Comparativa

Paisaje con río y casas [vista de Madrid...

Cuaderno italiano

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
D06068/72
Autor
Francisco de Goya
Título
Paisaje con río y casas [vista de Madrid en las proximidades del Manzanares]
Fecha
1775 c.
Serie

Cuaderno italiano, p. 72

Técnica
Lápiz negro
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
187 x 129 mm
Procedencia
Colección particular, Palma de Mallorca; Edmund Peel Fine Art, Madrid, 1993; Fervisa S.A, herencia de Manuel Villaescusa, Madrid, 1993; Museo del Prado, 1993.
Forma ingreso

Donación por Fervisa S.A. (fondos del legado Villaescusa) al Museo de Prado, 22-10-1993. Fervisa S.A. adquirió el Cuaderno italiano a Edmund Peel Fine Art en conformidad con el dictamen favorable del Patronato del Museo del Prado; acuerdo del Real Patronato de 30-06-1993.

Paisaje a lápiz, en sentido transversal, paralelo al margen interior del cuaderno, con la presencia destacada de un árbol en primer plano, a la derecha, y arquitecturas al fondo, en la orilla opuesta de un río. Tomada del natural, “puede ser una vista de Madrid desde la orilla derecha del río Manzanares, con la ermita de la Virgen del Puerto al fondo y la zona elevada hacia la cuesta de San Vicente y el Palacio Real” [M.B. Mena Marqués, “El Cuaderno italiano. Museo del Prado (F.A. 1732). Transcripción anotada”, en op. cit., p. 58]. Mangiante, siguiendo a Wilson-Bareau, identificó este paisaje, y los de las páginas 74 y 76, con apuntes para ambientar escenas de los cartones para tapices.

Son apreciables, por transparencia, los trazos a pluma del recto de la hoja.

En el anverso, Niño de espaldas tocando el tambor, D06068/71.

J. Wilson-Bareau, “Francisco de Goya y Lucientes, pintor”, en Goya: el capricho y la invención. Cuadros de gabinete, bocetos y miniaturas, Madrid: Museo del Prado, 1993, p. 70.

M.B. Mena Marqués, “El Cuaderno italiano. Museo del Prado (F.A. 1732). Transcripción anotada”, en El Cuaderno italiano 1770-1786. Los orígenes del arte de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1994, ed. rev. Madrid: Museo del Prado y Fundación de Amigos del Museo del Prado, 2008, p. 58.

A. Reuter, “Francisco de Goya en el extranjero: el viaje a Italia y el exilio en Francia”, en M. Cabañas (coord.), XI Jornadas de Arte. El arte español fuera de España, Madrid: Departamento de Historia del Arte Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2003, p. 41.

P.E. Mangiante, Goya e Italia, Zaragoza: Diputación Provincial, 2008, p. 286, il. 373 (p. 288).

C. Monterde y R. Gallego, “Las páginas del Cuaderno italiano”, en J. Sureda (ed. lit.), Goya e Italia, Zaragoza: Fundación Goya en Aragón y Turner, 2008, v. 2, p. 103.

Pájaro en círculo con letra “I” en su interior, bajo inicial “F” (fragmento, parte superior; en la parte inferior de la marca de agua, tres montículos inscritos en círculo), 37 x 44 mm; papel de fabricación italiana, elaborado en molinos papeleros de Fabriano (Ancona).

APUNTES

Paisajes. Vistas de Madrid en las proximidades del río Manzanares

Cuaderno italiano, p. 74, 76, 94-95, 109, 130 y 131

Museo del Prado, D06068/74, D06068/76, D06068/94/95, D06068/109, D06068/130 y D06068/131

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Ficha técnica

Número de catálogo
D06068
Autor
Francisco de Goya
Título
Cuaderno italiano
Fecha
1771-1788 c.
Serie
Cuaderno italiano
Técnica
Sanguina, lápiz negro, tintas pardas, de bugalla o de bistre a pluma
Soporte
Encuadernación de pergamino + 83 hojas de papel verjurado ahuesado
Medidas
187 x 130 mm, aprox. [cubiertas, 192 x 135 mm]
Procedencia
Colección particular, Palma de Mallorca; Edmund Peel Fine Art, Madrid, 1993; Fervisa S.A, herencia de Manuel Villaescusa, Madrid, 1993; Museo del Prado, 1993.
Forma ingreso
Donación por Fervisa S.A. (fondos del legado Villaescusa) al Museo de Prado, 22-10-1993. Fervisa S.A. adquirió el Cuaderno italiano a Edmund Peel Fine Art en conformidad con el dictamen favorable del Patronato del Museo del Prado; acuerdo del Real Patronato de 30-06-1993.

El Cuaderno italiano fue comenzado por Goya durante su estancia en Italia entre finales de 1769 y la primavera de 1771. La datación de las primeras anotaciones y dibujos se sitúa en torno a ese año de 1771, prologándose hasta finales de la década de 1780, de modo que el contenido del Cuaderno corresponde a un amplio periodo de casi dos décadas. Esa amplitud cronológica explicaría la diversidad y heterogeneidad del mismo, cuyas hojas no mantienen una secuencia temporal ordenada, mezclándose de forma aleatoria apuntes de obras vistas en Italia, estudios anatómicos y de ropaje, diseños preliminares para composiciones pictóricas propias realizadas en Roma o después de su llegada a España, además de numerosas anotaciones de carácter profesional, familiar o personal. Ese variado contenido, distribuido sin orden secuencial entre las páginas del Cuaderno, lo convierte no sólo en un elenco de imágenes sino también en un libro de apuntes –visuales y textuales–, una agenda personal y una suerte de diario en el que deja constancia de sus impresiones, recuerdos y otras circunstancias de su vida. El ingenuo carácter de algunos dibujos, que denotan la impericia propia de una mano infantil, induce a suponer que Goya cedió alguna de sus páginas para que dibujara en ellas su hijo Javier, cuando contaba menos de diez años de edad. Si esta hipótesis resultara correcta, cabría inferir que el Cuaderno fue usado por el hijo del pintor durante los años iniciales de la década de 1790.

Por lo que respecta al periodo transcurrido entre 1771 y 1788, en el que se data la utilización del Cuaderno italiano por Goya, su contexto biográfico y profesional estaría marcado por los siguientes acontecimientos –muchos de los cuales tienen su reflejo en el cuaderno–:

“Entre fines de 1769 y mayo de 1771 Goya permanece en Italia, especialmente en Roma. Envía en mayo de 1771 el cuadro de Aníbal vencedor, que por primera vez miró Italia desde los Alpes, al concurso de la Academia de Parma. En Roma debió de adquirir el Cuaderno italiano y comienzan las anotaciones, con noticias que se extienden en el período que va desde 1771, con las primeras ideas para el cuadro de Aníbal, hasta 1788, en que corrige la fecha de unos Vales Reales. En octubre de 1771 recibe su primer encargo de importancia, los frescos del coreto de la basílica del Pilar. Casa con Josefa Bayeu y Subías el 25 de julio de 1773. En 1774 participa en la decoración mural de la Cartuja de Aula Dei, a 14 kilómetros de Zaragoza. Nace su primer hijo, Antonio Juan Ramón y Carlos, el 29 de agosto de 1774, en Zaragoza. El 3 de enero de 1775 se traslada con su familia a Madrid, llamado por el pintor Anton Raphael Mengs, para colaborar en la elaboración de diseños para tapices de la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara. El 15 de diciembre de ese año nace su segundo hijo, Eusebio Ramón, y el 21 de enero de 1777, su tercer hijo, Vicente Anastasio. Continúa realizando cartones para la Real Fábrica de Santa Bárbara. El 9 de octubre de 1779 nació su hija Pilar Dionisia. Mengs, que regresó a Roma en octubre de 1776, muere allí el 22 de junio de 1779. En mayo de 1780, después de la presentación de su Cristo en la cruz (Museo del Prado), Goya es recibido finalmente como miembro de la Academia de San Fernando. El 23 de ese mismo mes se le encargan los frescos para la cúpula de la basílica del Pilar de Zaragoza. El 22 de agosto de ese año nace su hijo Francisco de Paula Hipólito. El 11 de febrero de 1781 termina los frescos de la basílica del Pilar, y los bocetos preparados consiguientemente para las pechinas son rechazados; el encargo concluye con graves desavenencias con su cuñado Francisco Bayeu, encargado de la supervisión de los trabajos, y el pintor regresa a Madrid. El 25 de julio recibe el encargo real del cuadro de la Predicación de San Bernardino, para uno de los altares de la iglesia de San Francisco el Grande en Madrid, que termina con gran éxito el 31 de octubre. En noviembre muere su padre en Zaragoza. El 13 de abril de 1782 nace su hija Hermenegilda Francisca de Paula. En 1783 realiza el Retrato del conde de Floridablanca (Madrid, Banco de España), y en agosto de ese año el infante don Luis de Borbón, hermano del rey Carlos III, le invita a su residencia de Arenas de San Pedro. Goya realizó algunas obras para aquél, entre otras, en 1784, el gran Retrato de la familia del infante don Luis (Corte di Mamiano, Parma, Fondazione Magnani-Rocca). El 3 de diciembre de 1784 nace su último hijo, Xavier. El 18 de marzo de 1785 recibe el nombramiento de vicedirector de Pintura de la Academia de San Fernando. Realiza seis retratos para el Banco de San Carlos y comienza su relación con la familia de los duques de Osuna, que se cuentan entre sus primeros y más importantes protectores, y de los duques de Medinaceli, para quienes pinta ese mismo año el gran cuadro de la Anunciación para el altar mayor de la ermita de San Antonio del Prado. En 1786, junto con su cuñado Ramón Bayeu, es nombrado Pintor del Rey, con 15.000 reales de sueldo. Recibe otra serie de encargos de cartones para tapices, obras para la residencia de la Alameda de los duques de Osuna y para el convento de Santa Ana de Valladolid. En 1788, con su fama de pintor ya bien establecida, pinta la serie de bocetos para cartones de tapices, destinados al dormitorio de las infantas en el palacio de El Pardo, y los cuadros de la vida de San Francisco de Borja para la capilla de los duques de Osuna en la catedral de Valencia. El 14 de diciembre de 1788 muere Carlos III. En 1789, el 30 de abril, el nuevo monarca Carlos IV le nombra Pintor de Cámara. Para esta fecha Goya ha dejado ya de hacer anotaciones en su Cuaderno italiano” [M.B. Mena Marqués, “El Cuaderno italiano. Museo del Prado (F.A. 1732). Transcripción anotada”, en El Cuaderno italiano 1770-1786. Los orígenes del arte de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1994, ed. rev. Madrid: Museo del Prado y Fundación de Amigos del Museo del Prado, 2008, p. 67-68, nota 1].

El Cuaderno italiano consta en su estado actual de ochenta y tres hojas de papel verjurado, con un ligero tono ahuesado. Ha sufrido la pérdida de varias hojas, tal vez en época del artista o de sus propietarios posteriores.

Encuadernado en pergamino, la cubierta delantera –192 x 135 mm–, muy desgastada por el uso, muestra diferentes trazos de escritura a lápiz negro y tinta parda a pluma. Próxima al borde inferior, inscripción autógrafa, a pluma: “Zaragoza”. En el centro de la cubierta se aprecia el inicio del nombre del artista, a lápiz: “Go[…]”. Hacia el margen derecho, zona central, a pluma, tinta parda, puede leerse: “men[…]”. Otros trazos de escritura a pluma y lápiz, ilegibles, se distribuyen en varios sectores de la cubierta. En la transcripción anotada por Manuela Mena, realizada inmediatamente después de la adquisición del Cuaderno italiano con motivo de la publicación del facsímil en 1994, se indica que “en el canto superior, a lápiz” aparece la anotación “Goya”. Dicha anotación no es visible en el estado actual de las tapas de pergamino.

La cubierta trasera, también muy desgastada, presenta en su centro la señal del punzón de un compás y una circunferencia incisa. Otra circunferencia mayor, aunque sin el orificio de la aguja, se aprecia cerca del lomo en la mitad superior. Mena sugiere la utilización del cuaderno por el artista como soporte para sus estudios de perspectiva. En el margen superior de la cubierta trasera, inscripción a pluma, tinta parda, casi ilegible: “Franco de […]”. Debajo de esa anotación, a lápiz, apenas perceptible: “Goya”.

En la hoja de guarda delantera –papel verjurado, 185 x 133 mm, roto en varias zonas–, margen superior, a lápiz negro: “Goya / Goya – Goya [rubricado]”. Ocupando el centro de la guarda, a lápiz compuesto, casi imperceptible, con letras de mayor tamaño: “Goy[a]”. En el margen inferior derecho, a lápiz compuesto: “Goyon”.

La hoja de guarda trasera –papel verjurado, 185 x 132 mm, roto en varias zonas–, muestra las siguientes inscripciones, desde el margen superior, en sentido descendente, a lápiz negro: “duha di Parma / – / la stradela / bro broñi / Caste la bila / Castegio [la ‘g’ sobre ‘i’] / Vugera / pon Cro[ne] / tortona”. Según Mena, “Goya anota aquí el camino de regreso desde Milán a Génova, por las ciudades de Parma, donde señala la ciudadela, Broni, Cana, tachado, por seguramente Canneto, destacando ¿la villa? (¿la ciudad?), Casteggio, Voghera, seguramente Pontecurone y Tortona” [M.B. Mena, op. cit., p. 70, nota 25]. En el margen inferior, a lápiz compuesto: “J Jav[ier] / Goya”. Próximo al borde derecho, en sentido transversal, apenas legible, a lápiz: “G G Goya [Goya]”. Manchas de tinta y lápiz negro por contacto con la última página del cuaderno.

Los cuadernillos están unidos en tres puntos. Su continuado uso ha provocado el desprendimiento del cosido, la separación de las cubiertas y el rasgado de las guardas. Varias hojas presentan pequeñas roturas y manchas de aceite. También es constatable la pérdida de alguna hoja, como la primera [D06068/1 y D06068/2], que fue cortada y de la que tan sólo se conserva el testimonio de un fragmento de apenas 5 mm de ancho con restos de un plumeado paralelo fino, a tinta parda. También la hoja novena [D06068/17 y D06068/18] se cortó como pone de manifiesto un fragmento de 8 mm de ancho con trazos de lápiz negro en el recto. La hoja décimotercera [D06068/25 y D06068/26] fue arrancada conservándose apenas un fragmento de 32 x 27 mm en el ángulo inferior izquierdo con restos en el recto de un dibujo a sanguina.

Varias páginas no fueron dibujadas ni anotadas y, en consecuencia, se encuentran en blanco: D06068/97, D06068/98, D06068/99, D06068/102, D06068/103, D06068/104, D06068/110, D06068/120, D06068/122, D06068/123, D06068/124, D06068/128, D06068/132, D06068/136, D06068/151, D06068/152, D06068/153, D06068/154 y D06068/160.

En algunas páginas en blanco es visible por transparencia el dibujo del recto o del verso: D06068/50, D06068/66, D06068/67, D06068/70, D06068/105, D06068/111, D06068/125, D06068/137, D06068/142, D06068/144, D06068/150 y D06068/158.

En otras páginas carentes de dibujo y anotaciones aparece por contacto la impronta del diseño de la página siguiente: D06068/22, D06068/32, D06068/34, D06068/38, D06068/52, D06068/60 y D06068/62. Y en algún caso, como la página 28 [D06068/28], también en blanco, es posible apreciar tanto restos del dibujo de la página siguiente por contacto, como trazos por transparencia del diseño del recto.

A excepción de las citadas, el resto de páginas del Cuaderno italiano contienen dibujos o anotaciones, bien de forma exclusiva o con la presencia simultánea de diseño y texto en la misma página.

J. Wilson-Bareau, “Cuaderno italiano, h. 1770-1785”, en Goya: el capricho y la invención. Cuadros de gabinete, bocetos y miniaturas, Madrid: Museo del Prado, 1993, p. 92-97.

F. Goya y Lucientes, [Cuaderno italiano], ed. facsímil, Madrid: Museo del Prado, 1994.

M.B. Mena Marqués, “‘Cinco son las Llagas’”, en El Cuaderno italiano 1770-1786. Los orígenes del arte de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1994, ed. rev. Madrid: Museo del Prado y Fundación de Amigos del Museo del Prado, 2008, p. 9-33.

M.B. Mena Marqués, “El Cuaderno italiano. Museo del Prado (F.A. 1732). Transcripción anotada”, en El Cuaderno italiano 1770-1786. Los orígenes del arte de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1994, ed. rev. Madrid: Museo del Prado y Fundación de Amigos del Museo del Prado, 2008, p. 49-70.

P.E. Mangiante, “El Goya italiano: un estado de la cuestión”, Goya, 244 (1995) 212-226.

A. Ansón Navarro, “El trascendental viaje a Italia”, en Goya y Aragón: familia, amistades y encargos artísticos, colección Mariano de Pano y Ruata 10, Zaragoza: Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, 1995, p. 79-88.

R. Buendía, “Puntualizaciones en torno al viaje italiano”, Goya, 252 (1996) 353-359.

A. Ansón Navarro, “La formación artística de Goya y la etapa zaragozana, 1759-1774”, en J.J. Luna y M. Moreno de las Heras, Goya 250 aniversario, Madrid: Museo del Prado, 1996, p. 60-63.

S. Alcolea Blanch, “Aníbal, máscaras y anamorfosis en el Cuaderno Italiano de Goya”, Barcelona: Instituto Amatller de Arte Hispánico, 1998 [www.amatller.com/digipubl/GoyaAnibalAnamorfosis.pdf]. Reed. en Revista de la Federación Española de Anticuarios, V, 10 (2º semestre 2002) 68-77.

M.B. Mena Marqués, “Quaderno italiano”, en Goya, Roma: Edizioni De Luca, 2000, p. 104-105, n. 32.

J. Wilson-Bareau, “The Roots of Goya’s Realism”, en V. Vibolt Knudsen, Goya’s Realism, Copenhague: Statens Museum for Kunts, 2000, p. 52-71.

A. Reuter, “Francisco de Goya en el extranjero: el viaje a Italia y el exilio en Francia”, en M. Cabañas (coord.), XI Jornadas de Arte. El arte español fuera de España, Madrid: Departamento de Historia del Arte Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2003, p. 38-41.

A. Reuter, “Die Vielfalt spanischer Taccuini: Italien aus der Sicht Felipe de Castros, José del Castillos und Francisco de Goyas”, en N. Hille y M.E. Müller (ed. lit.), Zeiten-Sprünge. Aspekte von Raum und Zeit in der Kunst von Mittelalter bis zur Gegenwart, Festschrift für Herrn Prof. Dr. Peter Klein, Regensburg [Ratisbona]: Schnell & Steiner, 2007, p. 137-154.

P.E. Mangiante, Goya e Italia, Zaragoza: Diputación Provincial, 2008.

A. Reuter, “El Cuaderno italiano de Goya”, en J. Sureda (ed. lit.), Goya e Italia, Zaragoza: Fundación Goya en Aragón y Turner, 2008, v. 2, p. 87-97.

C. Monterde y R. Gallego, “Las páginas del Cuaderno italiano”, en J. Sureda (ed. lit.), Goya e Italia, Zaragoza: Fundación Goya en Aragón y Turner, 2008, v. 2, p. 99-107.

J. Sureda (ed. lit.), “VI. El Cuaderno italiano”, en Goya e Italia, Zaragoza: Fundación Goya en Aragón y Turner, 2008, v. 1, p. 103-112; v. 2, p. 241-242, n. 152.

M.B. Mena Marqués, “Goya: el viaje interior”, en El arte del Siglo de las Luces. Las fuentes del arte contemporáneo a través del Museo del Prado, Madrid: Fundación Amigos del Museo del Prado, 2010, p. 337-376.

M.B. Mena Marqués, "Goya: el Cuaderno italiano, 1771-88. Fragmentos de un viaje de estudio y "apuntaciones sueltas" de vida y trabajo" y "Cuaderno italiano", en J.M. Matilla (ed.) Cuadernos italianos en el Museo del Prado. Francisco de Goya, José del Castillo, Mariano Salvador Maella. Catálogo razonado, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2013, pp. 597-767.

1993. Madrid. Museo Nacional del Prado. Goya. El capricho y la invención.

1994. Madrid. Museo Nacional del Prado. Goya. El cuaderno italiano.

1994. Gijón. Palacio de Revillagigedo, Centro Cultural Cajastur. Goya. El cuaderno italiano.

2000. Roma. Galleria Nazionale d’Arte Antica, Palazzo Barberini. Goya.

2008. Zaragoza. Museo de Zaragoza. Goya e Italia.

Diferentes marcas de agua procedentes de molinos papeleros establecidos en Fabriano (Ancona).

Última modificación: 17-10-2013 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir