San Juan escribiendo el Apocalipsis. Martín de Vos. Óleo sobre tabla, 240 x 170 cm. Segunda mitad s. XVI. Tepotzotlán, Estado de México, Museo Nacional del Virreinato, INAH.

Tras el primer contacto con América a finales del XV, el siglo XVI es el momento álgido de la expansión territorial española y portuguesa por el continente.Se creó una compleja estructura administrativa, se fundaron nuevas ciudades, y llegó una abundante población procedente de la Península Ibérica y otras zonas europeas. Entre los nuevos pobladores había numerosos artistas, que trajeron técnicas, estilos y fórmulas compositivas aprendidas en Europa, y pondrían las bases para el desarrollo de las artes plásticas y la arquitectura en Iberoamérica. Fue un proceso lento, que se consolidó durante las últimas décadas del siglo, y en el que participaron artistas de Italia, Flandes y España.

Esa variedad permitió que el arranque de la historia de la pintura en Iberoamérica fuese muy rico, y reflejara las principales tendencias del arte europeo. Así lo atestiguan las obras de esta sección, realizadas por pintores nacidos en Europa, como el jesuita italiano Bernardo Bitti, que en 1575 se estableció en Cuzco; el español Alonso Vázquez, que después de contribuir al desarrollo del manierismo en Andalucía se trasladó a México en 1603; o el también italiano Mateo Pérez de Alesio, que trabajó en Lima desde 1588. Otros pintores enviaron sus obras, como Martín de Vos.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados