Comparativa

Capean otro encerrado

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
G02414
Autor
Francisco de Goya
Título
Capean otro encerrado
Fecha
1814-1816
Serie

Tauromaquia [estampa], 4

Edición
1ª ed., Madrid, 1816
Técnica
Aguafuerte, aguatinta, punta seca, buril y bruñidor
Soporte
Papel verjurado blanco
Medidas
246 x 354 mm [huella] / 300 x 408 mm [papel]
Procedencia
Colección Émile Galichon, París; venta Clément, París, 23/26-2-1864; Helmut H. Rumbler, Frankfurt; Museo del Prado, 2002 [G02411 a G02443].
Forma ingreso

Adquisición por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a Kunsthandlung Helmut H. Rumbler; resolución de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales a propuesta de la Junta de Calificación, 21-2-2002; adscripción al Museo del Prado; recepción en el Museo, 1-6-2002; adscripción al Inventario General del Museo, 31-1-2003.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1155

Harris: 207.III.1

Verso: sello estampado en tinta azul en el interior de la hoja, mitad inferior, con monograma de letras “EG” entrelazadas, dentro de rectángulo rematado en arco (4 x 3 mm); marca correspondiente a Émile Galichon (París, 1829 – Cannes, 1875), crítico de arte y editor de la Gazette des Beaux-Arts [F. Lugt, Les marques de collections de dessins & d’estampes, Ámsterdam: Vereenigde Drukkerijen, 1921 (reed. La Haya, 1956, y San Francisco, 1975), n. 856].

Tinta en los bordes de la huella como consecuencia de la deficiente limpieza de los biseles de la lámina durante la estampación.

Título manuscrito de Tauromaquia, 4 en el ejemplar de Boston: “Principio de torear los”.

Título manuscrito de Tauromaquia, 4 en el ejemplar de Ceán, Londres: “Comienzan los Moros á capear los Toros en cercado con el albornoz”.

TEXTOS DE ÉPOCA

“El trato frecuente con los moros de Granada, en paz y en guerra, era ya muy antiguo en Castilla; y los moros es sin duda que tuvieron estas funciones hasta el tiempo del rey Chico, y hubo diestrísimos caballeros que ejecutaron gentilezas con los toros (que llevaban de la Sierra de Ronda) en la plaza de Vivarrambla […]. Estos espectáculos, con las circunstancias notadas, los celebraron en España los moros de Toledo, Córdoba y Sevilla, cuyas cortes eran en aquellos siglos las mas cultas de Europa” [Nicolás Fernández de Moratín, Carta histórica sobre el origen y progresos de las fiestas de toros en España, Madrid: Imprenta de Pantaleón Aznar, 1777, p. a8].

“En efecto, no cabe la mas pequeña duda en que los primeros á quienes se vió luchar con los toros fuéron los Moros de Toledo, Córdova y Sevilla, en cuyas Cortes que eran en aquellos tiempos las mas cultas de Europa, celebraron diferentes veces estas luchas las personas de la primera nobleza, que las tomaban como un entretenimiento en que exercitaban el valor y la destreza” [José Delgado ‘Pepe-Hillo’, Tauromaquia o arte de torear á caballo y á pie: obra escrita por el célebre Josef Delgado (vulgo) Hillo. Corregida y aumentada con una noticia histórica sobre el origen de las fiestas de toros en España. Adornada con treinta láminas que representan las principales suertes. Por un aficionado, Madrid, 1804, p. 2].

COMENTARIO SOBRE TAUROMAQUIA, 4

Goya suele recurrir a títulos muy breves, como evidencia la inscripción Principio de torearlos del ejemplar de Boston. Por el contrario, Ceán sugiere títulos más literarios y descriptivos. Para esta imagen Ceán prefirió la fórmula Comienzan los Moros á capear los Toros en cercado con el albornoz, epígrafe inscrito en el álbum que hoy se conserva en el British Museum. Dicho título quedó reducido en la versión definitiva publicada en la hoja que acompañaba las estampas con motivo de la edición de 1816.

Las referencias a los orígenes del toreo en tiempo de los musulmanes fueron recurso tópico en la literatura de la época. El tratado de José Delgado ‘Pepe-Hillo’ informa: “En efecto, no cabe la más pequeña duda en que los primeros a quienes se vio luchar con los toros fueron los Moros de Toledo, Córdova y Sevilla, en cuyas Cortes que eran en aquellos tiempos las más cultas de Europa, celebraron diferentes veces estas luchas las personas de la primera nobleza, que las tomaban como un entretenimiento en que exercitaban el valor y la destreza”. Pepe-Hillo desestima como práctica del toreo la consideración de la caza del toro sin ánimo de espectáculo según era ejercitada en la antigüedad –representada por Goya en las dos primeras estampas–, fijando el verdadero origen de las corridas de toros en los lances que los nobles musulmanes realizaban en público para demostrar su coraje y habilidad.

El dibujo preparatorio, trazado a sanguina, muestra ya la composición acabada, sin apenas cambios en su reporte a la lámina de cobre. En la matriz se produjo un desperfecto durante el proceso de grabado, visible en todas las estampas desde la primera edición, en forma de arañazo semicircular en el ángulo inferior derecho.

Un amplio sector de la crítica ha mostrado ciertas reticencias en la valoración de algunas de las primeras estampas de la serie, apreciando en muchas de ellas defectos compositivos y técnicos frente a la mejor calidad de las incluidas en la segunda parte, en la que se abordan los lances del toreo moderno. La estampa que se describe sería una de las más flojas en composición, sin embargo presenta aspectos de indudable interés. En primer lugar, la aparente falta de estructura compositiva puede ser interpretada en el contexto de una fiesta no reglada, expuesta a la improvisación propia de sus comienzos históricos. Por otra parte, Goya hace un interesante uso de las luces en contraste con las sombras generadas por el aguatinta, para destacar las figuras y dotarlas de movimiento.

Desde la ortodoxia histórica, la estampa presenta errores y anacronismos advertidos por diversos críticos: representa a un moro dando un lance de frente por detrás o a la aragonesa, suerte inventada por Pepe-Hillo [Bagüés 1926]. Sayre opina que la causa de tal anacronismo se debe a que Goya, probablemente, no leyó a fondo el tratado del torero [Sayre 1974].

En cuanto a la indumentaria, el artista caracteriza a los moros con ropas no acordes con la época medieval, en la que se supone acontece la acción, presentándolos como turcos del Imperio. En este sentido, es conocida la participación de los mamelucos, vestidos a la morisca, en la lidia de toros en Madrid [Martínez-Novillo 1992]. Asimismo, llama la atención la curiosa actitud del moro arrodillado, semejante a la postura de oración en la mezquita.

[J.M. Matilla], “Estampa 4. Capean otro encerrado”, en Tauromaquia. Francisco de Goya, Barcelona: Planeta, 2006, p. 122.

E. Piot, “Catalogue raisonné de l’oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes”, Cabinet de l’amateur et de l’antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d’art, d’antiquitè et de Curiosité, I (1842) 356. —Descripción formal—.

T. Gautier, Voyage en Espagne, París, 1845. Ed. con prólogo de M. Vázquez Montalbán, Barcelona: Taifa, 1985, p. 120. —“Sus moros, interpretados a la manera de los turcos del Imperio en lo que se relaciona con el traje, tienen unas fisionomías de lo más característico”—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et litographié de Francisco Goya. Troisième article. La Tauromachie. Nº. 83 a 115”, Gazette des Beaux-Arts, X, 24 (1868) 171. —Título en español y francés—.

Conde la Viñaza, Goya: su tiempo, su vida, sus obras, Madrid: Tip. M.G. Hernández, 1887, p. 405. —Medidas. Descripción formal—.

P. Lafond, Goya: catalogue de l’oeuvre peint, dessiné, gravé et lithographié, París: Libraire de l’art ancien et moderne, 1890, p. 181-182. —Título en francés y español. Descripción formal. Medidas—.

J. Hofmann, Francisco de Goya. Katalog seines graphischen Werkes, Viena: Gesellschaft für vervielfältigende Kunst, 1907, n. 86. —Estados: I. Antes del aguatinta [ningún ejemplar conocido]. II. Con aguatinta y antes de número [ningún ejemplar conocido]. III. 1ª edición con defecto de la mordida en las figuras. IV. 3º edición con retoques en los defectos anteriores, biselada—.

A. Beruete, Goya grabador, Madrid: Blass, 1918, p. 129. —Descripción técnica y formal. “Se aprecian trabajos de bruñidor—.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grotesche Verlagsbuchhandlung, 1921, p. 233-234, n. 697. —Introducción general al conjunto de treinta y tres estampas de la 1ª edición y a las siete añadidas en la edición de Loizelet. Referencias a los catálogos de Hofmann y Lefort—.

A.L. Mayer, Francisco de Goya, Leipzig, 1921. Ed. en español, Barcelona: Labor, 1925, p. 270. —Referencias a los catálogos de Hofmann, Beruete y Delteil. Descripción técnica. Estados: I. Antes de aguatinta. II. Con aguatinta y antes de número. III. “En el toro y en el moro de la izquierda se observan algunas calvas o lugares excesivamente mordidos”. IV. Biselada, con las calvas retocadas—.

L. Delteil, Goya, v. XV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 227. —Estados: I. Antes del aguatinta. II. Con aguatinta y antes de número. III. Con número y sin biselar [1ª, 2ª y 3ª edición]. IV. Biselada [4ª –Loizelet– y 5ª edición]. Referencia al dibujo preparatorio [Prado] y lámina de cobre [Círculo de Bellas Artes]. Reproducción fotográfica del 3er ó 4º estado—.

F. Esteve Botey, Goya, La Tauromaquia. Conferencia y catálogo descriptivo, Madrid: Círculo de Bellas Artes, 1922, p. 17, 66. —“En alguna otra lámina hay desperfectos que radican en ellas desde su primera estampación. Un ejemplo de esto podemos señalar en el enorme arañazo que en las pruebas de Goya ya existe en la plancha núm. 4. Fue sin duda un accidente ocurrido al propio autor”. Descripción formal—.

V. Bagüés, Don Francisco el de los toros. Conferencia leída en el Centro Mercantil, Industrial y Agrícola de Zaragoza, el día 4 de junio de 1926, Zaragoza: Junta del Centenario, 1926, p. 20-21. —Forma parte del grupo que, hasta la estampa número 13, muestra la evolución de la fiesta del toreo de forma fantástica, tomando versiones legendarias que circulaban en la época. Descripción de la escena. Goya se deja imbuir por la creencia errónea de que la fiesta taurina era de procedencia árabe. Anacronismo al representar a un moro dando un lance de frente por detrás o a la aragonesa, ya que esta suerte fue inventada por Pepe-Hillo. En relación, señala el anacronismo en la indumentaria del torero del cuadro La Vicaría de Fortuny—.

E. Lafuente Ferrari, “Precisiones sobre La Tauromaquia”, Archivo Español de Arte, 42 (1940) 101, 103, 105. —Estampa de un ejemplar perteneciente a una edición anterior a la 1ª [Biblioteca Nacional, Madrid, ex-Real Palacio] dado a conocer por M. Velasco [Grabados y litografías de Goya, Madrid: Espasa Calpe, 1928] “a la que quizá pertenezcan contadísimos ejemplares destinados a ser repartidos entre personas significadas por su posición social”. Diferencias entre ambas ediciones. De acuerdo con Lefort distingue “dos maneras” en la Tauromaquia: una más antigua (1-12, 16,17 y 24) y otra de mayor calidad (13-15, 19-21, 30 y 32)—.

E. Lafuente Ferrari, “Ilustración y elaboración en La Tauromaquia de Goya”, Archivo Español de Arte, XVIII (1946) 185, 188-189. —Dentro del grupo de estampas con el tema de la prehistoria del toreo (1 a 12 y 17). Fuentes: Bagües cita a Pepe-Hillo como inventor de esta suerte que describe en su tratado de Tauromaquia (1804, il. XVI). Descripción de la escena. Diferencias entre dibujo y grabado—.

N. Luján, La Tauromaquia: colección de las diferentes suertes y actitudes del arte de lidiar toros inventadas y grabadas por Francisco de Goya y Lucientes, Barcelona: Tartessos-F. Oliver Branchfelt, 1946. Reed. 1951. —Descripción temática, señalando la indumentaria a la turca. Referencia al trabajo desigual del bruñidor—.

E. Lafuente Ferrari, “Los grabados de toros en Goya”, en J.M. Cossío, Los Toros, tratado técnico e histórico, Madrid: Espasa Calpe, 1947, p. 772-773, 775. —Contenido ya desarrollado por el autor en su artículo de 1946. Relación del paisaje de la lámina 16 del tratado de Pepe-Hillo, con el de la estampa de la serie. Comentario de la actitud del moro arrodillado, semejante a la actitud de oración en la mezquita—.

F.J. Sánchez Cantón, Los dibujos de Goya reproducidos a su tamaño y su color. Tomo I, Estudios para Los Caprichos, Los Desastres de la guerra, La Tauromaquia y dibujos no grabados, Madrid: Museo del Prado, 1954, n. 154. —N. Goya 211. Según Lafuente es la suerte de “frente por detrás”—.

N. Glendinning, “A New View of Goya’s Tauromaquia”, Journal of the Warburg and Courtauld Institutes, 24 (1961) 120-127. —Título y orden del ejemplar del Ashmolean Museum [similar al ejemplar de Ceán]—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 v.; v. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 317, n. 207. —Aspectos técnicos. Estados: I.1. Ninguna prueba de estado conocida. II. Pruebas anteriores a la 1ª edición de similares características a ésta. III. Siete ediciones: 1ª con la lámina en buenas condiciones; 2ª a 7ª con algunas oxidaciones en la lámina, calvas en el aguatinta y arañazos. Referencia al dibujo preparatorio y lámina de cobre—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1155.

G. Gómez de la Serna, “Goya y los toros”, La Estafeta Literaria, 484 (1972) 4-16. —Fuente: Moratín—.

E. Lafuente Ferrari, La Tauromaquia, Barcelona: Gustavo Gili, 1974, p. 10-11. —Contenido de su artículo de 1946. Goya ilustra el texto del tratado de Pepe-Hillo, permitiéndose el capricho de atribuir la invención de esta suerte a los moros—.

E.A. Sayre, The Changing Image: Prints by Francisco Goya, Boston: Museum of Fine Arts, 1974, p. 215, n. 167. —Transcripción del título manuscrito por Goya [Boston], por Ceán y el de la edición definitiva. Referencias a los catálogos de Delteil, Harris, Beruete, Hofmann. Estudio del estado definitivo Harris III.1 [Museum of Fine Arts, Boston]. Descripción técnica y formal: destaca el manejo de las luces y sombras. Referencia a la Tauromaquia o el arte de torear, de Pepe-Hillo (1796, ed. ilustrada en 1803), que reflexiona acerca de porqué no se debe considerar toreo a la caza antigua del toro sin ningún ánimo de espectáculo. Pepe-Hillo se inclina a pensar en un origen árabe de las corridas de toros, porque son los nobles musulmanes los primeros que torearon para demostrar su coraje y habilidad. Descripción temática. Referencia a Lafuente Ferrari que habla de los errores y anacronismos de la estampa. Goya viste a los árabes de forma anacrónica y el torero ejecuta la suerte de espaldas, en contradicción con la obra de Pepe-Hillo que se atribuye la invención de esta suertE.A. Sayre opina que Goya probablemente no leyó a fondo el texto del torero. Relacionada con la estampa Otro modo de cazar a pie—.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, p. 336-337, n. 243. —Dibujo preparatorio. Ficha técnica. Descripción formal—.

S.R. Holo, “Goya and the Bullfight”, en La Tauromaquia: Goya, Picasso and the Bullfight, Milwaukee: Milwaukee Art Museum, 1986, p. 22, 31. —Goya contradice las fuentes de estampas populares que atribuyeron esta suerte a la invención de Pepe-Hillo. Orden interno y temático de la serie: segundo grupo de seis estampas, relacionada por el tema con la 3, 5, 6, 7 y 8. Formalización del toreo como arte en época musulmana; Goya representa a los musulmanes como los primeros en dar un grado de sofisticación al toreo e inventar diferentes suertes, que, en algunos casos no se ajustan a la realidad. Esta estampa es uno de esos anacronismos intencionados, tanto en las vestimentas como en el pase, reveladora de la intención de Goya de no realizar simplemente una obra documental. Aquí el artista atribuye la invención del pase de recorte a los musulmanes, cuando en realidad lo inventó Pepe-Hillo—.

C. Garrido Sánchez, “Goya: de la pintura al grabado. La técnica goyesca de grabado”, tesis doctoral Universidad Complutense de Madrid, 1989, p. 169, 177-178, 187. —Análisis formal y técnico del toro y los moros. Estudio técnico de la punta seca—.

P. Gassier, Goya. Toros y toreros, Madrid: Ministerio de Cultura, Comunidad de Madrid y Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1990, p. 87. —Ficha técnica de la primera edición. Comentario de la escena: en ruedo cerrado, movimiento contrastado en las figuras—.

J. Vega, Museo del Prado. Catálogo de estampas, Madrid: Museo del Prado, 1992, p. 102, n. 398.

A. Martínez-Novillo, “La tauromaquia en su contexto histórico”, en Francisco de Goya grabador: instantáneas. Tauromaquia, Madrid: Caser, 1992, p. 26-27, 29-30. —Grupo temático: sobre los orígenes de la fiesta de toros (once primeras estampas); subgrupo: prácticas de los moros. Fuente: Moratín; Vargas Ponce mantiene que la relación entre los moros y la fiesta de los toros no está documentada. Cita a Teófilo Gautier para quien los musulmanes de la Tauromaquia se parecen a los “turcos del Imperio”, algo en lo que está de acuerdo Lafuente Ferrari: “A los únicos musulmanes que él ha visto con sus propios ojos; es decir, a los mamelucos de Napoleón”. Anuncios del Diario de Madrid que dan noticia de la participación de las tropas otomanas al servicio de Francia, vestidas a la morisca, en la lidia de toros en Madrid. Concluye que Goya utilizó como pretexto la secuencia cronológica del texto de Moratín, para representar estos personajes, que tienen más resonancias de la guerra napoleónica que del periodo medieval—.

M.L. Cuenca, J. Docampo y P. Vinatea, Catálogo de las estampas de Goya en la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional, Sociedad Estatal Goya 96 y Lunwerg, 1996, p. 202, n. 323. —Estampa de la 1ª edición. Ficha y descripción técnica y catalográfica. Procedencia y referencias bibliográficas. Referencia al dibujo preparatorio y lámina de cobre—.

J.M. Matilla y J.M. Medrano, El libro de la Tauromaquia. Francisco de Goya. La fortuna crítica. El proceso de creación gráfica: dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2001, p. 46-48, [127-129]. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada una de las estampas de la Tauromaquia durante los siglos XIX y XX—.

C. Barrena, J. Blas, J. Carrete y J.M. Medrano, Calcografía Nacional: catálogo general, Madrid: Real Academia de San Fernando, 2004, v. II, p. 472, n. 3936.

[J.M. Matilla], “Estampa 4. Capean otro encerrado”, en Tauromaquia. Francisco de Goya, Barcelona: Planeta, 2006, p. 122-129.

A. Schulz, “Moors and the Bullfight: History and National Identity in Goya’s Tauromaquia”, The Art Bulletin, XC, 2 (junio 2008) 195-217 [202-203].

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D04292

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de cromo, 250 x 358 mm, 1839.58g

Calcografía Nacional, Madrid, 3377

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

5ª ed., G01142

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir