Comparativa

El 2 de mayo de 1808 en Madrid, o "La lu...

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
P00748
Autor
Goya y Lucientes, Francisco de
Título
El 2 de mayo de 1808 en Madrid, o "La lucha con los mamelucos"
Fecha
1814
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Medidas
Alto: 268,5 cm.; Ancho: 347,5 cm.
Procedencia

Palacio Real, Madrid, 1814. Ingresó en el Museo del Prado, procedente de la colección real con su compañero, antes de 1834, registrándose en ese año en el “Depósito Grande”. En 1840 visto por Théophile Gautier en las salas del Museo; en 1850,  por el conde Clément de Ris; en 1867, figura en la monografía de Goya de Charles Yriarte. Se incorpora finalmente al catálogo del Prado de 1872

Forma ingreso

Adscripción-Fondos fundacionales-Colección Real

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 982

Finalizada la guerra de la Independencia en 1813, el regreso a España de Fernando VII se había conocido desde diciembre de ese mismo año, por el tratado de Valençay, así como su consiguiente entrada en Madrid. A principios de febrero la cuestión era inminente, habiéndosele enviado las condiciones de su vuelta al trono, como la jura de la Constitución de 1812, y su llegada a la capital iba a coincidir con la primera conmemoración del alzamiento del pueblo de Madrid contra los franceses del 2 de mayo de 1808. Entre febrero y marzo de 1814, el Consejo de la Regencia, presidida por el infante don Luís María de Borbón y Vallabriga, las Cortes y el Ayuntamiento de Madrid, comenzaron la preparación de los actos para la entrada del rey. En la bibliografía sobre El 2 de mayo de 1808 en Madrid, o “La lucha con los mamelucos”, y su compañero, El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o “Los fusilamientos” (P00749), se fue consolidando, erróneamente, la idea de que estas obras fueron pintadas con un destino público en las calles de la capital. Sin embargo, ninguno de los documentos de esos actos ni la descripción de los monumentos efímeros, con decoraciones alegóricas, presentes en las calles de Madrid, recogen las pinturas de Goya. Recientemente, la localización de varias facturas (localizados en el Archivo General de Palacio) relativas a los pagos de la manufactura de los marcos de estos dos cuadros, como gastos del "Quarto del rey", ya en los meses de julio y noviembre de 1814, indican que fueron financiados por el rey, por lo tanto, para las salas de Palacio, y, que habían sido pintados, casi con seguridad, después de mayo de 1814. La idea de los mismos, sin embargo, se inició por la Regencia en el mes de febrero, según la documentación procedente del Ministerio de la Gobernación y de su titular, Juan Álvarez Guerra, que aceptan el 24 de ese mes las condiciones de Goya para realizar ese trabajo, supuestamente solicitado por él, por "la grande importancia de tan loable empresa y la notoria capacidad del dicho profesor para desempeñarla… que mientras el mencionado Goya esté empleado en este trabaxo, se le satisfaga por la Tesorería mayor, además de lo que por sus cuentas resulte de invertido en lienzos, aparejos y colores, la cantidad de mil y quinientos reales de vellón mensuales por vía de compensación… para que á tan ilustre y benemérito Profesor no falten en su avanzada edad los medios de Subsistir". El 11 de mayo, dos días antes de su entrada en Madrid, Fernando VII detuvo a los ministros del gobierno de la Regencia y desterró en Toledo al infante, aboliendo, además, la Constitución. Las facturas para la manufactura de dos marcos para "los cuadros grandes de pinturas alusivas á el día 2 de Mayo de 1808", los dan por terminados el 29 de noviembre de 1814, fecha a partir de la cual debieron de colgarse en Palacio, aunque no existe noticia alguna al respecto.

Goya pintó solamente dos obras relativas a los hechos del 2 de mayo de 1808 y no cuatro, lo que se ha sugerido habitualmente en la bibliografía, como atestiguan las facturas de los marcos, tratándose de un encargo de la Regencia continuado por Fernando VII, habiéndose seguido el trámite reglamentario. Planteó dos temas, a modo de díptico, que se complementan visualmente y por su significado: el violento ataque del pueblo de Madrid a las tropas de Murat en la mañana del 2 de mayo y la consiguiente represalia del ejército francés. Para la representación de los hechos de la mañana del 2 de mayo, Goya se decantó por el combate callejero contra la caballería francesa, representando principalmente a los más aguerridos y famosos de todos, los mamelucos de la Guardia Imperial, tropas de élite, aunque figuran también un dragón de la Emperatriz y, entre los muertos, un granadero de la Guardia Imperial o un marinero de línea. Entre los asaltantes españoles, la diversidad de tipos, con atuendos de varias regiones, expresan la variedad del pueblo que se alzó contra los franceses.

Han sido varias las identificaciones propuestas para el lugar en que Goya situó la escena: la puerta del Sol, la plaza de la Cebada, la calle Mayor desde la iglesia de San Felipe, la calle de Carretas con la iglesia del Buen Suceso y la Casa de Correos, la calle Nueva con el Palacio a la derecha y la cúpula de San Francisco el Grande a la izquierda, o bien la perspectiva desde la iglesia del Buen Suceso hacia el Palacio Real, cuya mole con su arquitectura característica coronado por la cúpula de la capilla sería la que preside la escena a la izquierda. Este motivo arquitectónico parece indicar que Goya situó la lucha contra los franceses en un lugar presidido efectivamente por el Palacio Real como símbolo de la Corona, cuya defensa movió aquél día a los rebeldes, lo que persistió como un ideal de retorno del rey "Deseado" durante toda la guerra.

La restauración realizada entre 2007 y 2008 ha devuelto al cuadro su brillantez original y sus relaciones espaciales perdidas por el accidente sufrido en 1936 en Benicarló, cuando el camión que lo trasportaba, junto con El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o “Los fusilamientos”, sufrió un accidente. En la primera restauración, llevada a cabo en 1941, cuando los cuadros regresaron a Madrid, se utilizó una tinta roja, similar en su colorido a la capa de preparación del lienzo usada por Goya, para rellenar las faltas de la capa pictórica, que habían afectado al lienzo, sobre todo en su parte izquierda. La actual restauración, en que se ha utilizado la documentación fotográfica antigua, ha logrado la reintegración invisible de esas lagunas de color al devolver la unidad y, con ello, el sentido a la composición.

T. Gautier, Voyage en Espagne, París: Charpentier, 1845.

L. Matheron, Goya, París: Schulz et Thuillié, 1858, tableaux.

L. Clément de Ris, Le Musée Royal de Madrid, París: Ve. Jules Renouard, 1859, p. 32.

C. Yriarte, Goya: sa biographie. Les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’œuvre, París: Henri Plon, 1867, p. 86-88, 130.

J. Caveda y Nava, Memorias para la historia de la Real Academia de San Fernando y de las Bellas Artes en España desde el advenimiento al trono de Felipe V hasta nuestros días, [Madrid]: Manuel Tello, 1867, v. I, p. 209-210, 214.

P. de Madrazo, Catálogo descriptivo e histórico del Museo del Prado de Madrid, Madrid: M. Rivadeneyra, 1872, p. 407-408, n. 734.

Conde de la Viñaza (C. Muñoz y Manzano), Goya: su tiempo, su vida, sus obras, Madrid: Manuel G. Hernández, 1887, p. 273-274, n. I.

P. Lefort, “Le Musée du Prado. L’Ecole espagnole”, Gazette des Beaux-Arts, XIII (1895) 136.

C. Araujo Sánchez, Goya, Madrid: La España Moderna, 1896, p. 99, n. 82.

J. Laurent, Catalogue illustrée des tableaux du Musée du Prado à Madrid, Madrid: J. Laurent et Cie., 1899, p. 9, n. 734.

P. Lafond, Goya, París: Librairie de L'Art Ancien et Moderne, 1902, p. 105, n. 2.

E. Tormo, “Las pinturas de Goya y su clasificación y distribución cronológicas (con motivo de la exposición de sus obras en Madrid)”, en Idem, Varios estudios de Artes y Letras, Madrid: Viuda de Tello, 1902, t. I, p. 217.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grote'sche Verlagsbuchhandlung, 1903, p. 183, n. 65.

A. F. Calvert, Goya, Londres-Nueva York: John Lane, 1908, p. 147, n. 1.

P. Beroqui, Adiciones y correcciones al catálogo del Museo del Prado, Valladolid: Tipografia del Colegio de Santiago, II/I, 1914, p. 24, n. 748.

A. de Beruete y Moret, Goya: composiciones y figuras, Madrid: Blass y Cía, 1917, v. II, p. 110-118; 167, n. 190.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grote'sche Verlagsbuchhandlung, 1921, p. 181, n. 65.

E. D’Ors, Tres horas en el Museo del Prado, Madrid: Caro Raggio, 1922, p. 88..

A. L. Mayer, Francisco de Goya, Munich: F. Bruckmann A. G., 1923, p. 179, n. 72.

A. Gámir y Sandoval, “Dónde estaba la casa de Goya en la Puerta del Sol”, Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, XXXII (1924) 114-127.

E. Lafuente Ferrari, Goya: el Dos de mayo y Los fusilamientos, Barcelona: Juventud, 1946.

F. D. Klingender, Goya in the Democratic Tradition, Londres: Sidwick and Jackson Limited, 1948, p. 138-139.

X. Desparmet Fitz-Gerald, L'œuvre peint de Goya: catalogue raisonné, París: F. de Nobele, 1928-1950, v. I, p. 253, n. 225.

F. J. Sánchez Cantón, Vida y obras de Goya, Madrid: Peninsular, 1951, p. 93, 96-98. Ed. en inglés, The Life and Works of Goya, Madrid: Peninsular, 1964.

W. R. Jeudwine, “Goya and the Peninsular War”, History Today, III/8 (1953) 561-570.

F. Nordström, Goya, Saturn and Melancholy: Studies in the Art of Goya, Estocolmo: Almqvist & Wiksell, 1962, p. 214-216…

E. H. Gombrich, “Imagery and Art in the Romantic Period”, The Burlington Magazine, XCI/555 (1949), 158.

F. Nordström, Goya, Saturn and Melancholy: Studies in the Art of Goya, Estocolmo: Almqvist & Wiksell, 1962, p. 172-184.

J. Mª. Iribarren, “El 2 de mayo en la canción de un bersolari vasco-francés”, ABC, (2-V-1968), p. 10-11.

P. Gassier y J. Wilson, Vie et œuvre de Francisco de Goya, Friburgo: Office du Livre, 1970, p. 267, n. 982. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974.

J. Gudiol, Goya, 1746-1828: biografía, estudio analítico y catálogo de sus pinturas, Barcelona: Polígrafa, 1970, v. I, p. 359-360, n. 623.

F. J. Sánchez Cantón, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Museo del Prado, 1972, p. 264-265, n. 748.

H. Thomas, Goya: The Third of May 1808, Londres: Allen Lane The Penguin Press, 1972.

L. Ferrarino, “Goya: le fucilazioni del 3 maggio 1808”, Studium, LXIX/2 (1973) 1-11.

R. de Angelis, L'opera pittorica completa di Goya, Milán: Rizzoli, 1974, p. 128, n. 565.

J. Gantner, Goya: Der Künstler und Seine Welt, Berlín: Gebr. Mann Verlag, 1974, p. 180-185.

R. de Angelis, La obra pictórica completa de Goya, Barcelona: Noguer, 1975, p. 128, n. 585.

N. Glendinning, “Imaginación de Goya: nuevas fuentes para algunos de sus dibujos y pinturas”, Archivo Español de Arte, XLIX/195 (1976) 286-290.

N. Glendinning, Goya and his Critics, New Haven and London: Yale University Press, 1977, p. 2, 11, 109, 118, 132-133.

G. A. Williams, Goya y la revolución imposible, Barcelona: Icaria, 1978, p. 11-22.

F. Licht, Goya. The Origins of the Modern Temper in Art, Londres: John Murray, 1980, p. 104-127.

J. Baticle, “Lux et tenebris : Goya entre la legende et la verite ”, Colóquio, 48 (1981) 50-59.

R. Tüngel, Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, Madrid: Alianza, 1981.

J. Camón Aznar, Francisco de Goya, Zaragoza: Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y La Rioja, 1982, v. IV, p. 19-22.

V. Bozal, Imagen de Goya, Barcelona: Lumen, 1983, p. 225-239.

N. Glendinning, Goya y sus críticos, Madrid: Taurus, 1983, p. 15, 20, 124, 133, 147.

A. L. Gully, “The Unexpected Source of Goya’s Painting, May 3, 1808”, Studies in Iconography, IX (1983) 99-106.

J. Gudiol, Goya, 1746-1828: biographie, étude analytique et catalogue de ses peintures, Barcelona: Polígrafa, 1984, v. I, p. 117, n. 602.

Museo del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Museo del Prado, 1985, p. 277-278, n. 748.

M. Cóndor Orduña, “El dos de mayo madrileño de 1808, en la pintura”, Villa de Madrid, XXIV/88 (1986) 41-42.

I. Hempel-Lipschutz, “Théophile Gautier y su «quimera retrospectiva» captada en la obra pictórica de Goya”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 217-218.

J. F. Moffitt, “Francisco de Goya y Paul Revere: Una masacre en Madrid y una masacre en Boston”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 257-290.

A. E. Pérez Sánchez, “Goya en el Prado: Historia de una colección singular”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 308.

S. Symmons, Goya: In Pursuit of Patronage, Londres: Gordon Fraser, 1988, p. 88, 119, 166-167.

J. Baticle, “Les 2 et 3 Mai 1808 à Madrid: recherches sur les épisodes choisis par Goya”, Gazette des Beaux Arts, CXVI/1462 (1990) 185-200.

M. Orihuela, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Madrid: Museo del Prado-Espasa Calpe, 1990, v. I, p. 492, n. 1.848.

R. Andioc, “El Dos de mayo de Martí”, en E. Caldera (ed.), Teatro político spagnolo del primo ottocento, Roma: Bulzoni, 1991, p. 125-151.

M. Tuñón de Lara, “El dos de mayo de 1808 en Madrid: la lucha con los mamelucos”, en L. Rubio y C. de Luna (coord.), Mirar un cuadro en el Museo del Prado, Madrid: Lunwerg, 1991, p. 214-217.

R. Andioc, “En torno a los cuadros del Dos de Mayo”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LI (1993) 133-166.

J. Baticle, Goya, [París]: Fayard, 1992, p. 399-403.

J. A. Tomlinson, Goya in the Twilight of Enlightenment, New Haven & Londres: Yale University Press, 1992, p. 131-149.

I. Rose-de Viejo y R. Michael Mason (dir.), Goya / Rembrandt: la mémoire de l’oeil, cat. exp., Ginebra: Cabinet des estampes du Musée d’art et d’histoire, 1993, p. 72-73.

J. A. Tomlinson, Goya en el crepúsculo de las Luces, Madrid: Cátedra, 1993, p. 172-194.

V. Bozal, Goya y el gusto moderno, Madrid: Alianza, 1994, p. 164-170; 179-195.

J. L. Morales y Marín, Goya: catálogo de la pintura, Zaragoza: Academia de Bellas Artes de San Luis, 1994, p. 325-326, n. 451.

J. Baticle, Goya, Barcelona: Grijalbo Mondadori, 1995, p. 271-274.

J. J. Luna y M. Moreno de las Heras (dir.), Goya: 250 aniversario, cat. exp., Madrid: Museo del Prado, 1996, p. 411-412, n. 141.

A. Muñoz Molina, “Los fusilamientos de la Moncloa”, en VV. AA., Obras maestras del Museo del Prado, Madrid: Electa, 1996, p. 203-211.

Museo del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Ministerio de Educación y Cultura, 1996, p. 140-141, n. 748.

M. Moreno de las Heras, Goya: pinturas del Museo del Prado, Madrid: Museo del Prado, 1997, p. 280-286, n. 100.

N. Glendinning, “Representaciones de la Guerra de la Independencia: «El dos de mayo» y «Los fusilamientos»”, en VV. AA., Goya, Madrid: Fundación de Amigos del Museo del Prado-Galaxia Gutenberg, 2002, p. 271-284.

H. J. Neuschäfer, “Goya und die Tragödie der Spanischen Aufklärung. Die Bilder Zum 2. und 3. Mai 1808”, en C. Frank y S. Hänsel (ed.), Spanien un Portugal im Zeitalter der Aufklärung, Frankfurt am Main, 2002, p. 451-458.

V. Nieto Alcaide, “La guerra y lo imaginario en la pintura de Goya”, en VV. AA., Historias inmortales, Barcelona: Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 2002, p. 319-329.

J. Mª. Alía Plana, Dos días de mayo de 1808 en Madrid, pintados por Goya, Madrid: Fundación Jorge Juan, 2004.

A. Reuter, Das Bild der Gewalt im Werk Goyas, Frankfurt am Main: Peter Lang GMBH, 2004, p. 147-186.

V. Bozal, Francisco Goya. Vida y obra, Madrid: TF Editores, 2005, v. II, p. 75-89.

J. M. Matilla, “Estampas españolas de la Guerra de la Independencia: propaganda, conmemoración y testimonio”, Cuadernos dieciochistas, 8 (2007) 262.

M. B. Mena Marqués y G. Maurer, “El dos de mayo de 1808”, en M. B. Mena Marqués, G. Maurer y otros, Goya en tiempos de guerra, cat. exp., Madrid: Museo Nacional del Prado, 2008, p. 353-369, n. 123.

A. Schulz, “Moors and Bullfight: History and National Identity in Goya’s Tauromaquia El dos de mayo de 1808”, The Art bulletin, 2 (2008) 195-217.

F. Calvo Serraller, Goya: obra pictórica, Barcelona: Ramdon House Mondadori, 2009, p. 228-232.

J. J. Luna, “Guerra y pintura en las colecciones del Museo del Prado. Desde el siglo XVI a Goya”, en M. Cabañas Bravo, A. López-Yarto Elizalde y W. Rincón García (coords.), Arte en tiempos de guerra, Madrid: Instituto de Historia, CSIC, 2009, p. 25.

M. Mena Marqués, G. Maurer, C. Garrido, J. García-Máiquez, E. Mora Sánchez, E. Quintana Calamita y C. Quintanilla Garrido, “Goya: El Dos y el Tres de mayo de 1808 en Madrid. Estudio y restauración”, Boletín del Museo del Prado, XXVII/45 (2009) 129-149.

A. Rodríguez G. de Ceballos, “Representación de la guerra en la pintura española: de la épica heroica al desastre moral”, en M. Cabañas Bravo, A. López-Yarto Elizalde y W. Rincón García (coords.), Arte en tiempos de guerra, Madrid: Instituto de Historia, CSIC, 2009, p. 136-140.

30/03/1996 a 02/06/1996
Goya: 250 aniversario
Museo del Prado (Madrid)

15/04/2008 a 13/07/2008
Goya en Tiempos de Guerra
Museo del Prado(Madrid)

En la parte superior izquierda del lienzo: “Madrid / Dos de Mayo” (inscripción puesta probablemente a la llegada de la obra al Museo del Prado, y borrada en fecha posterior).

A lápiz negro, en la hoja de la daga caída en el suelo, junto al patriota muerto en primer término a la derecha, “Goya”. Posiblemente firma del artista. Aparece en el lugar en que se firman ese tipo de armas.

P00749
El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o "Los fusilamientos"
Goya y Lucientes, Francisco de
Escenas de la Guerra de la Independencia, El Dos de Mayo de 1808 en Madrid

pareja

Última modificación: 02-08-2013 | Registro creado el 16-05-2012

Presiona Esc para salir