Comparativa

Hasta la muerte

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
G02143
Autor
Francisco de Goya
Título
Hasta la muerte
Fecha
1797-1799
Serie

Caprichos [estampa], 55

Edición
1ª ed., Madrid, 1799
Técnica
Aguafuerte, aguatinta bruñida y punta seca
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
215 x 152 mm [huella] / 306 x 201 mm [papel]
Procedencia
Colección Plácido Arango; Museo del Prado, 1991 [G02089 a G02168].
Forma ingreso

Donación Plácido Arango, OM 5-XII-1991.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 561

Harris: 90.III.1

Libro de ochenta estampas encuadernadas en piel (313 x 208 x 24 mm), nervios dorados, tejuelo en segundo entrenervio con inscripción “CAPRICHOS / DE / GOYA”, papel de aguas en guardas.

EXPLICACIONES MANUSCRITAS

P: Hace muy bien de pònerse guapa. Son sus dias: cumple 75 años, y bendran las amigitas á verla.

BN: Las mugeres locas lo serán hasta la muerte. Ésta es cierta Duquesa (la de Osuna)1 que se llena la cabeza de moños y carambas2, y por mal que le caigan no faltan guitones3, de los que vienen á atrapar las criadas, que aseguran á S. Exca. que está divina.

A: La Duquesa vieja de Osuna1. Hace muy bien en ponerse guapa: son sus días; cumple 75 años y vendrán las amigas á verla.

CN: Las mugeres locas, lo serán hasta la muerte; y créen q. los casquivanos4 (que cortejan á sus criadas) las adoran á ellas p.r petimetras5.

1. En 1799, cuando se publican los Caprichos, María Josefa Pimentel (1752-1834), condesa-duquesa de Benavente, es también duquesa de Osuna por su matrimonio con Pedro Alcántara Téllez Girón, IX duque de Osuna. Francisco de Goya se refiere a ella como “Duquesa de Osuna joben” en el recibo que extiende por el pago de los cuatro ejemplares de los Caprichos que los duques le habían comprado. Es posible que en ese momento la duquesa vieja de Osuna fuera María Vicenta Pacheco, madre del duque, la cual fallece en 1801.

2. Carambas: adorno de cintas que se llevaba encima de la cofia. De moda a finales del siglo XVIII, su nombre proviene de la actriz que lo popularizó, María Antonia La caramba.

3. Guitón: “El pordiosero que con capa de necesidad anda vagando de lugar en lugar, sin querer trabajar ni sujetarse a cosa alguna” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791).

4. Casquivano: “Ligero de cascos, de poco seso o juicio” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791).

5. Hasta la edición de 1803 del Diccionario de la Academia Española sólo figura el masculino petimetre. A partir de entonces también recoge su femenino pero sin cambiar la definición: “El joven que cuida demasiadamente de su compostura, y de seguir las modas”.

E. Piot, “Catalogue raisonné de l’oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes”, Cabinet de l’amateur et de l’antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d’art, d’antiquitè et de curiosité, I (1842) 353. —“Aquí está representada la cuestión de la eterna coquetería de ciertas damas de la corte”—.

M.G. Brunet, Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, París: Aubry, 1865, p. 40-41. —Comentario del Prado. Pintura de Goya representando esta misma escena en posesión del aficionado a las artes e historiador Jules Delpit (Burdeos). Historia de cómo la pintura llegó a manos de Delpit—.

Comentario anónimo francés en P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 198. Recogido y traducido al castellano por Nigel Glendinnig en Goya y sus críticos, Madrid: Taurus, 1982, p. 78-80. —“El asunto de la estampa 55 es la eterna coquetería de la última condesa de Benavente, madre de la duquesa de Osuna”—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 388-389. —Comentario del Prado. Sátira contra coquetería—.

C. Yriarte, Goya. Sa biographie. Les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’ouevre avec cinquante planches inédites d’aprés les copies de Tabar, Bocourt et Ch. Yriarte, París: Henri Plon, 1867, p. 111. —“Es la coquetería que persiste, el deseo de gustar, la propia idolatría que hace olvidarlo todo: los padres, los amigos, el deber. El título contiene toda la energía del dibujo. La condesa de Benavente podría estar representada en esta plancha, rasgo increíble de ingratitud: durante varios años, los Benavente habían sustentado a Goya; pero hay que creer que la duquesa de Alba ejerció una influencia terrible sobre el artista para que éste armara su buril contra los Benavente”—.

C. Araujo Sánchez, Goya, Madrid: La España Moderna, s.f. [1895], p. 37. —Crítica a la interpretación del manuscrito anónimo recogido por Lefort que identifica a la protagonista con la condesa de Benavente. “¿Qué datos hay para suponer que la estampa núm. 55, que representa a una vieja sentada delante del tocador, y una doncella que la está acicalando, mientras dos cortesanos la celebran, sea la caricatura de la condesa de Benavente? Ninguno”—.

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908. —Dibujo preparatorio. Comentario del Prado. Comentario anónimo recogido por Lefort. Recoge el comentario de Yriarte—.

A. Beruete y Moret, Goya grabador, vol. III de Goya, Madrid: Blass, 1918, p. 53. —Comentario del Prado. “Por su índole debiera figurar esta lámina en la primera y no en la segunda parte de los Caprichos”. “Bonito efecto de claroscuro, en el cual el bruñidor ha conseguido acertadas transparencias en la mesa (a la izquierda), en la falda de la vieja y en las cabezas de los hombres. El estado actual del cobre es deficiente”—.

L. Delteil, Goya, vol. XIV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 92. —Estampas de edición con letra y sin biselar. Estampas de edición biseladas, posteriores a 1856. Comentario del Prado. Comentario anónimo recogido por Lefort. Copia litográfica anónima en Ch. Motte, Caricatures espagnoles par Goya, París—.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque Nationale, 1935, p. 12. —Identificación de la mujer con la duquesa de Benavente “enemiga íntima de la duquesa de Alba”—.

F.S. Wight, “The Revulsions of Goya: Subconscious Communications in the Etchings”, The Journal of Aesthetics & Art Criticism, v. V, 1 (1946) 1-12 [“1. The Caprices”].

E. Lambert, “Una fuente inédita de un capricho de Goya” Archivo Español de Arte, XXIII, 86 (1949) 105-110. —Comparación con la estampa de Luis Suruge de 1745 La folie pare la décrépitude des ajustements de la jeunesse, según pintura de Carlos Antonio Coypel. Referencia a Mayer y Lafuente Ferrari—.

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 38-39 y 92. —“Según los textos impresos por Lefort y el Conde de la Viñaza, se alude aquí a la Duquesa de Osuna vieja; no lo era tanto, pues había nacido en 1752. La Reina María Luisa contaba un año más. Parece más verosímil que pudiera aludir a ésta, pues la Condesa-Duquesa de Benavente en 1798 era de los mejores clientes del pintor”. Cita de la fuente visual sugerida por Lambert: estampa de Charles Coypel La Folie pare la Décrépitude des ajustements de la Jeunesse, 1745. Reproducción fotográfica. “La comparación del capricho con su fuente […] mina la supuesta identificación, ya claudicante si se reflexiona que la Condesa-Duqesa, justamente en el año de la publicación de los Caprichos, pagaba al pintor varios lienzos pintados para la Alameda”. Alude posiblemente junto con la estampa La vieja y el galán a las murmuraciones frecuentes sobre los galanteos de la reina María Luisa, “y a su gusto por las modas extravagantes, e impropias de su edad, que muchos testimonios escritos y gráficos aseveran”—.

J. Adhémar, Les Caprices de Goya, París: Fernand Hazan, 1951. —“¿Es la duquesa de Benavente, enemiga íntima de la duquesa de Alba, o más bien se trata del tema de la vieja coqueta, muy frecuente en los humoristas franceses, y tratado con el mismo espíritu en una estampa que reproduce un cuadro de Coypel, como ha señalado Lambert?”—.

J. López-Rey, Goya's Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, 2 vol., Princeton: Princeton University Press, 1953, p. 146-147. —Referencia a las fuentes visuales citadas por Mayer y Lambert: La folie pare la décrépritude des adjustements de la jeunesse, estampa de Louis Suruge según un pastel de Charles Coypel. Superficialidad de dicho parecido: “La obra del francés es una versión del viejo tema de la vanidad femenina, mientras que Goya se adentra en la naturaleza de esa vanidad, realizando un retrato de la obscenidad de la mujer, y estableciendo un paralelo con la del hombre representada en el Capricho anterior”. El dibujo preparatorio representa una escena de tocador similar a las que pudo ver en casa de sus amistades. Diferencias con la estampa—.

E. Helman, Trasmundo de Goya, Madrid: Revista de Occidente, 1963. Ed. corregida y aumentada en Madrid: Alianza Editorial, 1983, p. 63-64. —Interpretación: critica a la aristocracia inútil e irracional. Comentarios del Prado y Ayala. Niega por ilógica la identificación que de la vieja de la estampa hacen los comentarios manuscritos con la duquesa de Osuna o con la reina María Luisa, unos de sus principales clientes. Fuentes: literatura satírica de tipos y costumbres de fines del siglo XVIII; Desiderio Cerdonio, El ropavejero literario, en las ferias de Madrid, Madrid, 1796: “[...] La condesa de Titplen, que con sus setenta años bien cumplidos, sus ayes y sus achaques, quiere pasar por una niña de quince años; ha estado toda la mañana en su tocador mortificando y estrechando su cuerpo, lavando y pintando su negra y seca cara, acomodando sobre su limpia calva, semejante á un casco de calabaza, un magnífico peynado y un gracioso turbante. La rodea una tropa de jóvenes petimetres que continuamente la lisonjean con palabras tiernas y amorosas, y que la hacen creer que aun tiene mérito. Uno se pone a su lado y la adula abiertamente en tanto que los demás, que están un poco retirados, se ríen de ella, con el mayor descaro. Esta señora paga á peso de oro esta tropa de insolentes bufones, y consume sus rentas en hacerse el objeto de su risa, y dar al público un ridículo espectáculo”. Crítica a la identificación de la fuente de la estampa de Goya en la estampa francesa de Suruge La Folie pare la Décrépitude des ajustements de la Jeunese (1745) por pintura de Charles Coypel. “Como si no bastara la caricatura inhumana y despiadada de la vieja para exponer su necia frivolidad y ridículas pretensiones, el artista refuerza la censura con el latigazo del letrero, Hasta la muerte, sarcasmo desollador que destroza lo que queda, si es que algo queda, de la vieja ruina”—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 vol.; vol. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 130, n. 90. —Aspectos técnicos. I.2. Prueba de estado con aguatinta bruñida y punta seca [col. Prouté, París]. II. Pruebas anteriores a la 1ª edición. III. Doce ediciones divididas en dos grupos: 1ª a 3ª; 4ª a 12ª. Dibujo preparatorio y comentario del Prado—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en inglés, The Life and Complete Work of Francisco Goya, with a Catalogue Raisonné of the Paintings, Drawings and Engravings, Nueva York: Reynal; Londres: Thames and Hudson, 1971. Reed. en Nueva York, 1981. Ed. en alemán, Frankfurt, 1971. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 561.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, n. 112. —La vieja coqueta era un tema muy frecuente en la literatura y la pintura, “pero lo extraordinario de Goya es la ferocidad del trazo, el pesimismo irremediable de la observación. En vez de hacer reír, como la mayor parte de los caricaturistas, él inquieta y entristece Aquí los cuatro personajes, que serán reportados tal cual en el grabado, representan ante nosotros una escena de comedia sutil y despiadada que, para cada uno de ellos, puede resumirse así: la vieja ensaya ante el espejo una especie de adorno de cintas de última moda, llamada caramba, por el nombre de la artista que lo había inventado; se admira sin verse. La muchacha que se apoya a la izquierda sobre el tocador, la mira con envidia, inconsciente de su adorno más precioso: ¡la juventud! A la derecha, dos petimetres esperan de pie: uno se desternilla de risa, tras su mano, contemplando el grotesco espectáculo que ofrece la horrible coqueta; el otro levanta los ojos la techo, temeroso de hacer otro tanto”—.

K. Renger y G. Unverfehrt, Francisco Goya, Radierungen, Göttingen: Kunstgeschichtliches Seminar der Universität, 1976, n. 35. —Fuentes: aguafuerte de Jeremias Falck por pintura de Bernardo Strozzi, Anciana en el tocador, c. 1658—.

J. Dowling, “Capricho as Style in Life, Literature, and Art from Zamora to Goya”, Eighteenth-Century Studies, 10, 4 (1977) 430. —Comentario de la Biblioteca Nacional. Referencia a López-Rey y Helman—.

E. Lafuente Ferrari, Los Caprichos de Goya, Barcelona: Gustavo Gili, 1977. Ed. de bolsillo, Punto y línea serie gráfica, Barcelona: Gustavo Gili, 1978, p. 144. —Vieja probándose una caramba, tocado de cintas llamado así por la actriz María Antonia “la Caramba” quien popularizó su uso. El autor descarta la posible asociación de la vieja con la duquesa de Osuna, como insinúa el manuscrito de Ayala, e insiste en el parecido de sus rasgos faciales con los de la reina María Luisa. Descripción de la prueba única, La vieja y el galán, de la Bibliothèque Nationale de París—.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 95-96. —Dibujo preparatorio y prueba única, La vieja y el galán—.

W. Hofmann, Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 99-100, n. 46.

J.M.B. López Vázquez, Los Caprichos de Goya y su interpretación, Santiago de Compostela: Universidad, 1982, p. 217-218. —Fuente principal: Diego Saavedra Fajardo, Idea de un Príncipe Político y Christiano, Madrid, 1724. Otras fuentes: Erasmo, L'Eloge de la Folie, Amsterdam, 1745; Torres Villarroel, Barca de Aqueronte, y residencia Infernal de Plutón, Salamanca, 1752. Interpretación: “Entre las causas que pertenecen a la persona y de las cuales nace la autoridad y la reputación del Príncipe se encuentran las galas y el arreglo externo. [...] En la estampa Goya muestra lo ridículo del ‘arreo’ excesivo de la persona”—.

C.J. Cela, Los Caprichos de Francisco de Goya, Madrid: Sílex, 1989, p. 122-123.

J.A. Tomlinson, Graphic Evolutions: the Print Series of Francisco Goya, Nueva York: Columbia University Press, 1989, p. 22-23. —Esta obra formaría parte del grupo de estampas correspondientes a una quinta fase en la evolución técnica de los Caprichos: Goya ha ido pasando gradualmente desde el simple uso del aguafuerte, a una dependencia cada vez mayor del aguatinta hasta llegar al empleo exclusivo de la resina y las reservas de barniz. Pues bien en la quinta fase, integrada por las imágenes de temas de represión, prostitución, ignorancia, vanidad y ociosidad, se alcanza un grado superior de complejidad técnica y formal. Ahora los blancos en la superficie de resina no se obtienen sólo mediante reservas sino también a partir del empleo del rascador y bruñidor. La autora apunta la disparidad irracional entre la realidad y la percepción que la anciana vanidosa tiene de ella. Señala el cruce de miradas entre los dos hombres del fondo que dirigen su atención a la vieja, y la muchacha joven detrás de la anciana que presta atención a la imagen reflejada en el espejo. Tanto unos como la otra ven exactamente lo mismo, la decrepitud de la mujer; sólo ésta parece estar ciega a la realidad—.

A. de Paz, “Lo ‘scandalo’ della ragione: i ‘Caprici’”, en Goya: arte e condizione umana, Nápoles: Liguori, 1990, p. 220. —Comparación con la estampa de Suruge de 1745 La folie pare la décrépitude des ajustements de la jeunesse, según pintura de Coypel. Referencia a Lafuente Ferrari—.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 276-278. —Grupo temático “fortuna y muerte”. Dibujo preparatorio. Primera edición, anterior a correcciones ortográficas, Brooklyn Museum. Alegoría de la Vanidad y la Muerte. Proceso creativo. Aspectos técnicos. Referencias a las interpretaciones y fuentes citadas por Helman y Sánchez Cantón. Referencia a los comentarios contemporáneos que identificaban a la protagonista de la estampa con la reina María Luisa—.

C. Coleman, “Goya y ‘los Caprichos’: un enfoque alternativo”, en Congreso Internacional Goya 250 Años Después 1746-1996, Marbella: Museo del Grabado Español Contemporáneo, 1996, p. 274. —Interpretación desde la posición de la teoría de la mujer. “Si la mujer existe para el deleite masculino, se esforzaría en ser bella: la vanidad y la coquetería constituyen la reacción aprendida a la exigencia de la belleza física. El canon masculino no tolera ni la vejez ni la fealdad”—.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 290-293. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Caprichos durante los siglos XIX y XX—.

V.I. Stoichita y A.M. Coderch, Goya. The Last Carnival, Londres: Reaktion Books, 1999. Ed. en español, El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Madrid: Siruela, 2000, p. 169-207, 209-237, 285-307. —“La farmacia de Goya: 1- Caprichos, vinagres y otras sales (aguas fuertes: primera hipótesis); 2- Sueños, caprichos, mal humor (aguas fuertes: segunda hipótesis); 3- Calle del desengaño número 1, noche sin luna (aguas fuertes: tercera hipótesis)”. “El carnaval del lenguaje: 1- El desengaño de la representación; 2- Decir o no decir; 3- Mostrar o no mostrar / ver o no ver”. “Ja-ja, jo-jo, ju-ju, ji-ji: 1- Los anteojos de Goya, 2- La risa de Goya”—.

J. Blas, R. Andioc, R. Centellas, Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Zaragoza: Diputación Provincial; Madrid: Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1999, p. [178-179]. —Explicaciones manuscritas. Comentarios de la Calcografía Nacional, Biblioteca Universitaria de Zaragoza y Museo de Pontevedra—.

J.A. Tomlinson, “Imágenes de mujeres en las estampas y dibujos de Goya” y “Estampas y dibujos”, en Goya: la imagen de la mujer, Madrid: Fundación Amigos del Museo del Prado, 2001, p. 87-92, n. 97 (p. 305). Ed. en inglés, Goya: Images of Women, Washington: National Gallery of Art, 2002. —Grupo temático “Vanidad”—.

V. Bozal, Francisco Goya: vida y obra, Alcobendas (Madrid): Tf, 2005, v. 1, p. 191-230. —“El mundo de la noche”, “El verano de Sanlúcar”, “Caprichos”—.

A. Schulz, Goya’s Caprichos: Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge: Cambridge University Press, 2005. —“Re-Viewing Los Caprichos”, “From Expression to Caricature”, “Modes of Spectatorship”, “Inverting the Enlightenment Body”, “Concepts of the Grotesque”—.

L. Cirlot, “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Barcelona: Planeta; Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2006, p. 322-325.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 214, n. 67.

P.E. Mangiante, “Fuentes italianas de la gráfica goyesca”, en Goya e Italia, Zaragoza: Diputación Provincial, 2008, p. 297-298, il. 403.

55. // Hasta la muerte.

Miguel Seguí y Riera

Hasta la muerte

1884

Aguafuerte y aguatinta

Publicación: Goya. Los agua fuertes conocidos con el nombre de Caprichos y notas biográficas del autor, Barcelona: Centro Editorial Artístico, 1884

Biblioteca Nacional, Madrid, ER/6307

Salvador Dalí

Y ven y ven y ven…

1973-1977

Reproducción en heliograbado del Capricho 55 de Goya, intervención con punta seca sobre la lámina reproducida y estarcido en color

Publicación: Los Caprichos de Goya de Dalí, París: Heinz Berggruen, 1977 (Fontenay-aux-Roses: Rigal, 1973-1977). Edición de 200 ejemplares venales + 10 pruebas de artista

Biblioteca Nacional, Madrid, Invent/76738

Jake & Dinos Chapman

Like A Dog Returns To Its Vomit 55

2005

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Capricho 55 de Goya correspondiente a una edición del siglo XX

Serie: Like A Dog Returns To Its Vomit, 2005. Ejemplar único

White Cube, Londres

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D03938

PRUEBA DE ESTADO ANTES DE LA PUNTA SECA

Aguafuerte y aguatinta bruñida

Colección Proutè, París

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 220 x 154 mm, 442.95g

Calcografía Nacional, Madrid, 3481

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir