Comparativa

Por que fue sensible

Haz clic sobre la obra para ampliar

Ficha técnica

Número de catálogo
G02120
Autor
Francisco de Goya
Título
Por que fue sensible
Fecha
1797-1799
Serie

Caprichos [estampa], 32

Edición
1ª ed., Madrid, 1799
Técnica
Aguatinta y bruñidor
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
215 x 151 mm [huella] / 306 x 201 mm [papel]
Procedencia
Colección Plácido Arango; Museo del Prado, 1991 [G02089 a G02168].
Forma ingreso

Donación Plácido Arango, OM 5-XII-1991.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 515

Harris: 67.III.1

Libro de ochenta estampas encuadernadas en piel (313 x 208 x 24 mm), nervios dorados, tejuelo en segundo entrenervio con inscripción “CAPRICHOS / DE / GOYA”, papel de aguas en guardas.

EXPLICACIONES MANUSCRITAS

P: Como ha de ser este mundo tiene sus altos y bajos. La vida q.e ella lleba trahia no podia parar en otra cosa.

BN: Las pobres mozas incautas van á las carceles despues de quedar preñadas por una natural sensibilidad. (la muger de Castillo1)

A: La mujer de Castillo1. Las muchachas incautas vienen á parar y parir á una prisión por demasiada sensibilidad.

CN: Las Jobenes incautas, vienen á parar en una prision p.r demasiada sensibilidad.

1. María Vicenta Mendieta, esposa del acaudalado hombre de negocios y miembro de la corporación de los Cinco Gremios Mayores de Madrid, Francisco del Castillo, fue condenada como inductora del asesinato de su marido, cometido el 9 de diciembre de 1797, y ajusticiada el 23 de abril siguiente, junto con su amante y cómplice, Santiago de San Juan.

V. Carderera, “François Goya, sa vie, ses dessins et ses eaux-fortes”, Gazette des Beaux Arts, XV (1863) 237-249. Traducción española, Valentín Carderera y Solano. Estudios sobre Goya (1835-1885), estudio y edición al cuidado de Ricardo Centellas, Zaragoza: Institución Fernando el Católico, 1996, nota 5, p. 88 redactada por Ph. Burty. —Prueba de estado antes de bruñir el aguatinta en posesión de Ph. Burty—.

M.G. Brunet, Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, París: Aubry, 1865, p. 36. —Comentario del Prado—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 383. —Comentario del Prado. Prueba de estado en posesión de Ph. Burty—.

C. Yriarte, Goya. Sa biographie. Les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’ouevre avec cinquante planches inédites d’aprés les copies de Tabar, Bocourt et Ch. Yriarte, París: Henri Plon, 1867, p. 109. —Comentario del Prado. “Es una de las planchas en las que Goya encontró la gracia, porque el personaje se parece a una bonita figura de Fragonard. Una muchacha sentada en una prisión y abandonada al dolor. Es una lección dada a las muchachas de mala vida”—.

C. Araujo Sánchez, Goya, Madrid: La España Moderna, s.f. [1895], p. 134. —Cita la existencia de un dibujo, variante del preparatorio, en el Museo del Prado—.

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908. —Comentario del Prado. Interpretación de Yriarte—.

A. Beruete y Moret, Goya grabador, vol. III de Goya, Madrid: Blass, 1918, p. 46. —Comentario del Prado. “Es una de las más bellas estampas de la serie. Es asombroso el resultado obtenido por el procedimiento único del agua tinta y al parecer con dos solos mordidos y sin toques de bruñidor. Por la belleza de esta composición y sus finezas es conveniente ir a buscarlas en las primeras tiradas; actualmente no se puede formar una idea de aquellas bellezas de ejecución. Mal conservada, como en general casi todas las obras en que predominan las medias tintas, puede muy bien servir de piedra de toque para comparar las diversas ediciones de Los Caprichos”—.

L. Delteil, Goya, vol. XIV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 69. —Prueba antes de letra con leyenda manuscrita [Cabinet des Estampes, París]: La Soleda. Reproducción fotográfica. Otra prueba en el British Museum con diferente leyenda [estampa de Burty, vendida en 1876]. Prueba antes de letra con un 6 a tinta [Col. Sánchez Gerona, antigua col. Menéndez Pidal]. Estampas de edición sin biselar. Estampas de edición biseladas con pérdida de tonos de aguatinta, posteriores a 1856. Comentario del Prado. Dibujo preparatorio del Museo del Prado. Reproducción fotográfica—.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque Nationale, 1935, p. 9. —Aspectos técnicos. Comentario del Prado—.

F.S. Wight, “The Revulsions of Goya: Subconscious Communications in the Etchings”, The Journal of Aesthetics & Art Criticism, v. V, 1 (1946) 1-12 [“1. The Caprices”].

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 82. —Dibujo preparatorio: “al grabarlo se colocó la cabeza de perfil y se cambió el cacharro del agua”—.

J. Adhémar, Les Caprices de Goya, París: Fernand Hazan, 1951. —Comentario del Prado. Dibujo preparatorio. Prueba única “puede ser que en un determinado momento Goya la concibiese para hacer pareja”—.

J. López-Rey, Goya’s Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, 2 vol., Princeton: Princeton University Press, 1953, p. 124. —Continuación del Capricho anterior: es la consecuencia de la falta de respuesta a las oraciones de la vieja—.

E. Helman, Trasmundo de Goya, Madrid: Revista de Occidente, 1963. Ed. corregida y aumentada en Madrid: Alianza Editorial, 1983, p. 86. —Fuentes: Jovellanos, “primera sátira” A Arnesto: Las tristes víctimas, que arrastra / La desnudez ó el desamparo al vicio; / Contra la débil huérfana, del hambre / Y del oro acosada, ó del halago, / La seducción y el tierno amor rendida; La expilas, la deshonras, las condenas / A incierta y dura reclusión; y en tanto / Ves, indolente, en los dorados techos / Cobijado el desorden, ó le sufres / Salir en triunfo por las anchas plazas, / La virtud y el honor escarneciendo!”—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 vol.; vol. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 103, n. 67. —Aspectos técnicos. I. Prueba de estado antes de letra [3 estampas reseñadas en distintas colecciones]. II. Pruebas anteriores a la 1ª edición. III. Doce ediciones divididas en tres grupos: 1ª; 2ª y 3ª; 4ª a 12ª. Dibujos preparatorios y comentario del Prado—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en inglés, The Life and Complete Work of Francisco Goya, with a Catalogue Raisonné of the Paintings, Drawings and Engravings, Nueva York: Reynal; Londres: Thames and Hudson, 1971. Reed. en Nueva York, 1981. Ed. en alemán, Frankfurt, 1971. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 515.

E.A. Sayre, The Changing Image: Prints by Francisco Goya, Boston: Museum of Fine Arts, 1974, p. 94-95, n. 66-67. —Prueba única y prueba de estado. Comentarios de Ayala y Prado. Procesos creativo y técnico. Fuente: “Discurso sobre legislación”, Correo de los Ciegos, 106 (27 de octubre de 1787) 498—.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, n. 92. —Calabozo del Hospicio de San Fernando “donde quizá se recluía a las prostitutas”. Antecedente formal y conceptual de los dibujos de presos y ajusticiados del Álbum C. Similar comienzo del título. Modificación del fondo con el aguatinta—.

N. Glendinning, “Goya and Women in the Caprichos. The Case of Castillo’s Wife”, Apollo, CVII, 192 (1978) 130-134. —Actitud ambigüa de Goya ante la mujer. Por un lado, las mujeres en los Caprichos son mostradas ofreciendo su propio cuerpo en venta, perjudicando la salud y la riqueza del hombre, rompiendo sus lazos matrimoniales, ocultando su engañosa naturaleza y participando en aquelarres. Por otra parte, Goya las presenta como víctimas de situaciones injustas: ese es el caso de las mujeres encarceladas. A partir de la mención recogida en algunos comentarios manuscritos coetáneos de Goya refiriéndose a la figura del Capricho 32 como “la mujer de Castillo”, Glendinning identifica esta estampa con un hecho real. Se trata del caso de María Vicenta Mendieta, quien asesinó a su marido en complicidad con su amante, Santiago de San Juan, la noche del 9 de diciembre de 1797. El marido, Francisco de Castillo, era un acaudalado comerciante de lienzos, miembro de los Cinco Gremios Mayores, hermano de un prestigioso librero de Madrid y un hombre valorado y respetado en los círculos de gobierno. Fue asesinado en su cama de once puñaladas. Motivos pasionales y económicos fueron argumentados durante el juicio, en el que se vieron involucrados dos de los amigos más íntimos de Goya: Meléndez Valdés, entonces fiscal de la Corona, y Jovellanos, Secretario de Gracia y Justicia. Los amantes fueron condenados a muerte y ejecutados a garrote en la Plaza Mayor de Madrid el 23 de abril de 1798. Este caso tuvo una enorme repercusión popular, sobre todo en la capital de España, y es seguro que Goya dispuso de información privilegiada sobre el juicio y sobre el comportamiento de María Mendieta en prisión los meses previos a su ejecución—.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 81-83 y 85-86. —Dibujo preparatorio y prueba única, Mujer en la prisión—.

W. Hofmann, Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 85, n. 31.

J.M.B. López Vázquez, Los Caprichos de Goya y su interpretación, Santiago de Compostela: Universidad, 1982, p. 133-134. —Fuente principal: Diego Saavedra Fajardo, Idea de un Príncipe Político y Christiano, Madrid, 1724. Otra fuente: Pedro de Salas, Affectos Divinos con Emblemas Sagrados, Valladolid, 1658. Interpretación: “Saabedra Faxardo aconseja al Príncipe el modo de actuar con los que ‘lo disputan todo’: ‘a éstos se ha de dexar, que como los falcones se remonten, y cansen, llamándolos después al señuelo de la razón, y a lo que se pretende’. La muchacha que tanto prometía en el Capricho anterior, se nos muestra ahora presa en una lóbrega cárcel”—.

C.J. Cela, Los Caprichos de Francisco de Goya, Madrid: Sílex, 1989, p. 76-77.

J.A. Tomlinson, Graphic Evolutions: the Print Series of Francisco Goya, Nueva York: Columbia University Press, 1989, p. 20-22. —Dentro de la evolución técnica de la serie propuesta por la autora, el Capricho 32 constituiría una cuarta fase (después de las escenas de brujería, galanteo y pasiones violentas) en la que el dominio progresivo del aguatinta y la mayor confianza en el procedimiento le llevarían a intentar el uso exclusivo de la resina prescindiendo completamente del aguafuerte. Los blancos son obtenidos mediante el recurso de las reservas con barniz, lo que pone de manifiesto la multiplicidad de efectos que permite el aguatinta en manos de un maestro. Referencia a la interpretación de Glendinning—.

R. Wolf, Goya and the Satirical Print, in England and on the Continent, 1730 to 1850, Boston: Boston College Museum of Art, 1991, p. 51-57. —Variación del tema del barbero presente en el Capricho 29, en el que la presencia de la mujer le da una carga sexual y en la que queda de manifiesto la vulnerabilidad del hombre. Relación con dos estampas inglesas The Female Shaver, 1773, y Cap.tn Puff, in the Suds, 1787. El doble significado del título, que también se refiere a dejar a alguien sin dinero, incluye a la estampa entre las que se ocupan de la prostitución—.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 173-176. —Grupo temático “víctimas y verdugos”. Dibujo preparatorio. Prueba antes de letra. Primera edición, anterior a correcciones ortográficas, Brooklyn Museum. Postura de la mujer en el dibujo preparatorio recuerda la del aguafuerte de Goya del Agarrotado. Proceso creativo. Aspectos técnicos y compositivos. Modificaciones en el título. Identificación en algunos de los comentarios contemporáneos con la mujer de Castillo—.

J. Wilson-Bareau, El capricho y la invención: cuadros de gabinete, bocetos y miniaturas, Madrid: Museo del Prado, 1993, p. 272-276. —Relación con las pinturas de Goya La visita del fraile e Interior de prisión, realizadas probablemente entre 1798 y 1800 y pertenecientes a la colección del marqués de la Romana. Toda la explicación está basada en el crimen de Castillo y en el encarcelamiento de María Vicenta Mendieta. Describe el caso pormenorizadamente—.

R. Alcalá Flecha, “Expresión y gesto en la obra de Goya”, Goya, 252 (1996) 341-352 [349-350].

L. Domergue, “Goya y el universo carcelario”, en Congreso Internacional Goya 250 Años Después 1746-1996, Marbella: Museo del Grabado Español Contemporáneo, 1996, p. 102-103. —Establece parentesco entre el Capricho 32 y la pintura Interior de prisión de la colección del marqués de la Romana. Compara también la estampa con su dibujo preparatorio. Interpretación: “La joven fue ‘sensible’. ¿A la llamada del amor? ¿A las promesas de un seductor? Conjeturas. Lo que sí se sabe es que Goya al escoger este adjetivo ‘sensible’, que hace pensar en Rousseau, quiso enternecernos sobre esta víctima [...] ¿Por qué iríamos a suponer que la palabra es usada por Goya en sentido irónico? La desgracia de este ser llama a la compasión”—.

N. Glendinning, “El arte satírico de los Caprichos; con una nueva síntesis de la historia de su estampación y divulgación”, en Caprichos de Francisco de Goya: una aproximación y tres estudios, Madrid: Calcografía Nacional, 1996, p. 46-48. —Emplea esta obra como argumento de que Goya también se inspiró para los Caprichos en acontecimientos reales sucedidos en su época, a pesar de que frecuentemente recurriera al lenguaje proverbial popular, las estampas satíricas inglesas, la commedia dell ‘arte y otras múltiples fuentes literarias. Reafirma la relación de la escena con el crimen de Castillo. Analiza las diferencias formales entre el dibujo preliminar y la estampa: “Al pasar del dibujo preliminar al cobre, se aumenta la oscuridad del calabozo y se destaca la presencia de una rata, aumentando el opresivo ambiente de la cárcel, y estimulando nuestra simpatía hacia la encarcelada. ¿Hay crítica de la cárcel, por lo tanto, y no sólo del crimen, en este capricho?”. Glendinning contesta a su pregunta en sentido negativo. Cree que no puede interpretarse la escena como una crítica general contra las condiciones carcelarias. Más clara desde este punto de vista sería otra estampa que muestra a una mujer recostada cargada de grillos en los pies. Su opinión es que Goya se alineó con las posiciones de Meléndez Valdés, a quien correspondió la responsabilidad de dictar la sentencia de muerte—.

A. Astorgano Abajo, “Goya y el discurso de Meléndez Valdés contra los parricidas de Castillo”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXXV-LXXVI (1999) 25-80. —Interrelación entre el parricidio del comerciante de lienzos madrileño Francisco del Castillo, el Capricho 32, dos óleos pertenecientes al marqués de la Romana (La visita del fraile e Interior de prisión) y el discurso del fiscal encargado del caso, Meléndez Valdés. Utiliza como fuente argumental el artículo de Nigel Glendinning de la revista Apollo—.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 192-195. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Caprichos durante los siglos XIX y XX—.

V.I. Stoichita y A.M. Coderch, Goya. The Last Carnival, Londres: Reaktion Books, 1999. Ed. en español, El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Madrid: Siruela, 2000, p. 169-207, 209-237, 285-307. —“La farmacia de Goya: 1- Caprichos, vinagres y otras sales (aguas fuertes: primera hipótesis); 2- Sueños, caprichos, mal humor (aguas fuertes: segunda hipótesis); 3- Calle del desengaño número 1, noche sin luna (aguas fuertes: tercera hipótesis)”. “El carnaval del lenguaje: 1- El desengaño de la representación; 2- Decir o no decir; 3- Mostrar o no mostrar / ver o no ver”. “Ja-ja, jo-jo, ju-ju, ji-ji: 1- Los anteojos de Goya, 2- La risa de Goya”—.

J. Blas, R. Andioc, R. Centellas, Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Zaragoza: Diputación Provincial; Madrid: Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1999, p. [132-133]. —Explicaciones manuscritas. Comentarios de la Calcografía Nacional, Biblioteca Universitaria de Zaragoza y Museo de Pontevedra—.

J.A. Tomlinson, “Imágenes de mujeres en las estampas y dibujos de Goya” y “Estampas y dibujos”, en Goya: la imagen de la mujer, Madrid: Fundación Amigos del Museo del Prado, 2001, p. 87-92, n. 95 (p. 304). Ed. en inglés, Goya: Images of Women, Washington: National Gallery of Art, 2002. —Grupo temático “Matrimonio”—.

V. Bozal, Francisco Goya: vida y obra, Alcobendas (Madrid): Tf, 2005, v. 1, p. 191-230. —“El mundo de la noche”, “El verano de Sanlúcar”, “Caprichos”—.

A. Schulz, Goya’s Caprichos: Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge: Cambridge University Press, 2005. —“Re-Viewing Los Caprichos”, “From Expression to Caricature”, “Modes of Spectatorship”, “Inverting the Enlightenment Body”, “Concepts of the Grotesque”—.

L. Cirlot, “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Barcelona: Planeta; Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2006, p. 232-235.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 205, n. 55.

32. // Por que fue sensible.

Miguel Seguí y Riera

Por que fue sensible

1884

Aguatinta y trazos de aguafuerte

Publicación: Goya. Los agua fuertes conocidos con el nombre de Caprichos y notas biográficas del autor, Barcelona: Centro Editorial Artístico, 1884

Biblioteca Nacional, Madrid, ER/6307

Salvador Dalí

Cuerda hipnagógica de Lulio Estringide

1973-1977

Reproducción en heliograbado del Capricho 32 de Goya, intervención con punta seca sobre la lámina reproducida y estarcido en color

Publicación: Los Caprichos de Goya de Dalí, París: Heinz Berggruen, 1977 (Fontenay-aux-Roses: Rigal, 1973-1977). Edición de 200 ejemplares venales + 10 pruebas de artista

Biblioteca Nacional, Madrid, Invent/76715

Jake & Dinos Chapman

Like A Dog Returns To Its Vomit 32

2005

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Capricho 32 de Goya correspondiente a una edición del siglo XX

Serie: Like A Dog Returns To Its Vomit, 2005. Ejemplar único

White Cube, Londres

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D03955

PRUEBA ANTES DE LETRA

Museo del Prado, G05601

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 219 x 153 mm, 556.48g

Calcografía Nacional, Madrid, 3458

Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir