluye algunas obras maestras del género como el Bodegón con alcachofas y ciruelas firmada en 1627 por Juan Van der Hamen. El conjunto se completa con otras obras excepcionales de Juan Fernández “El Labrador”, Juan de Espinosa, Tomás Hiepes, Pedro Camprobín, Juan de Arellano, Luis Meléndez y de ejemplos de extraordinaria calidad de otros diez artistas no representados hasta ahora en el Prado.

La evolución del género del bodegón o la naturaleza muerta en la pintura española desde el siglo XVI hasta el XX es uno de los capítulos más singulares de la pintura europea moderna y contemporánea. Con la adquisición de la colección Naseiro, el Museo del Prado se convierte en la referencia indiscutible en la materia con la presencia de la práctica totalidad de los maestros que han abordado este género desde los precursores como Sánchez Cotán hasta Goya.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados