Dos viejas comadres bailando

Ficha técnica

Número de catálogo
D04152
Autor
Francisco de Goya
Título
Dos viejas comadres bailando
Fecha
1825-1828 c.
Serie

Álbum de Burdeos II o Álbum H, 35

Técnica
Lápiz negro y lápiz litográfico
Soporte
Papel verjurado agrisado
2ºSoporte
Papel continuo rosado
Medidas
191 x 148 mm / 191 x 149 mm [2º soporte]
Procedencia
Javier Goya, Madrid, 1828; Mariano Goya, Madrid, 1854; Federico de Madrazo y/o Román Garreta, Madrid, c. 1855-1860; Museo de la Trinidad, Madrid, 5-4-1866; Museo del Prado, 1872.
Forma ingreso

Incorporación de las colecciones del Museo de la Trinidad a los fondos del Museo del Prado el 22 de marzo de 1872. El Museo de la Trinidad había adquirido en 1866 el importante lote de ciento ochenta y seis dibujos de Goya propiedad de Román Garreta, cuñado de Federico de Madrazo, entre los que se encontraban veintinueve diseños del Álbum H.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1797

Sánchez Cantón: 417

Gassier: I 451

El número “37”, corregido a “35”, a lápiz negro se considera autógrafo de Goya. La numeración “148” a lápiz compuesto en el ángulo inferior ha sido atribuida a Román Garreta. Adherido a una hoja de papel rosado perteneciente a uno de los cuadernos probablemente compuesto por Javier Goya.

A diferencia de los dibujos precedentes del Álbum H, éste carece de la firma de Goya. Tampoco fue estampado el sello del Museo de la Trinidad que aparece en la mayor parte de los diseños pertenecientes a la colección de Román Garreta adquiridos por el Museo.

Sánchez Cantón propuso el título Máscaras bailando. Aunque Gassier consideraba aceptable la interpretación de Sánchez Cantón, modificó el título por Dos viejas comadres bailando.

up

“El dibujo forma parte del Álbum H de Burdeos, segundo de los dos cuadernos ejecutados por Goya durante su estancia en Burdeos. No lleva una inscripción del artista para aclarar el significado de la escena, aunque se relaciona con otras dedicadas a bailes de personajes poco apropiados para la danza, como el titulado El cojo y jorobado bailarín (fig. 83). Goya ha descrito minuciosamente en Dos viejas bailando los atuendos que viste cada una. La de la derecha, un vestido oscuro de amplio cuello blanco que se complementa con el sombrero de alas caídas decorado con una cinta ancha y su correspondiente lazo, según la moda francesa de esos años finales del decenio de 1820. La de la izquierda, por el contrario, viste una bata clara con basquiña y delantal atado a la espalda, y va tocada con una cofia rizada que recoge todo el cabello. A pesar de lo detallado y fino de los rostros es difícil aceptar por completo la hipótesis expresada por algunos de que se trate de máscaras por la línea que parece delimitar el óvalo de sus rostros, como tampoco las grandes manos de la figura de la izquierda pueden confirmar que, bajo las máscaras y los vestidos, estas mujeres podrían ser, en realidad, hombres con disfraces de Carnaval.

Goya se había interesado en varias ocasiones por el Carnaval y sus máscaras, como las que había presentado más de treinta años antes en varios dibujos del Álbum de Madrid, fechado hacia 1795, de los que surgió La filiación (Capricho 57). La obra más significativa del artista en la representación de las máscaras fue, sin embargo, el Entierro de la sardina o Una función de máscaras (fig. 11), de hacia 1814, en que las figuras ocultas bajo diferentes máscaras, todas ellas sonrientes, en el ámbito festivo del Carnaval, representan en realidad una historia de celos y muerte.

En Dos viejas bailando, la finura de la técnica de Goya, evidente en la definición de los rostros y otros detalles, era esencial para alcanzar la perfecta caracterización de las expresiones y los estados de ánimo de las dos mujeres, lo que va en contra de la hipótesis de la máscara. Su uso implica la unificación de los enmascarados bajo una expresividad uniforme y esquematizada, aunque esta pueda ser risueña, triste o violenta. En el dibujo, cada una de las figuras expresa en realidad lo más profundo y humano de sus caracteres y de los sentimientos que les inspira el baile y su situación. La de la derecha, una vieja ajada, de expresión amargada, de boca hundida y nariz que se junta con el mentón, con el cuerpo encorvado y vacilante, baila concentrada en los pasos, con sus ojillos oscuros fijos en su compañera para no perder el equilibrio. La de la izquierda, por el contrario, de facciones más llenas aunque igualmente decrépitas, de labios gruesos y nariz ancha, se atreve a levantar el pie en el aire, hazaña que comparte con el espectador, al que sonríe con complicidad. Los pequeños crótalos de metal, que se tocan con el dedo central y el pulgar, de tradición antiquísima en el mundo mediterráneo, van en la misma dirección que el baile al que se entregan las viejas, de gran esfuerzo e imposible equilibrio, al exigir su percusión una exactitud y una finura que la edad seguramente impide a sus dedos contrahechos. La idea de Goya en Dos viejas bailando sería, por ello, como en otros dibujos satíricos dedicados a la vejez, subrayar que a una cierta edad es peligroso, o ridículo, dedicarse a actividades propias de la juventud.”

M. Mena Marqués, “Dos viejas comadres bailando”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 312, n. 94

up

Colección de cuatrocientas cuarenta y nueve reproducciones de cuadros, dibujos y aguafuertes de Francisco de Goya, precedidos de un epistolario del gran pintor y de las noticias biográficas publicadas por Francisco Zapater y Gómez, Madrid: Saturnino Calleja, 1924, n. 378.

A.L. Mayer, Francisco de Goya, trad. M. Sánchez Sarto, Barcelona: Labor, 1925, p. 232, n. 273.

F.J. Sánchez Cantón, Guías del Museo del Prado. II. Sala de los dibujos de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1928, n. 417.

P. Gassier, “IV. A) Dessins au crayon noir numérotés par Goya, sans légendes (1824-1828)”, en A. Malraux, Dessins de Goya au Musée du Prado, Ginebra: Skira, 1947, s.p., n. 174.

F.J. Sánchez Cantón, Los dibujos de Goya reproducidos a su tamaño y su color. Tomo II, Dibujos para Los Disparates, dibujos no grabados, estudios para pinturas y varios, Madrid: Museo del Prado, 1954, n. 423.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1797.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Los álbumes, Barcelona: Noguer, 1973, p. 641-642, n. 451, il. p. 607.

E. Lafuente Ferrari, Goya: dibujos, Madrid: Sílex, 1980, p. 242-243, n. 96.

J. Camón Aznar, Francisco de Goya. Tomo IV: 1812-1828, Zaragoza: Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, 1982, p. 184-185.

J. Held, “Between Bourgeois Enlightenment and Popular Culture: Goya’s Festivals, Old Women, Monsters and Blind Men”, History Workshop Journal, 23 (1987) 39-58 [44].

T. Posada y otros, Permanencia de la memoria. Cartones para tapiz y dibujos de Goya, Zaragoza: Gobierno de Aragón, 1997, p. 166, n. 38.

M.B. Mena Marqués, “Dos viejas bailando. Zwei alte Frauen beim Tanz”, en Goya. Prophet der Moderne, Colonia: Dumont; Berlín: Staatliche Museen zu Berlin, 2005, p. 331, n. 153.

M. Mena Marqués, “Dos viejas comadres bailando”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués y H. Murakami (dir.), Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado, Tokio, The National Museum of Western Art, Tokio: The Yomiuri Shimbun, 2011, p. 284, n. 118.

M. Mena Marqués, “Dos viejas comadres bailando”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 312, n. 94

up

1997. Zaragoza. Museo de Bellas Artes. Permanencia de la memoria. Cartones para tapiz y dibujos de Goya.

2005. Berlín. Alte Nationalgalerie. Goya. Prophet der Moderne.

2005-06. Viena. Kunsthistorisches Museum. Goya. Prophet der Moderne.

2011-12. Tokio, The National Museum of Western Art. Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado.

2012. Barcelona, Fundación La Caixa, Goya: Luces y Sombras

up

Cruz de san Andrés entre dos leones rampantes, variante del escudo de armas de Ámsterdam (fragmento), 36 x 79 mm; papel probablemente fabricado en molinos franceses, a partir de la simplificación de la marca de agua con las tres cruces de san Andrés en una sola [filigranas con las armas de Ámsterdam en W.A. Churchill, Watermarks in Paper in Holland, England, France, etc., in the XVII and XVIII Centuries and Their Interconnection, Nieuwkoop: B. de Graaf, 1985, n. 1-70, versión con cruz única n. 72].

up

En el recto del soporte principal, próximo al margen superior derecho, a lápiz negro: “35”, la cifra “5” sobre “7”. Próximo al ángulo inferior derecho, a lápiz compuesto: “148”. En el verso del 2º soporte, margen inferior, a lápiz compuesto: “417”.

up
Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir