Brabisimo!

Ficha técnica

Número de catálogo
G02126
Autor
Francisco de Goya
Título
Brabisimo!
Fecha
1797-1799
Serie

Caprichos [estampa], 38

Edición
1ª ed., Madrid, 1799
Técnica
Aguafuerte, aguatinta bruñida y punta seca
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
215 x 150 mm [huella] / 306 x 201 mm [papel]
Procedencia
Colección Plácido Arango; Museo del Prado, 1991 [G02089 a G02168].
Forma ingreso

Donación Plácido Arango, OM 5-XII-1991.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 524

Harris: 73.III.1

Libro de ochenta estampas encuadernadas en piel (313 x 208 x 24 mm), nervios dorados, tejuelo en segundo entrenervio con inscripción “CAPRICHOS / DE / GOYA”, papel de aguas en guardas.

up

“La segunda estampa del grupo de asnerías alude a la música y al contexto social de su práctica. «¡Bravísimo!», la exclamación empleada como leyenda de la imagen, es un formulismo que expresa la admiración hacia el refinamiento artístico. Una anotación manuscrita sobre la única prueba que se conoce del Capricho 38, anterior al grabado de la letra, incide en la sensibilidad estética del oyente: «Protege las artes y se ve que lo entiende».

En las escenas de los Caprichos protagonizadas por asnos, Goya recurre a la inversión satírica del significado como estrategia para juzgar la conducta humana. La voluntad crítica de la imagen es inequívoca, ya que tanto el intérprete como el receptor de la supuesta melodía son dos animales –simio y asno–, que popularmente caricaturizan a quienes están desprovistos de sensibilidad en el ejercicio de manifestaciones sublimes, como la música, y poseen una indolente aptitud. El mono imita torpemente las acciones humanas, sin discernir su alcance, y el burro, además de caracterizarse por su extrema ignorancia, personifica a los que carecen de sentido del oído. Las orejas de burro representan la paradoja entre un órgano de grandes dimensiones y su absoluta nulidad funcional: orejas grandes, oído inútil. Una asociación inserta en la tradición occidental desde la Antigüedad, presente, por ejemplo, en las Metamorfosis de Ovidio a través de la leyenda del rey Midas, cuya necedad fue castigada con orejas de asno por ensalzar los rudos sonidos de la flauta de Pan frente a la sutil delicadeza de la lira de Apolo.

Para hacer más explícita la ineptitud auditiva del burro y la incompetencia interpretativa del simio, Goya introduce una guitarra de doce cuerdas, más difícil de rasguear que una guitarra clásica de seis, y la coloca invertida –son visibles las clavijas, la parte posterior del mástil y la tapa trasera de la caja–. Que el mono pretenda pulsar la guitarra por su reverso hace infructuoso el intento de obtener sonidos, poniendo de manifiesto la ridícula expresión de las miradas y el estúpido embelesamiento del asno –acentuado en la estampa respecto al dibujo preparatorio–. El comentario manuscrito del Prado explica la imagen en esos términos: «Si para entenderlo bastan las orejas nadie habrá más inteligente; pero es de temer que aplauda lo que no suena». La dimensión satírica de la escena se refuerza con los dos personajes que aplauden y ríen, equivalentes en versión humana al jumento, ya que podrían estar burlándose pero también celebrando ese concierto ilusorio: sus rostros grotescos son la expresión de su estulticia.

La historiografía decimonónica interpretó el Capricho 38 en clave política, identificando el asno con Carlos IV y el mono con Manuel Godoy a partir del relato inventado de las actuaciones musicales del ministro en presencia de los reyes. Esta explicación política ha llegado a la actualidad, siendo sugerida, incluso, la posibilidad de que el burro fuera la personificación de la reina María Luisa. Sobre todo se le relaciona con Godoy, entonces protector de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, cargo al que podría referirse la anotación manuscrita de la prueba antes de letra: «Protege las artes…». Desde esa perspectiva, la estampa criticaría la nula sensibilidad de los monarcas y especialmente del valido, su falsa afectación ante la música culta y la obsequiosa adulación de los cortesanos. Sin embargo, tal interpretación no se sostiene. El periodo de creación de los Caprichos y los años inmediatamente posteriores a su publicación coinciden con la época en la que Goya recibe el máximo apoyo de los reyes y de Godoy; de hecho, en 1799 fue nombrado primer pintor de cámara. El fiel mecenazgo que el ministro ejerció sobre Goya en esos años le convirtió en el más destacado de sus coleccionistas, llegando a poseer veintiséis obras suyas, además de encargarle cuatro alegorías para la decoración de su palacio (1797-1800), probablemente también las Majas (1795-1800) y, dos años después de que los Caprichos vieran la luz, los retratos de su esposa, la condesa de Chinchón (1800), y del propio Godoy como generalísimo de los ejércitos, victorioso en la Guerra de las Naranjas (1801). Nada justificaría la detracción de Goya contra su protector y, si así fuera, tampoco se entendería el aprecio que Godoy tuvo hacia la serie de estampas, ya que poseyó al menos una colección de los Caprichos, como testimonia la presencia de su exlibris en uno de los ejemplares conservados.

Por tanto, la finalidad crítica de la escena no iba orientada a los monarcas o su valido, ni tenía un propósito político. Como en todas las asnerías, su intencionalidad es genérica, universal, dirigida contra quienes presumían de cualidades superiores por su estatus y pertenencia de clase.”

J. Blas, “Brabisimo!”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 158, n. 32

up

M.G. Brunet, Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, París: Aubry, 1865, p. 37. —Comentario del Prado—.

Comentario anónimo francés en P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 198. Recogido y traducido al castellano por Nigel Glendinnig en Goya y sus críticos, Madrid: Taurus, 1982, p. 78-80. —“La educación de Godoy no se prolongó durante mucho tiempo, y la sustituyó por la más vil adulación. Este es el asunto de la estampa 38”—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 384. —Comentario del Prado. “El asno es el rey Carlos IV, y el virtuoso su ministro el Príncipe de la Paz. Goya se hace eco de una expresión satírica que se empleaba entonces por Madrid, para ocultar en parte la insolencia de esta alusión: pretendía que el Príncipe de la Paz, en sus primeros tiempos como favorito de los reyes, les halagaba muy frecuentemente, por las tardes y en la intimidad, con recitales en los que él mismo lo hacía todo, cantando seguidillas acompañado de la guitarra. Lo que hay de cierto es que Don Manuel Gaudoy [sic] se defendió seriamente de haber empleado estas seducciones musicales, tal y como se puede leer en el primer tomo de sus memorias, capítulos 17, 18 y 19 de la edición española publicada en París por Lecointe et Lasserre”—.

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908. —Comentario del Prado. Interpretación de Lefort—.

A. Beruete y Moret, Goya grabador, vol. III de Goya, Madrid: Blass, 1918, p. 49. —Comentario del Prado. “No mal conservada. Se aprecian trabajos de bruñidor en el cielo y en la paletilla y ancas del asno, muy marcados éstos”—.

L. Delteil, Goya, vol. XIV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 75. —Prueba anterior a la 1ª edición, sin signo de admiración al final del título: Brabisimo. Reproducción fotográfica. Estampas de edición sin biselar. Estampas de edición biseladas con pérdida de tonos de aguatinta, posteriores a 1856. Cita de Lefort—.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque Nationale, 1935, p. 10. —“Godoy cantaba a las mil maravillas boleros y seguidillas acompañado de la guitarra. Este talento fue, según se dice, el origen de su favor en la familia real”—.

P. Hofer, “Some undescribed states of Goya’s Caprichos”, Gazette des Beaux-Arts, XXVIII, 943 (1945) 173-174. —Dibujo preparatorio: modificaciones en la estampa. Primer estado [prueba antes de letra]: aspectos técnicos de la estampación—.

F.S. Wight, “The Revulsions of Goya: Subconscious Communications in the Etchings”, The Journal of Aesthetics & Art Criticism, v. V, 1 (1946) 1-12 [“1. The Caprices”].

F.D. Klingender, Goya in the Democratic Tradition, Londres: Sidgwick and Jackson, 1948, p. 91. —Las ‘preocupaciones y embustes’ se personifican en los Caprichos en la figura de Godoy, a la que dedica seis estampas con las asnerías. Comentario del Prado. “Godoy, ahora un mono, adula a un viejo asno, su rey”—.

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 34-35 y 84-85. —Referencia a la interpretación de Lefort. Dibujo preparatorio a la sanguina muy cercano a la estampa. El título remite a Pablo Forner. El asno erudito, 1782: “El mundo todo al goticismo aspira / pues mis obras no admira; / publican de mis versos / delante ¡Bravo!, por detrás, perversos”—.

J. López-Rey, Goya’s Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, 2 vol., Princeton: Princeton University Press, 1953, p. 87, 89, 128. —”Sátira contra la estupidez del pomposo patrón y la bribonería y la ignorancia de los diletantes que le rodean”—.

E. Helman, Trasmundo de Goya, Madrid: Revista de Occidente, 1963. Ed. corregida y aumentada en Madrid: Alianza Editorial, 1983, p. 69. —Fuentes: Doctor Ballesteros, Memorias de la insigne Academia Asnal, Bayona, 1792. “El letrero Brabísimo! fustiga al mono que no toca y al burro que por lo tanto no oye, pero que aplaude a su manera porque aplauden los demás y también por ser el músico quien es. El tema es desde luego un tema folclórico que ya se encuentra en sus rasgos generales en don Juan Manuel: aplauden los tontos lo que ni ven ni oyen porque todos aplauden”—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 vol.; vol. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 110, n. 73. —Aspectos técnicos. I.2. Prueba de estado con aguatinta bruñida y punta seca [Col. Hofer, Cambridge, Mass., hoy en Museum of Fine Arts, Boston;]. II.1. Pruebas anteriores a la 1ª edición con variaciones ortográficas [3 estampas reseñadas en distintas colecciones]. II.2. Pruebas anteriores a la 1ª edición con correcciones ortográficas. III. Doce ediciones divididas en dos grupos: 1ª a 3ª; 4ª a 12ª. Dibujo preparatorio y comentario del Prado—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en inglés, The Life and Complete Work of Francisco Goya, with a Catalogue Raisonné of the Paintings, Drawings and Engravings, Nueva York: Reynal; Londres: Thames and Hudson, 1971. Reed. en Nueva York, 1981. Ed. en alemán, Frankfurt, 1971. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 524.

E.A. Sayre, The Changing Image: Prints by Francisco Goya, Boston: Museum of Fine Arts, 1974, p. 96-98, n. 68-69. —Prueba antes de letra. Comentarios de Ayala y Prado. Comparación con el dibujo a lápiz rojo, De todo, preparatorio para un Capricho nunca ejecutado—.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, n. 96. —“Goya ataca a quienes quieren hacer creer que gustan de la música, cuando aquí el mono guitarrista toca un instrumento sin cuerdas, lo que alegra a dos personajes del fondo que aplauden riendo como locos”. Crítica a la fuente sugerida por Helman: “La relación es evidentemente tentadora y divertida, pero a mi parecer de poco interés, pues el arte de Goya queda lejos de estas pequeñas mascaradas del siglo XVIII”—.

S.A. Nilsson, “The Ass Sequence in Los Caprichos”, Konsthistorisk Tidskrift, XLVII, 1 (1978) 27-38 [29-30]. —Tradición de la escena en el repertorio de imágenes populares: estampa italiana a la entalladura con el tema Un buey cortejando a un asno que toca una guitarra, procedente de Il mondo alla riversa, ca. 1650. Mismo contexto de la cantata satírica Der Streit zwischen Phöbus und Pan, compuesta hacia 1732—.

W. Hofmann, Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 88, n. 34.

J.M.B. López Vázquez, Los Caprichos de Goya y su interpretación, Santiago de Compostela: Universidad, 1982, p. 151-152. —Fuente principal: Diego Saavedra Fajardo, Idea de un Príncipe Político y Christiano, Madrid, 1724. Otras fuentes: Erasmo, L’Eloge de la Folie, Amsterdam, 1745; Sebastián Covarrubias Orozco, Emblemas morales, Madrid, 1610. Interpretación: “Según Saabedra Faxardo: “En algunos negocios es importante el secreto, éstos se han de mirar, para que rebiente el buen sucesso antes que se advierta’. En la estampa se representa a un petimetre-burro que llevado por su temperamento sanguíneo aplaude aún antes que un mono empiece a tocar la guitarra, [...] la necedad del petimetre no le permite darse cuenta que el negocio nunca podrá sonar o ‘rebentar’ bien, porque el mono tiene cogida la guitarra al revés”—.

A.M. Virot, “Réflexions sur le regard dans les Caprices et les Peintures noires”, en Goya: regards et lectures, Aix-en-Provence: Université de Provence, 1982, p. 83-84. —Análisis de la mirada—.

C.J. Cela, Los Caprichos de Francisco de Goya, Madrid: Sílex, 1989, p. 88-89.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 221-223. —Grupo temático “asnerías”. Prueba antes de letra. Primera edición, anterior a correcciones ortográficas, Brooklyn Museum. Aspectos técnicos. Referencia a comentarios contemporáneos que identifican a los protagonistas con personajes de la Corte: Godoy, Carlos IV o María Luisa. Referencia a la interpretación de Sayre: Godoy, Protector de la Real Academia de San Fernando, “como asno protector de la música y las artes”—.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 216-219. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Caprichos durante los siglos XIX y XX—.

V.I. Stoichita y A.M. Coderch, Goya. The Last Carnival, Londres: Reaktion Books, 1999. Ed. en español, El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Madrid: Siruela, 2000, p. 169-207, 209-237, 285-307. —“La farmacia de Goya: 1- Caprichos, vinagres y otras sales (aguas fuertes: primera hipótesis); 2- Sueños, caprichos, mal humor (aguas fuertes: segunda hipótesis); 3- Calle del desengaño número 1, noche sin luna (aguas fuertes: tercera hipótesis)”. “El carnaval del lenguaje: 1- El desengaño de la representación; 2- Decir o no decir; 3- Mostrar o no mostrar / ver o no ver”. “Ja-ja, jo-jo, ju-ju, ji-ji: 1- Los anteojos de Goya, 2- La risa de Goya”—.

J. Blas, R. Andioc, R. Centellas, Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Zaragoza: Diputación Provincial; Madrid: Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1999, p. [144-145]. —Explicaciones manuscritas. Comentarios de la Calcografía Nacional, Biblioteca Universitaria de Zaragoza y Museo de Pontevedra—.

V. Bozal, Francisco Goya: vida y obra, Alcobendas (Madrid): Tf, 2005, v. 1, p. 191-230. —“El mundo de la noche”, “El verano de Sanlúcar”, “Caprichos”—.

A. Schulz, Goya’s Caprichos: Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge: Cambridge University Press, 2005. —“Re-Viewing Los Caprichos”, “From Expression to Caricature”, “Modes of Spectatorship”, “Inverting the Enlightenment Body”, “Concepts of the Grotesque”—.

L. Cirlot, “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Barcelona: Planeta; Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2006, p. 254-257.

J. Blas, “Brabisimo!”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 158, n. 32

up

2012. Barcelona, Fundación La Caixa, Goya: Luces y Sombras -

up

38. // Brabisimo!

up

Anónimo [Francisco de Paula Escudero (?)]

Asno atento a un mono tocando la guitarra

1ª década del siglo XIX

Interpretación del Capricho 38, Brabisimo!

Pluma y aguada, tinta de bugalla

207 x 151 mm

Papel verjurado agarbanzado, adherido con trozos de papel encolado a un passe-partout de cartulina marrón [277 x 177 mm].

En el verso del soporte principal, en sentido inverso al dibujo del recto, margen izquierdo, a pluma, tinta de bugalla: “[signo] / Señor / Ygnacia Martinez / A. V.S. / Supp.ca”. En la parte superior de la hoja, derecha, a lápiz compuesto: “12”. En el borde inferior derecho, a lápiz compuesto: “18”. Recuadro de la ventana con albayalde en el recto del 2º soporte.

Legado testamentario de Teresa Enciso Madolell, OM 15-XII-1992; lote de cuarenta dibujos [D06028 a D06067].

Museo del Prado, D06045

Miguel Seguí y Riera

Bravisimo

1884

Aguafuerte, aguatinta y rascador

Publicación: Goya. Los agua fuertes conocidos con el nombre de Caprichos y notas biográficas del autor, Barcelona: Centro Editorial Artístico, 1884

Biblioteca Nacional, Madrid, ER/6307

Salvador Dalí

No

1973-1977

Reproducción en heliograbado del Capricho 38 de Goya, intervención con punta seca sobre la lámina reproducida y estarcido en color

Publicación: Los Caprichos de Goya de Dalí, París: Heinz Berggruen, 1977 (Fontenay-aux-Roses: Rigal, 1973-1977). Edición de 200 ejemplares venales + 10 pruebas de artista

Biblioteca Nacional, Madrid, Invent/76721

Yasumasa Morimura

Great Players! Great Audience! Bravo!

2004

C-print sobre Diasec

800 x 600 mm / 1600 x 1200 mm

Publicación: Los Nuevos Caprichos, 2004. Edición de 10 ejemplares en formato 800 x 600 mm, y edición 5 ejemplares en formato 1600 x 1200 mm

Distribución: ShugoArts, Tokio; Luhring Augustine, Nueva York; Thaddaeus Ropac, París y Salzburgo; Juana Aizpuru, Madrid

Jake & Dinos Chapman

Like A Dog Returns To Its Vomit 38

2005

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Capricho 38 de Goya correspondiente a una edición del siglo XX

Serie: Like A Dog Returns To Its Vomit, 2005. Ejemplar único

White Cube, Londres

up

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D04216

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 219 x 152 mm, 427.88g

Calcografía Nacional, Madrid, 3464

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

1ª ed., G00666 [donación de los herederos de Tomás Harris]

up
Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir