El encuentro entre Abraham y Melquisedec una vez retirado los añadidos no originales. La obra estaba separada en tres partes, una junta de panel y una grieta. Fase previa a la unión de los distintos segmentos

El proceso de restauración aborda en primer lugar la limpieza de todas las tablas, atendiendo a la singularidad de cada una de ellas y a su diferente estado de conservación, con el fin de recuperar la unidad del conjunto. Esta limpieza consigue desvelar bajo suciedades, barnices oxidados y restauraciones antiguas, la técnica suelta y directa de Rubens en unas obras con una magistral combinación de recursos pictóricos.

Tras ello, la reintegración pictórica no sólo corrige las pérdidas de las grietas, también vela pequeñas abrasiones que impedían la correcta lectura de las obras. La completa reconstrucción de algunas lagunas es posible gracias a la amplia documentación histórica conservada (copias de David Teniers III, cartones y tapices conservados en las Descalzas Reales).

Finalmente un ligero barnizado resalta la intensidad de los colores, la riqueza de las texturas y unifica los brillos de las fisuras.

Con la restauración, estas pinturas recuperan su colorido, su luz y su potencia compositiva como secuencias que discurren tras un escenario arquitectónico.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados