La Inmaculada Concepción de Aranjuez , Bartolomé Esteban Murillo. Óleo sobre lienzo, 222 x 118 cm, 1670 – 1680, Madrid, Museo Nacional del Prado

Las obras de la primera época se agrupan bajo los epígrafes Retrato y poder: reyes y bufones, La mitología como lenguaje del poder, Pintura y religión, y La sociedad civil: La naturaleza muerta.

Esta sección muestra el arte cortesano, que se ve representado por los retratos de Isabel Clara Eugenia y Magdalena Ruiz de Sánchez Coello y Felipe IV en traje de cazador de Velázquez, entre otros; la pintura religiosa a través de La Inmaculada Concepción de Aranjuez de Murillo o Cristo muerto sostenido por un ángel de Alonso Cano; y, el bodegón que se ve ampliamente retratado por obras de Juan van der Hamen y León, Luis Meléndez o Juan de Arellano.

El rango de temas cultivados por los artistas españoles no se reduce a la religión y al retrato cortesano. El resto de los géneros difundidos por Europa también interesó a nuestros pintores, pero lo hizo de una manera más restringida. Aunque el paisaje, los cuadros de costumbres, las representaciones de ciudades, etc., aparecen con mucha frecuencia en las colecciones reales y aristocráticas, en la mayor parte de los casos se trata de obras realizadas en el extranjero.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados