Comparativa

El Cid Campeador lanceando otro toro

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
G02421
Autor
Francisco de Goya
Título
El Cid Campeador lanceando otro toro
Fecha
1814-1816
Serie

Tauromaquia [estampa], 11

Edición
1ª ed., Madrid, 1816
Técnica
Aguafuerte, aguatinta, buril y bruñidor
Soporte
Papel verjurado blanco
Medidas
249 x 351 mm [huella] / 300 x 409 mm [papel]
Procedencia
Colección Émile Galichon, París; venta Clément, París, 23/26-2-1864; Helmut H. Rumbler, Frankfurt; Museo del Prado, 2002 [G02411 a G02443].
Forma ingreso

Adquisición por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a Kunsthandlung Helmut H. Rumbler; resolución de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales a propuesta de la Junta de Calificación, 21-2-2002; adscripción al Museo del Prado; recepción en el Museo, 1-6-2002; adscripción al Inventario General del Museo, 31-1-2003.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1171

Harris: 214.III.1

Verso: sello estampado en tinta azul en el interior de la hoja, mitad inferior, con monograma de letras “EG” entrelazadas, dentro de rectángulo rematado en arco (4 x 3 mm); marca correspondiente a Émile Galichon (París, 1829 – Cannes, 1875), crítico de arte y editor de la Gazette des Beaux-Arts [F. Lugt, Les marques de collections de dessins & d’estampes, Ámsterdam: Vereenigde Drukkerijen, 1921 (reed. La Haya, 1956, y San Francisco, 1975), n. 856].

En el dorso de la lámina correspondiente a Tauromaquia, 11 está grabada Tauromaquia, E.

Título manuscrito de Tauromaquia, 11 en el ejemplar de Boston: “El Zid Campeador”.

Título manuscrito de Tauromaquia, 11 en el ejemplar de Ceán, Londres [estampa 9 del álbum]: “El Cid campeador, el primer Caballero español que alanceó los Toros con esfuerzo”.

TEXTOS DE ÉPOCA

“Pero pasando de los discursos á la historia, es opinión común en la nuestra que el famoso Rui, ó Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Cid Campeador, fué el primero que alanceó los toros á caballo. Esto debió de ser por bizarría particular de aquel héroe” [Nicolás Fernández de Moratín, Carta histórica sobre el origen y progresos de las fiestas de toros en España, Madrid: Imprenta de Pantaleón Aznar, 1777, p. a4].

“No hay duda que en esta Nación famosa se ejercita el toreo desde que hay toros […]. Y de aquí es sin duda, que los más de nuestros Héroes han blasonado de Toreros. El Cid Campeador lanceaba á caballo” [José Delgado ‘Pepe-Hillo’, Tauromaquia o arte de torear á caballo y á pie: obra escrita por el célebre Josef Delgado (vulgo) Hillo. Corregida y aumentada con una noticia histórica sobre el origen de las fiestas de toros en España. Adornada con treinta láminas que representan las principales suertes. Por un aficionado, Madrid, 1804, p. 21].

COMENTARIO SOBRE TAUROMAQUIA, 11

Esta estampa, décimo primera en la edición definitiva de 1816, había sido ubicada inicialmente por Ceán en la novena posición, una colocación más coherente con el carácter cronológico de la parte histórica de la serie, ya que la biografía del Cid Campeador es anterior en el tiempo a Carlos V. No obstante, Goya ordenó el conjunto desestimando la propuesta de Ceán. Tal alteración cronológica ha sido interpretada como expresión del desorden irracional de la lidia antes de su reglamentación [Heckes 2001].

El ejemplar que Goya entregó a Ceán para que le ayudase a ordenar las imágenes y redactar los títulos, hoy en el British Museum, contiene el siguiente epígrafe: El Cid campeador, el primer Caballero español que alanceó los Toros con esfuerzo. La inscripción del ejemplar de Boston mantiene la pauta de su menor extensión: El Zid campeador.

El título sugerido por Ceán, como ya sucediera en la estampa anterior, coincide casi literalmente con el texto de Moratín. Después de describir la cría y la caza de los toros en las dehesas españolas desde la antigüedad, Moratín señala: “Es opinión común […] que el famoso Rui, o Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Cid Campeador, fue el primero que alanceó los toros a caballo. Esto debió de ser por bizarría particular de aquel héroe”. Pepe-Hillo también se hizo eco de la misma tradición literaria: “No hay duda que en esta Nación famosa se ejercita el toreo desde que hay toros […]. Y de aquí es sin duda, que los más de nuestros Héroes han blasonado de Toreros. El Cid Campeador lanceaba a caballo”.

La estampa, de la que se conserva el dibujo preparatorio en el Museo del Prado, presenta una composición muy semejante a la anterior. De nuevo, recurriendo a la caracterización histórica, el enfrentamiento entre el toro y el jinete constituye el argumento central de la imagen. El escenario, la plaza, es inexistente; a Goya no le interesa destacar tanto la escenografía cuanto la actitud de los contendientes. El jinete clava su lanza con tanta fuerza que la punta traspasa el vientre del toro; el caballo gira levemente su cabeza hacia la derecha, tratando de evitar la embestida última del bóvido. De nuevo el artista evita la confusión compositiva mediante la alternancia de blancos y negros en el toro y el caballo. Interpuesto entre la violenta escena y el espectador, a quien parece estar mirando, el caballo actúa de nexo entre la mirada ajena y el drama que acontece en la arena.

En la lámina de cobre –conservada en la Calcografía Nacional de Madrid– Goya grabó inicialmente una escena con la muerte de Pepe-Hillo. Dicha composición fue descartada, y el dorso de la lámina se reaprovechó para grabar el episodio del Cid, incluido en la primera edición. Con respecto a su anacrónica indumentaria, Martínez-Novillo ha sugerido que podía inspirarse en las vestimentas de los caballeros participantes en las fiestas reales celebradas en la Plaza Mayor de Madrid.

Es interesante destacar que el atuendo del Cid coincide con el del caballero español y el emperador Carlos V de las dos estampas anteriores; circunstancia que confirma la falta de interés de Goya por documentar verazmente sus imágenes de la historia del toreo.

[J.M. Matilla], “Estampa 11. El Cid Campeador lanceando otro toro”, en Tauromaquia. Francisco de Goya, Barcelona: Planeta, 2006, p. 178.

E. Piot, “Catalogue raisonné de l’oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes”, Cabinet de l’amateur et de l’antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d’art, d’antiquitè et de Curiosité, I (1842) 357. —Descripción formal. Vestimenta del siglo XVI—.

T. Gautier, Voyage en Espagne, París, 1845. Ed. con prólogo de M. Vázquez Montalbán, Barcelona: Taifa, 1985, p. 120. —“Los toros y caballos, aunque a veces presenten formas un tanto fantásticas, tienen una vida y un movimiento que suelen faltar a los que se dedican a pintar animales: las hazañas de Gazul, del Cid, de Carlos V, de Romero, del estudiante de Falces, de Pepe Hillo –que murió lastimosamente en la arena-, están trazadas con una fidelidad totalmente española”—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et litographié de Francisco Goya. Troisième article. La Tauromachie. Nº. 83 a 115”, Gazette des Beaux-Arts, X, 24 (1868) 172. —Título en español y francés. Primer estado, antes del aguatinta, en la col. Lefort—.

Conde la Viñaza, Goya: su tiempo, su vida, sus obras, Madrid: Tip. M.G. Hernández, 1887, p. 408. —Medidas. Descripción formal. Prueba de estado en la col. Lefort—.

P. Lafond, Goya: catalogue de l’oeuvre peint, dessiné, gravé et lithographié, París: Libraire de l’art ancien et moderne, 1890, p. 182. —Título en francés y español. Descripción formal. Medidas. Venta de P. Lefort, París, 1869: prueba de estado antes del aguatinta, 23 francos—.

C. Araujo Sánchez, Goya, Madrid: La España Moderna, [1896], p. 58. —”Los personajes, como el moro Gazul, Carlos V y el Cid, parecen ganapanes disfrazados para una mojiganga”—.

J. Hofmann, Francisco de Goya. Katalog seines graphischen Werkes, Viena: Gesellschaft für vervielfältigende Kunst, 1907, n. 93. —Estados: I. Antes del aguatinta [antigua colección de Lefort, París]. II. Con aguatinta y antes de número [ningún ejemplar conocido]. III. 1ª y 2ª edición, en la que faltan 8 mm de marco, abajo a la derecha, que es añadido. IV. 3º edición, biselada, con lámina muy dañada—.

V. von Loga, Francisco de Goya, Leipzig: Klinkhardt & Biermann, 1910, p. 26. —Fuente: Moratín—.

A. Beruete, Goya grabador, Madrid: Blass, 1918, p. 130-131. —Descripción técnica y formal. Vestido convencional y fantástico como en las estampas 9 y 10. “El fondo de este cobre ha sufrido bastante. Consérvase bien la parte del toro en la que se aprecian trabajos de bruñidor”. Referencia a la prueba del primer estado en la col. Lefort—.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grotesche Verlagsbuchhandlung, 1921, p. 233-234, n. 697. —Introducción general al conjunto de treinta y tres estampas de la 1ª edición y a las siete añadidas en la edición de Loizelet. Referencias a los catálogos de Hofmann y Lefort—.

A.L. Mayer, Francisco de Goya, Leipzig, 1921. Ed. en español, Barcelona: Labor, 1925, p. 271. —Referencias a los catálogos de Hofmann, Beruete y Delteil. Descripción técnica. Estados: I. Antes del aguatinta [Subasta Lefort 1869]. II. Con aguatinta y antes de número. III. Con número y estrecho bisel en borde superior de la lámina. IV. Rasguño en el centro, a la izquierda, velado en parte por el aguatinta. V. Biselada—.

L. Delteil, Goya, v. XV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 234. —Estados: I. Antes del aguatinta. II. Con aguatinta y antes de número. III. Con número y estrecho bisel en borde superior de la lámina. IV. Rasguño en el cielo y en la tierra, a la derecha, biselada [4ª –Loizelet– y 5ª edición]. Referencia a la lámina de cobre [Círculo de Bellas Artes]. Reproducción fotográfica del 3er ó 4º estado. Ventas: 1er estado de la col. Lefort (1869), 23 francos; 3er estado de la 1ª ed. (3-4-1922), 125 francos—.

F. Esteve Botey, Goya, La Tauromaquia. Conferencia y catálogo descriptivo, Madrid: Círculo de Bellas Artes, 1922, p. 26, 68. —Localización de la firma a la izquierda, siguiendo la dirección perpendicular del recuadro, oculta entre las rayas del suelo. Descripción formal—.

V. Bagüés, Don Francisco el de los toros. Conferencia leída en el Centro Mercantil, Industrial y Agrícola de Zaragoza, el día 4 de junio de 1926, Zaragoza: Junta del Centenario, 1926, p. 24-25. —Descripción de la escena y anacronismo en la indumentaria. Sobre la leyenda, cita los versos de Moratín en su Fiesta antigua de toros en Madrid: “Sobre un caballo alazano cubierto de galas y oro, demanda licencia urbana para alancear un toro un caballero cristiano”. Es la primera referencia, ya que ni en el Romancero, ni el Poema del mío Cid, ni en los textos musulmanes dados a conocer por R. Dozy en su obra Investigaciones sobre la Historia y la Literatura de España en la Edad Media [Sevilla y Madrid, 1863] se menciona hecho parecido. Alusión a otras referencias curiosas sobre el tema: en un folleto publicado en 1890 se afirmaba que el Cid había toreado para Fernando I, Carlos V y Felipe IV, y un periodista de la época escribió que el Cid lanceó toros en la Plaza Mayor de Madrid—.

J. de la Encina, Goya en zig-zag: bosquejo de interpretación biográfica, Madrid: Espasa Calpe, 1928, p. 168. —Fuentes: Moratín, al que cita textualmente por ser el primero en recoger la leyenda del Cid como primer torero a caballo—.

E. Lafuente Ferrari, “Precisiones sobre La Tauromaquia”, Archivo Español de Arte, 42 (1940) 101, 103, 106, 108. —Estampa de un ejemplar perteneciente a una edición anterior a la 1ª [Biblioteca Nacional, Madrid, ex-Real Palacio] dado a conocer por M. Velasco [Grabados y litografías de Goya, Madrid: Espasa Calpe, 1928] “a la que quizá pertenezcan contadísimos ejemplares destinados a ser repartidos entre personas significadas por su posición social”. Diferencias entre ambas ediciones. De acuerdo con Lefort distingue “dos maneras” en la Tauromaquia: una más antigua (1-12, 16,17 y 24) y otra de mayor calidad (13-15, 19-21, 30 y 32). Prueba de estado [antigua col. Lefort]. Número de estampas firmadas. No coincide con los datos de Beruete, y cita a Lefort, Loga y Araujo. Basándose en Hofmann amplía el número de estampas firmadas y describe ésta: “Firma normal muy clara en la parte inferior derecha sobre un sombreado”—.

E. Lafuente Ferrari, “Las estampas inéditas de La Tauromaquia”, Archivo Español de Arte, 44 (1941) 193. —Semejanza de firmas con Tauromaquia, K—.

E. Lafuente Ferrari, “Ilustración y elaboración en La Tauromaquia de Goya”, Archivo Español de Arte, XVIII (1946) 185, 192. —Dentro del grupo de estampas con el tema de la prehistoria del toreo (1 a 12 y 17). Fuente: Moratín. Goya altera el orden histórico. Anacronismo en la indumentaria. Composición variante de la lámina anterior; existe confusión con los dibujos preparatorios, prioriza el dibujo del Prado D04353—.

N. Luján, La Tauromaquia: colección de las diferentes suertes y actitudes del arte de lidiar toros inventadas y grabadas por Francisco de Goya y Lucientes, Barcelona: Tartessos-F. Oliver Branchfelt, 1946. Reed. 1951. —Fuente: Moratín. Confronta la atribución de Moratín considerando al Cid Campeador como el primero en lancear un toro a caballo, con la asignación por Goya al moro Gazul de ser “el primero que lanceó en regla” en el título de Tauromaquia, 5. “El Cid y Gazul vivieron en la segunda mitad del siglo XI, y las leyendas referentes a ambos no permiten aclarar esta primacía. Goya interpreta ambos casos con idéntica arbitrariedad, si bien concede al Cid mayor maestría, representándolo en el momento de picar a un toro a la usanza moderna y no a dos manos como se aprecia en Gazul”. Destaca la armonía y el movimiento. Menciona al Conde de la Viñaza quien citó la existencia de una prueba de aguafuerte puro en la col. Lefort de París—.

E. Lafuente Ferrari, “Los grabados de toros en Goya”, en J.M. Cossío, Los Toros, tratado técnico e histórico, Madrid: Espasa Calpe, 1947, p. 783-784. —Contenido ya desarrollado por el autor en su artículo de 1946—.

F.J. Sánchez Cantón, Los dibujos de Goya reproducidos a su tamaño y su color. Tomo I, Estudios para Los Caprichos, Los Desastres de la guerra, La Tauromaquia y dibujos no grabados, Madrid: Museo del Prado, 1954, n. 161-163. —N. Goya 461, primer estudio. Se invirtió la posición del jinete y del toro. Confusión de Delteil y Lafuente, que lo publicaron como estudio de la estampa 10. Corresponde a la estampa 11 porque el hierro sale por debajo del pecho del toro. N. Goya 435, al dorso del dibujo nº 461. N. Goya 218, estudio segundo para la estampa—.

N. Glendinning, “A New View of Goya’s Tauromaquia”, Journal of the Warburg and Courtauld Institutes, 24 (1961) 120-127. —Título y orden del ejemplar del Ashmolean Museum [similar al ejemplar de Ceán]. Relacionada con Moratín—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 v.; v. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 325, n. 214. —Aspectos técnicos. Estados: I. Antes del aguatinta [antigua col. de Lefort, París]. II. Pruebas anteriores a la 1ª edición de similares características a ésta. III. Siete ediciones: 1ª con la lámina en buenas condiciones; 2ª a 7ª con algunas oxidaciones en la lámina, pérdidas en el aguatinta, arañazos y retoques a punta seca a partir de la 3ª. Referencia a los tres dibujos preparatorios y lámina de cobre—.

Gravures de Goya de la collection Dutuit, París: Palais des Beaux Arts de la Ville de Paris-Musée du Petit Palais, 1966, n. 20-21. —Primer estado, antes del aguatinta [ex-Lefort]. Estampa de la 1ª edición. Ficha catalográfica. Breve comentario técnico y temático—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1171.

G. Gómez de la Serna, “Goya y los toros”, La Estafeta Literaria, 484 (1972) 4-16. —Fuente: Moratín—.

E. Lafuente Ferrari, La Tauromaquia, Barcelona: Gustavo Gili, 1974, p. 6, 8, 13. —No incluida en el grupo de las primeras que realizó Goya. En los primeros epígrafes, Goya recoge el nombre del Cid, tomando el texto de Moratín. Contenido de su artículo de 1946—.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, p. 354-357, n. 252-253. —Dibujos preparatorios. Fichas técnicas. Descripción formal del primero: delicadeza en los detalles, sin amaneramiento ni sequedad. Descripción formal del segundo: alejado de la estampa 11 y más cercano a la 10. Muy difuminado, frotes reiterados—.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 183-184. —Toro y jinete enfrentados, no constituyen un grupo cerrado. Tema tratado por el autor en su artículo de 1946—.

S.R. Holo, “Goya and the Bullfight”, en La Tauromaquia: Goya, Picasso and the Bullfight, Milwaukee: Milwaukee Art Museum, 1986, p. 23, 31. —Posibles fuentes en la iconografía de estampas populares: la compara con Torero con lanza, en Tapia y Salcedo, Exercicio de la gineta (1643). Orden interno y temático de la serie: tercer grupo de cinco estampas. Relacionada por el tema con la 9, 10, 12 y 13. Corresponde a la época en que, una vez terminada la reconquista, el toreo a caballo se convierte en una práctica de la nobleza. Ejemplo de uno de los errores históricos intencionados, evocación de un hecho que va más allá de la realidad—.

C. Garrido Sánchez, “Goya: de la pintura al grabado. La técnica goyesca de grabado”, tesis doctoral Universidad Complutense de Madrid, 1989, p. 159, 171. —Escena sin referencias espaciales, al igual que la 3, 5, 9, 10, 12 y 24. Análisis formal y técnico del toro. Transposición tonal de contrastes de blancos y negros—.

P. Gassier, Goya. Toros y toreros, Arlés: Actes Sud, 1990, p. 72-73. Ed. española, Madrid: Ministerio de Cultura, Comunidad de Madrid y Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1990, p. 94. —Reproducción fotográfica y descripción técnica de la 1ª edición. Pensada por Ceán, después de la estampa 8, Goya mantuvo, en cambio, el orden inicial—.

J. Vega, Museo del Prado. Catálogo de estampas, Madrid: Museo del Prado, 1992, p. 103, n. 405.

A. Martínez-Novillo, “La tauromaquia en su contexto histórico”, en Francisco de Goya grabador: instantáneas. Tauromaquia, Madrid: Caser, 1992, p. 30, 39. —Grupo temático: sobre los orígenes de la fiesta de toros (once primeras estampas); subgrupo: prácticas de los caballeros cristianos (estampas 9 a 11). Relacionada con las estampas 13 y A, aunque éstas son contemporáneas. Fuente: Moratín. Referencia a Pepe-Hillo y a las quintillas Fiestas de toros en Madrid, del mismo autor, en las que narra cómo el Cid se introduce en una fiesta caballeresca de moros y traspasa con su lanza a una terrible fiera cuya muerte brinda a la bella mora Zaida. Comentario sobre el anacronismo en la indumentaria del Cid: cita la costumbre de los lidiadores de vestirse a la antigua. Goya recoge su propia experiencia en la plaza Mayor de Madrid. Alude a la valoración crítica de Araujo—.

L.F. Földényi, A lélek szakadéka. Goya Szaturnusza, Budapest: Matthes & Seitz Verlag, 1994. Ed. en español, Goya y el abismo del alma, Barcelona: Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores, 2008, p. 159-161, il. 48.

M.L. Cuenca, J. Docampo y P. Vinatea, Catálogo de las estampas de Goya en la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional, Sociedad Estatal Goya 96 y Lunwerg, 1996, p. 206, n. 331. —Estampa de la 1ª edición. Ficha y descripción técnica y catalográfica. Procedencia y referencias bibliográficas. Referencia al dibujo preparatorio y lámina de cobre—.

F.I. Heckes, “Goya´s Tauromaquia. A Criticism of Bullfighting?”, Print Quarterly, XVIII, 1 (2001) 41-63. —Fuente: Moratín. Vargas Ponce no afirma que el Cid toreara: “Del propio siglo son las repetidas memorias de la general; ora cuando la entrada de la familia del Cid de Valencia, E quien podría contar las grandes alegrías que aquel día fueron fechas también de Moros como de Cristianos en el Alcázar y el bofordar e matar toros; ora cuando las decantadas bodas entre las hijas de aquel Héroe y los Infantes de Carrión, Ca en ocho días que ellas duraron, dávanles muchos comeres de cada día muy bien guisados y muchos ordenadamente, y todos comían en grata y mataban muchos toros de cada día, y corrían y mataban de las fieras que el soldán embiaba” (p. 34-35). Goya coloca esta estampa detrás de la que protagoniza Carlos V, rompiendo el orden cronológico para expresar el desorden irracional de la lidia—.

J.M. Matilla, “El Cid Campeador lanceando otro toro”, en Mil años del caballo en el arte hispánico, Sevilla: Sociedad Estatal Nuevo Milenio, 2001, p. 284-285, n. 73. —Referencia a la ordenación cronológica de Ceán. Fuente: Moratín. Posibilidad de que se inspirase en una fiesta real vista por Goya en la Plaza Mayor de Madrid, según Martínez-Novillo. Análisis compositivo. Referencia a la lámina de cobre y a la composición grabada al dorso—.

J.M. Matilla y J.M. Medrano, El libro de la Tauromaquia. Francisco de Goya. La fortuna crítica. El proceso de creación gráfica: dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2001, p. 58-60, [157-161]. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada una de las estampas de la Tauromaquia durante los siglos XIX y XX—.

J.M. Matilla e I. Aguilar, “Catálogo. El sentido de la Tauromaquia: crónica o crítica de la fiesta”, en Tauromaquia, Francisco de Goya. Visión crítica de una fiesta, Artes (A Coruña): Fundación Museo de Artes del Grabado a la Estampa Digital, 2003, p. 58-59.

C. Barrena, J. Blas, J. Carrete y J.M. Medrano, Calcografía Nacional: catálogo general, Madrid: Real Academia de San Fernando, 2004, v. II, p. 474, n. 3943.

[J.M. Matilla], “Estampa 11. El Cid Campeador lanceando otro toro”, en Tauromaquia. Francisco de Goya, Barcelona: Planeta, 2006, p. 178-185.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 259, n. 142-143.

J.M. Díez Borque, “El Cid torero: de la literatura al arte”, Anales de Historia del Arte (Universidad Complutense, Madrid), vol. extraordinario (2008) 375-387.

A. Schulz, “Moors and the Bullfight: History and National Identity in Goya’s Tauromaquia”, The Art Bulletin, XC, 2 (junio 2008) 195-217 [204].

2002. Madrid. Museo Nacional del Prado. Tauromaquia. Francisco de Goya. La visión crítica de una fiesta.

11 // Goya

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D04353(r)

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D04353(v)

DIBUJO PREPARATORIO PARA TAUROMAQUIA, 10 Ó TAUROMAQUIA, 11

Museo del Prado, D04296

PRUEBA DE ESTADO ANTES DEL AGUATINTA Y BRUÑIDOR

Aguafuerte y buril

250 x 356 mm [huella]

H 214.I.1

Colección Duthuit, Musée du Petit Palais, París, Dut. 5386

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de cromo, 250 x 356 mm, 1439.90g

Calcografía Nacional, Madrid, 3386

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

1ª ed., G00571 [donación de los herederos de Tomás Harris]

5ª ed., G01149

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir