La marquesa de Villafranca, Francisco de Goya. Óleo sobre lienzo, 87 x 72 cm

Los temas artísticos agrupados en las piezas de la sección anterior siguieron vigentes entre 1770 y 1850 aunque fueron perdiendo protagonismo.

Esta sección de la muestra representa los profundos cambios políticos, sociales, intelectuales y artísticos que se dieron en ese tiempo. Dividida en tres apartados distintos: Imágenes de una sociedad, Retrato y vida cotidiana y Razón y locura, esta sección llama la atención sobre la paulatina ruptura con el antiguo sistema de géneros pictóricos que se dio en ese momento, como ocurre en El cacharrero y El resguardo de tabacos de Goya que transmiten la imagen de una sociedad abigarrada y pintoresca.

Sobre la irrupción de la cotidianeidad y la intimidad como tema artístico figuran en la muestra La marquesa de Villafranca de Goya, La señora de Delicado Imaz de Vicente López o Carolina Coronado de Federico de Madrazo, que comparten un tipo de expresiones alejadas de lo que fue el retrato real y aristocrático del Siglo de Oro.

La utilización de la expresión figurativa como instrumento de pensamiento libre e individual, capaz de transmitir inquietudes personales se muestra a través del conjunto de estampas pertenecientes a las series de Los Caprichos (1799) Los Desastres de la Guerra(1810-1815) y Los Disparates (1815-1823) de Goya. Su carácter seriado y programático hace que, como discursos visuales, no tengan parangón en el campo de la pintura.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados