Comparativa

El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o "Los f...

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
P00749
Autor
Goya y Lucientes, Francisco de
Título
El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o "Los fusilamientos"
Fecha
1814
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Medidas
Alto: 268 cm.; Ancho: 347 cm.
Procedencia

Palacio Real, Madrid, 1814. Ingresó en el Museo del Prado, procedente de la colección real con su compañero, antes de 1834, registrándose en ese año en el “Depósito Grande”. En 1840 visto por Théophile Gautier en las salas del Museo, descrito por el mismo autor en 1843; en 1850, visto por el conde Clément de Ris; en 1867, figura ilustrado en la monografía de Goya de Charles Yriarte. Se incorpora finalmente al catálogo del Prado de 1872

Forma ingreso

Adscripción-Fondos fundacionales-Colección Real

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 984

Finalizada la guerra de la Independencia en 1813, el regreso a España de Fernando VII se había conocido desde diciembre de 1813, por el tratado de Valençay, así como su consiguiente entrada en Madrid. A principios de febrero la cuestión era inminente, habiéndole enviado el Consejo de la Regencia las condiciones para su vuelta al trono, en primer lugar la jura de la Constitución de 1812. Su llegada a la capital iba a coincidir con la primera conmemoración del alzamiento del pueblo de Madrid contra los franceses el 2 de mayo de 1808. Entre febrero y marzo de 1814, el infante don Luís María de Borbón y Vallabriga, como presidente del Consejo de la Regencia, así como las Cortes y el Ayuntamiento de Madrid, comenzaron la preparación de los actos para la entrada del rey. En la bibliografía sobre El 2 de mayo de 1808 en Madrid, o "La lucha con los mamelucos" (P00748), y su compañero, El 3 de mayo de 1808 en Madrid, o "Los fusilamientos", se fue consolidando erróneamente la idea de que estas obras fueron pintadas con un destino público en las calles de la capital. Sin embargo, ninguno de los documentos de esos actos ni la descripción de los monumentos efímeros, con decoraciones alegóricas, presentes en las calles de Madrid, recogen las pinturas de Goya. Recientemente, la localización de varias facturas (localizadas en el Archivo General de Palacio) relativas a los pagos de la manufactura de dos marcos para estos cuadros, como gastos del “Quarto del rey” y en los meses de julio y noviembre de 1814, indican que fueron financiados por Fernando VII y por tanto pintados para las salas de Palacio, casi con seguridad después de mayo de 1814, cuando el rey regresó a Madrid. La idea de los cuadros, sin embargo, se inició por la Regencia en el mes de febrero, según la documentación procedente del Ministerio de la Gobernación y de su titular, Juan Álvarez Guerra, aceptando el 24 de ese mes las condiciones de Goya para realizar el trabajo por "la grande importancia de tan loable empresa y la notoria capacidad del dicho profesor para desempeñarla… que mientras el mencionado Goya esté empleado en este trabaxo, se le satisfaga por la Tesorería Mayor, además de lo que por sus cuentas resulte de invertido en lienzos, aparejos y colores, la cantidad de mil y quinientos reales de vellón mensuales por vía de compensación… para que á tan ilustre y benemérito Profesor no falten en su avanzada edad los medios de Subsistir". Se ha pensado, y así aparece en la bibliografía más al uso, que el trabajo había sido propuesto por Goya mismo, ya que se cita una carta del artista del Archivo de Palacio, que en la actualidad no se ha localizado, en la que se ofrecía a pintar obras para esa conmemoración, avance insólito en un Pintor de Cámara, siempre a las órdenes de sus superiores. El 11 de mayo, dos días antes de su entrada en Madrid, Fernando VII detuvo a los ministros del gobierno de la Regencia y desterró en Toledo al infante, aboliendo, además, la Constitución, lo que pudo haber detenido el encargo de estas obras durante algún tiempo. Las facturas para la manufactura de los marcos, para "los cuadros grandes de pinturas alusivas á el día 2 de Mayo de 1808", los dan por terminados el 29 de noviembre de 1814, fecha a partir de la cual debieron de colgarse en Palacio, aunque no existe documentación alguna al respecto. 

Goya pintó solamente dos cuadros con los hechos del 2 de mayo de 1808 y no cuatro, como se propone habitualmente en la bibliografía, como atestiguan las facturas relativas sólo a dos marcos. Se trató de un encargo de la Regencia, continuado por el rey Fernando VII y se siguió el trámite reglamentario en los encargos de la corte. Goya planteó dos temas cruciales, que se complementan visualmente y tienen un significado conjunto: el violento ataque del pueblo de Madrid a las tropas de Murat en la mañana del 2 de mayo y la consiguiente represalia del ejército francés. Escogió para este último asunto, iniciado ya por las tropas francesas en la misma tarde del 2 de mayo en el paseo del Prado y a la luz del día, las ejecuciones de la noche y la lluviosa madrugada del 3 de mayo a las afueras de Madrid, lo que confería a la escena un mayor dramatismo.

En el siglo XIX, Charles Yriarte dio por sentado en su monografía sobre Goya, que éste había situado la escena en la zona de los cuarteles del Príncipe Pío, donde hubo ejecuciones importantes, aunque se llevaron a cabo en muchos otros lugares de Madrid, incluidas sus puertas principales. El lugar propuesto por Goya se ha identificado también como el desmonte de la Moncloa, un lugar próximo a la plaza de los Afligidos, junto al antiguo convento de San Bernardino, cerca del palacio de Liria, o la urbanización entre la montaña del Príncipe Pío y el Palacio Real. El escenario planteado por el artista no se corresponde, sin embargo, con la zona del Príncipe Pío, recordando más claramente en los perfiles de las torres de las iglesias, así como en la puerta monumental, y en la disposición de las casas al fondo o en el terraplén a la izquierda, la zona situada a la salida de la Puerta de la Vega, derribada en 1820, y situada al final de la calle Mayor. La torre más alta podía ser así, la de la iglesia de Santa Cruz, conocida entonces como la "atalaya de Madrid", por ser la más alta de la ciudad y visible en la distancia. La otra, de menor altura, sería la de Santa María la Real, la iglesia de Palacio, y el desmonte contra el que están siendo fusilados, los terrenos cercanos al Palacio, emplazado a la izquierda, fuera de la escena, por lo que Goya pudo haber insinuado así, aquí también, que la muerte de los rebeldes había sido en defensa de la Corona, como en el ataque del 2 de mayo de 1808 en Madrid, o "La lucha con los mamelucos" (P-748). Los violentos patriotas de la mañana se enfrentan ahora aquí, sin salvación ni ayuda, al pelotón de ejecución, formado por granaderos de línea y marineros de la guardia con uniforme de campaña y capote gris, reflejándose el miedo de distintas formas en cada uno de los que van a ser fusilados. Llegan en oleadas desde la ciudad, en una fila interminable que termina con su muerte, representada con crudeza en el primer término.

La restauración realizada en 2008 ha devuelto al cuadro su brillantez original, apreciándose la técnica directa y magistral de Goya. 

T. Gautier, Voyage en Espagne, París: Charpentier, 1845.

L. Matheron, Goya, París: Schulz et Thuillié, 1858, tableaux.

C. Yriarte, Goya: sa biographie. Les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’œuvre, París: Henri Plon, 1867, p. 86-88, 130.

J. Caveda y Nava, Memorias para la historia de la Real Academia de San Fernando y de las Bellas Artes en España desde el advenimiento al trono de Felipe V hasta nuestros días, [Madrid]: Manuel Tello, 1867, v. I, p. 209-210, 214.

P. de Madrazo, Catálogo descriptivo e histórico del Museo del Prado de Madrid, Madrid: M. Rivadeneyra, 1872, p. 408, n. 735.

Conde de la Viñaza (C. Muñoz y Manzano), Goya: su tiempo, su vida, sus obras, Madrid: Manuel G. Hernández, 1887, p. 274-275, n. II.

P. Lefort, “Le Musée du Prado. L’Ecole espagnole”, Gazette des Beaux-Arts, XIII (1895) 136.

C. Araujo Sánchez, Goya, Madrid: La España Moderna, 1896, p. 99, n. 83.

J. Laurent, Catalogue illustrée des tableaux du Musée du Prado à Madrid, Madrid: J. Laurent et Cie., 1899, p. 9, n. 735.

P. Lafond, Goya, París: Librairie de L'Art Ancien et Moderne, 1902, p. 105, n. 3.

E. Tormo, “Las pinturas de Goya y su clasificación y distribución cronológicas (con motivo de la exposición de sus obras en Madrid)”, en Idem, Varios estudios de Artes y Letras, Madrid: Viuda de Tello, 1902, t. I, p. 217.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grote'sche Verlagsbuchhandlung, 1903, p. 184, n. 67.

A. F. Calvert, Goya, Londres-Nueva York: John Lane, 1908, p. 147, n. 2.

A. de Beruete y Moret, Goya: composiciones y figuras, Madrid: Blass y Cía, 1917, v. II, p. 110-118; 167, n. 192.

V. von Loga, Francisco de Goya, Berlín: G. Grote'sche Verlagsbuchhandlung, 1921, p. 182, n. 67.

E. D’Ors, Tres horas en el Museo del Prado, Madrid: Caro Raggio, 1922, p. 84-92.

A. L. Mayer, Francisco de Goya, Munich: F. Bruckmann A. G., 1923, p. 179, n. 74.

A. Gámir y Sandoval, “Dónde estaba la casa de Goya en la Puerta del Sol”, Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, XXXII (1924) 114-127.

J. Meier-Graefe, The Spanish Journey, Londres: Jonathan Cape Thirty Bedford Square, 1926, p. 313.

R. Kömstedt, “Zu Goyas ‘Exekution an den Strassen-Kämpfern vom 2. Mai 1808’ im Prado-Museum”, Pantheon, 12 (1941) 283-284.

E. Lafuente Ferrari, Goya: el Dos de mayo y Los fusilamientos, Barcelona: Juventud, 1946.

W. R. Jeudwine, “Goya and the Peninsular War”, History Today, III/8 (1953) 561-570.

F. Nordström, Goya, Saturn and Melancholy: Studies in the Art of Goya, Estocolmo: Almqvist & Wiksell, 1962, p. 172-184.

P. Gassier y J. Wilson, Vie et œuvre de Francisco de Goya, Friburgo: Office du Livre, 1970, p. 267, n. 984. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974.

J. Gudiol, Goya, 1746-1828: biografía, estudio analítico y catálogo de sus pinturas, Barcelona: Polígrafa, 1970, v. I, p. 360, n. 624.

F. J. Sánchez Cantón, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Museo del Prado, 1972, p. 265, n. 749.

H. Thomas, Goya: The Third of May 1808, Londres: Allen Lane The Penguin Press, 1972.

L. Ferrarino, “Goya: le fucilazioni del 3 maggio 1808”, Studium, LXIX/2 (1973) 1-11.

R. de Angelis, L'opera pittorica completa di Goya, Milán: Rizzoli, 1974, p. 128, n. 566.

J. Gantner, Goya: Der Künstler und Seine Welt, Berlín: Gebr. Mann Verlag, 1974, p. 180-185.

W. Hofmann, Das Irdische Paradies: Motive und Ideen des 19. Jahrhunderts, Munich: Prestel Verlag, 1974, p. 114-116.

R. de Angelis, La obra pictórica completa de Goya, Barcelona: Noguer, 1975, p. 128, n. 586.

N. Glendinning, “Imaginación de Goya: nuevas fuentes para algunos de sus dibujos y pinturas”, Archivo Español de Arte, XLIX/195 (1976) 286-290.

N. Glendinning, Goya and his Critics, New Haven and London: Yale University Press, 1977, p. 11, 77, 118, 132-133, 141, 158, 183, 219, 224, 238.

G. A. Williams, Goya y la revolución imposible, Barcelona: Icaria, 1978, p. 11-22.

F. Licht, Goya. The Origins of the Modern Temper in Art, Londres: John Murray, 1980, p. 104-127.

J. Baticle, “Lux et tenebris : Goya entre la legende et la verite ”, Colóquio, 48 (1981) 50-59.

R. Tüngel, Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, Madrid: Alianza, 1981.

J. Camón Aznar, Francisco de Goya, Zaragoza: Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y La Rioja, 1982, v. IV, p. 22-26.

V. Bozal, Imagen de Goya, Barcelona: Lumen, 1983, p. 225-239.

N. Glendinning, Goya y sus críticos, Madrid: Taurus, 1983, p. 20, 91, 133, 147, 165, 197, 231, 236, 250, 251, 261.

J. Gudiol, Goya, 1746-1828: biographie, étude analytique et catalogue de ses peintures, Barcelona: Polígrafa, 1984, v. I, p. 117, n. 603.

Museo del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Museo del Prado, 1985, p. 278-279, n. 749.

D. M. Vilaplana Zurita, “Un grabado valenciano como antecedente directo de «Los fusilamientos» de Goya”, en VV. AA., El arte barroco en Aragón, Huesca: Excma. Diputación Provincial, 1985, p. 449-458.

M. Cóndor Orduña, “El dos de mayo madrileño de 1808, en la pintura”, Villa de Madrid, XXIV/88 (1986) 41-42.

D. M. Vilaplana Zurita, “Un grabado valenciano como fuente de El Tres de Mayo de 1808 de Goya”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, XXIII (1986) 35-47.

I. Hempel-Lipschutz, “Théophile Gautier y su «quimera retrospectiva» captada en la obra pictórica de Goya”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 217-218.

J. F. Moffitt, “Francisco de Goya y Paul Revere: Una masacre en Madrid y una masacre en Boston”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 257-290.

A. E. Pérez Sánchez, “Goya en el Prado: Historia de una colección singular”, en F. Calvo Serraller (coord.), Goya: nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 308.

J. Bialostocki, “The Firing Squad from Paul Revere to Goya: the Formation of a New Pictorial Theme in America, Russia and Spain”, en Idem, The Message of Images: Studies in the History of Art, Viena: Irsa, 1988, p. 211-218.

S. Symmons, Goya: In Pursuit of Patronage, Londres: Gordon Fraser, 1988, p. 88, 112, 119, 166-167.

J. Baticle, “Les 2 et 3 Mai 1808 à Madrid: recherches sur les épisodes choisis par Goya”, Gazette des Beaux Arts, CXVI/1462 (1990) 185-200.

M. Orihuela, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Madrid: Museo del Prado-Espasa Calpe, 1990, v. I, p. 493, n. 1.850.

R. Andioc, “El Dos de mayo de Martí”, en E. Caldera (ed.), Teatro político spagnolo del primo ottocento, Roma: Bulzoni, 1991, p. 125-151.

P. Serrano, “El tres de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío”, en L. Rubio y C. de Luna (coord.), Mirar un cuadro en el Museo del Prado, Madrid: Lunwerg, 1991, p. 218-221.

J. Baticle, Goya, [París]: Fayard, 1992, p. 399-403.

J. A. Tomlinson, Goya in the Twilight of Enlightenment, New Haven & Londres: Yale University Press, 1992, p. 131-149.

R. Andioc, “En torno a los cuadros del Dos de Mayo”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LI (1993) 133-166.

J. A. Tomlinson, Goya en el crepúsculo de las Luces, Madrid: Cátedra, 1993, p. 172-194.

V. Bozal, Goya y el gusto moderno, Madrid: Alianza, 1994, p. 164-170; 179-195.

J. L. Morales y Marín, Goya: catálogo de la pintura, Zaragoza: Academia de Bellas Artes de San Luis, 1994, p. 327, n. 453.

J. Baticle, Goya, Barcelona: Grijalbo Mondadori, 1995, p. 271-274.

J. J. Luna y M. Moreno de las Heras (dir.), Goya: 250 aniversario, cat. exp., Madrid: Museo del Prado, 1996, p. 411-412, n. 142.

A. Muñoz Molina, “Los fusilamientos de la Moncloa”, en VV. AA., Obras maestras del Museo del Prado, Madrid: Electa, 1996, p. 203-211.

Museo del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Madrid: Ministerio de Educación y Cultura, 1996, p. 141, n. 749.

M. Moreno de las Heras, Goya: pinturas del Museo del Prado, Madrid: Museo del Prado, 1997, p. 280-286, n. 101.

R. Andioc, “Algo más (¿o menos?) sobre el Tres de mayo de Goya”, Goya, 265-266 (1998) 194-203.

F. J. Portela Sandoval, “Una posible fuente inspiradora de Los fusilamientos de Goya”, Anales de Historia del Arte, 9 (1999) 245-253.

N. Glendinning, “Representaciones de la Guerra de la Independencia: «El dos de mayo» y «Los fusilamientos»”, en VV. AA., Goya, Madrid: Fundación de Amigos del Museo del Prado-Galaxia Gutenberg, 2002, p. 271-284.

H. J. Neuschäfer, “Goya und die Tragödie der Spanischen Aufklärung. Die Bilder Zum 2. und 3. Mai 1808”, en C. Frank y S. Hänsel (ed.), Spanien un Portugal im Zeitalter der Aufklärung, Frankfurt am Main, 2002, p. 451-458.

V. Nieto Alcaide, “La guerra y lo imaginario en la pintura de Goya”, en VV. AA., Historias inmortales, Barcelona: Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 2002, p. 319-329.

M. B. Mena Marqués (dir.), Manet en el Prado, cat. exp., Madrid: Museo Nacional del Prado, 2003, p. 266-271.

J. Mª. Alía Plana, Dos días de mayo de 1808 en Madrid, pintados por Goya, Madrid: Fundación Jorge Juan, 2004.

A. Reuter, Das Bild der Gewalt im Werk Goyas, Frankfurt am Main: Peter Lang GMBH, 2004, p. 147-186.

V. Bozal, Francisco Goya. Vida y obra, Madrid: TF Editores, 2005, v. II, p. 75-89.

F. Calvo Serraller y C. Giménez (dir.), Picasso: tradición y vanguardia, cat. exp., Madrid: Museo Nacional del Prado-Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, 2006, p. 70, 287.

J. M. Matilla, “Estampas españolas de la Guerra de la Independencia: propaganda, conmemoración y testimonio”, Cuadernos dieciochistas, 8 (2007) 262.

F. Calvo Serraller, “Picasso et l’école espagnole”, en A. Baldassari y M. L. Bernadac (dir.), Picasso et les maîtres, cat. exp. París, Galeries nationales du Grand Palais, Musée du Louvre, Musée d’Orsay-Londres, The National Gallery, París: Éditions de la Réunion des musées nationaux, 2008, p. 66.

L. F. Földényi, Goya y el abismo del alma, Barcelona: Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 2008, p. 172-174.

M. B. Mena Marqués y G. Maurer, “El tres de mayo de 1808”, en M. B. Mena Marqués, G. Maurer y otros, Goya en tiempos de guerra, cat. exp., Madrid: Museo Nacional del Prado, 2008, p. 353-369, n. 124.

F. Calvo Serraller, Goya: obra pictórica, Barcelona: Ramdon House Mondadori, 2009, p. 234.

J. J. Luna, “Guerra y pintura en las colecciones del Museo del Prado. Desde el siglo XVI a Goya”, en M. Cabañas Bravo, A. López-Yarto Elizalde y W. Rincón García (coords.), Arte en tiempos de guerra, Madrid: Instituto de Historia, CSIC, 2009, p. 25.

M. Mena Marqués, G. Maurer, C. Garrido, J. García-Máiquez, E. Mora Sánchez, E. Quintana Calamita y C. Quintanilla Garrido, “Goya: El Dos y el Tres de mayo de 1808 en Madrid. Estudio y restauración”, Boletín del Museo del Prado, XXVII/45 (2009) 129-149.

A. Rodríguez G. de Ceballos, “Representación de la guerra en la pintura española: de la épica heroica al desastre moral”, en M. Cabañas Bravo, A. López-Yarto Elizalde y W. Rincón García (coords.), Arte en tiempos de guerra, Madrid: Instituto de Historia, CSIC, 2009, p. 136-140.

30/03/1996 a 02/06/1996
Goya: 250 aniversario
Museo del Prado (Madrid)

14/10/2003 a 11/01/2004
Manert en el Prado
Museo del Prado (Madrid)

05/06/2006 a 25/09/2006
Picasso. Tradición y vanguardia
M.N.C.A.R.S. - Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid)

15/04/2008 a 13/07/2008
Goya en Tiempos de Guerra
Museo del Prado (Madrid)

P00748
El 2 de mayo de 1808 en Madrid, o "La lucha con los mamelucos"
Goya y Lucientes, Francisco de
Escenas de la Guerra de la Independencia, El Dos de Mayo de 1808 en Madrid, pareja

Última modificación: 27-02-2013 | Registro creado el 16-05-2012

Presiona Esc para salir