El de la rollona

Ficha técnica

Número de catálogo
G02092
Autor
Francisco de Goya
Título
El de la rollona
Fecha
1797-1799
Serie

Caprichos [estampa], 4

Edición
1ª ed., Madrid, 1799
Técnica
Aguafuerte y aguatinta bruñida
Soporte
Papel verjurado ahuesado
Medidas
205 x 150 mm [huella] / 306 x 201 mm [papel]
Procedencia
Colección Plácido Arango; Museo del Prado, 1991 [G02089 a G02168].
Forma ingreso

Donación Plácido Arango, OM 5-XII-1991.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 457

Harris: 39.III.1

Libro de ochenta estampas encuadernadas en piel (313 x 208 x 24 mm), nervios dorados, tejuelo en segundo entrenervio con inscripción “CAPRICHOS / DE / GOYA”, papel de aguas en guardas.

up

EXPLICACIONES MANUSCRITAS

P: La negligencia, la tolerancia y el mimo hacen à los niños antojadizos obstinados soberbios golosos1 perezosos e insufribles. Llegan à grandes y son niños todavia, tal es el de la rollona2.

BN: Los hijos de los Grandes3 se crian siempre niñotes, chupandose el dedo, atiborrandose de comida, arrastrados por los Lacayos, llenos de dixes4 supersticiosos, aun cuando yá son barbados.

A: Los hijos de los grandes3 se ativorran de comida, se chupan el dedo y son siempre niñotes, aun con barbas, y así necesitan que los lacayos los lleven con andaderas.

CN: Los hijos de los grandes3 Señores, siempre son niñotes; se chupan el dedo, se atiborran de comida, y necesitan q. un ayo los traiga con andaderas5.

1. Goloso: “Inclinado a comer sin necesidad y que busca manjares exquisitos y regalados, atendiendo más al gusto, que á dar buen mantenimiento al estómago” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791).

2. Rollona: se aplica a la mujer rolliza y fuerte, y sólo tiene uso en la expresión el niño de la rollona” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791). Esta expresión aparece en varios refranes y en la literatura popular de los siglos XVII y XVIII y equivale a persona mal criada y tonta, que se comporta como un niño.

3. Los grandes constituyen la máxima jerarquía de la nobleza española. La categoría fue institucionalizada por Carlos V en 1520. Pertenecían a ella todos los duques y otros titulados por decisión real. A fines del siglo XVIII su número llegó a 120.

4. Dixes: “Evangelios, relicarios, chupadores, campanillas y otras buxerías pequeñas de cristal, plata u oro que ponen a los niños en la garganta, hombros u otras partes para preservarlos de algún mal, divertirlos u adornarlos” (Academia Española, Diccionario de Autoridades, Madrid, 1726-1739).

5. Andaderas: “Dos varas de madera largas y redondas, con sus pies, dentro de las cuales está puesto un aro como de cedazo, que corre por ellas con dos anillos de hierro en que está asido, y éste ciñe la cintúra del niño que se enseña a andar, el cual camina por él sin riesgo de caerse” (Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791).

up

M.G. Brunet, Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, París: Aubry, 1865, p. 31. —Comentario del Prado. Según el Diccionario de la Academia, la palabra rollona se refiere a mujer rolliza y fuerte—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80”, Gazette des Beaux-Arts, IX, 22 (1867) 200-201. —Comentarios del Prado y Biblioteca Nacional. Visión que Goya tenía de la realeza durante el reinado de Carlos IV—.

P. d’Achiardi, Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), Roma: D. Anderson, 1908. —Dibujo preparatorio. Comentarios del Prado y Biblioteca Nacional—.

A. Beruete y Moret, Goya grabador, vol. III de Goya, Madrid: Blass, 1918, p. 38. —Comentario del Prado. “Esta composición, desagradable por el aspecto del personaje, es curiosa como técnica: los trabajos del bruñidor en la faldilla consiguen transparencias y matices muy finos que se aprecian en las pruebas de las primeras tiradas. El cobre ha perdido mucho y hoy resulta una de las estampas más flojas de la serie”—.

L. Delteil, Goya, vol. XIV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 41. —Prueba antes de letra con leyenda manuscrita [Cabinet des Estampes, París]: Que Bruto Soy. Reproducción fotográfica. Prueba anterior a la 1ª edición, con variantes ortográficas en el título [Albertina, Viena; Col. Marcel Guérin]: El de la royona. Estampas de edición con letra y sin biselar. Estampas de edición biseladas, posteriores a 1856—.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque Nationale, 1935, p. 5. —Prueba antes de letra con leyenda manuscrita [Cabinet des Estampes, París]: Que Bruto Soy. Carlos IV manejado por Godoy—.

F.S. Wight, “The Revulsions of Goya: Subconscious Communications in the Etchings”, The Journal of Aesthetics & Art Criticism, v. V, 1 (1946) 1-12 [“1. The Caprices”].

F.J. Sánchez Cantón, Los Caprichos de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Ametller de Arte Hispánico, 1949, p. 22 y 70. —Viciosa educación de la infancia: rollona como sinónimo de niñera en algunas regiones españolas. Variaciones entre el dibujo preparatorio y la estampa: el carro del fondo se convierte en cesto. “Del cinturón del niño cuelgan la campanilla, la mano de tejón, el libro de los evangelios… como en los retratos infantiles del tiempo de Felipe III”—.

J. López-Rey, Goya’s Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, 2 vol., Princeton: Princeton University Press, 1953, p. 88-89, 105-106. —Relacionado con el dibujo titulado 7ª visión burlesca: mismo modo de representar el comportamiento infantil de los adultos. Título tomado del proverbio “El niño de la Rollona, que tiene siete años y mama aún ahora”, que alude al daño que causa en la infancia el mimo y la protección excesiva. Diferencias con dibujo preparatorio. Comentario del Prado. El niño gigante es la forma física de la debilidad mental según Lavater. Los amuletos como símbolo de la superstición—.

E. Helman, Trasmundo de Goya, Madrid: Revista de Occidente, 1963. Ed. corregida y aumentada en Madrid: Alianza Editorial, 1983, p. 78. —Comentario de la Biblioteca Nacional. Preocupación constante de los ilustrados por corregir los defectos en la educación de los hijos presente en artículos de revistas como El Pensador, El Censor y en la obra de Jovellanos y Cadalso, comedias, sainetes y tonadillas como la homónima El de la rollona. “Satiriza Goya la defectuosa educación de los hijos de familia noble y aun real, su ninguna aplicación a los estudios, que las familias consienten tratándolos como niños cuando ya son de edad y capaces de ocupaciones serias”—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 vol.; vol. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 74, n. 39. —I.2. Prueba de estado con aguatinta bruñida y leyenda manuscrita. [Biblioteca Nacional, París]: Que Bruto soy. II.1. Pruebas anteriores a la 1ª edición, con variaciones ortográficas [7 estampas reseñadas en distintas colecciones]. II.2. Pruebas anteriores a la 1ª edición con correcciones ortográficas. III. Doce ediciones divididas en tres grupos: 1ª; 2ª y 3ª; 4ª a 12ª. Dibujo preparatorio y comentario del Prado—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en inglés, The Life and Complete Work of Francisco Goya, with a Catalogue Raisonné of the Paintings, Drawings and Engravings, Nueva York: Reynal; Londres: Thames and Hudson, 1971. Reed. en Nueva York, 1981. Ed. en alemán, Frankfurt, 1971. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 457.

E.A. Sayre, The Changing Image: Prints by Francisco Goya, Boston: Museum of Fine Arts, 1974, p. 65-66, n. 38. —Prueba antes de letra. Comentarios de Ayala y Prado. Procesos creativo y técnico—.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Barcelona: Noguer, 1975, n. 69. —Sátira de la mala educación de los hijos de los nobles. Referencias a las fuentes citadas por Helman. Análisis formal de la composición—.

E. Lafuente Ferrari, Los Caprichos de Goya, Barcelona: Gustavo Gili, 1977. Ed. de bolsillo, Punto y línea serie gráfica, Barcelona: Gustavo Gili, 1978, p. 40. —Viciosa prolongación de la infancia por la educación descuidada. La rollona alude a la niñera—.

E. Lafuente Ferrari, Goya: dibujos, Madrid: Sílex, 1980, n. 18. —Dibujo preparatorio—.

J.M.B. López Vázquez, Los Caprichos de Goya y su interpretación, Santiago de Compostela: Universidad, 1982, p. 47. —En relación con el anterior, es interpretado como la nefasta educación de los jóvenes dentro de un clima de superstición. De nuevo el autor relaciona el comentario del Prado con un párrafo de L’Eloge de la Folie de Erasmo—.

R. Alcalá Flecha, “El tema del niño malcriado en el Capricho 4, ‘El de la Rollona’, de Goya”, Goya, 198 (1987) 340-345. —Comentarios del Prado, Ayala y Biblioteca Nacional. Fuentes: Rousseau, Emilio; Benito Jerónimo Feijóo, Observaciones comunes; Francisco Avellaneda de la Cueva, “Entremés del Niño de la Rollona”, en Floresta de entremeses y rasgos del ocio, Madrid, 1691; Simón Aguado, Mojiganga de los niños de la Rollona y lo que pasa en las calles; “El compadre: carta de Antón Chapado a sus compañeros Perico y Marica en que les dice algunas novedades de la Corte”, 1696, mss. BN 2202; Torres Villarroel, Los desahuciados del mundo y de la gloria; Torres Villarroel, Sueños morales. Visiones y Visitas con Don Francsico de Quevedo por Madrid, Salamanca, 1752; León de Arroyal, Los epigramas, Madrid, 1784; Meléndez Valdés, “La despedida del anciano”, en El Censor, 1787; Jovellanos, “Sátira contra la mala educación de la nobleza”, en El Censor, 1787. Interpretación: “Rollona se utiliza como sinónimo de niñera. Se trata, por consiguiente, de la censura de una forma de educación infantil que convertía a los niños, entregados por sus padres al cuidado de ayas y criados, en seres mimados y caprichosos. Los detalles relevantes de la figura del grabado se refieren tanto a la expresión idiotizada del rostro adulto como a los pormenores del atuendo, elaborados con exquisito primor. La cabeza va protegida con una chichonera que la preserva de los golpes. De su ceñidor cuelgan dos higas para conjurar el mal de ojo, un escapulario o estampa de efectos milagrosos y una campanilla para que no escape al cuidado constante de sus criados”—.

Francisco de Goya. Los Caprichos. Twenty Working and Trial Proofs. An early copy of the First Edition and A new Census of Working and Trial Proofs and their locations, Nueva York: N. Stogdon, Londres: Artemis Fine Arts, 1987, n. 2. —Pruebas anteriores a la 1ª edición, con variaciones ortográficas. Referencias bibliográficas. Procedencia. Censo de pruebas. Aspectos técnicos de la estampación. Comentario del Prado—.

R. Alcalá Flecha, Literatura e ideología en el arte de Goya, Zaragoza: Diputación General de Aragón, 1988, p. 112-117. —Comentario de la Biblioteca Nacional. Fuentes: Clavijo y Fajardo, El Pensador, pensamiento XLI; Félix Ponce de León, Vida, hechos y aventuras de Juan Mayorazgo; Feijóo, Observaciones comunes; Francisco Avellaneda de la Cueva, Entremés del Niño de la Rollona; Simón Aguado, Mojiganga de los niños de la rollona y lo que pasa en las calles; “El Compadre”, mss. BN 2202; Torres Villarroel, Los desahuciados del mundo y de la gloria; Torres Villarroel, Visiones y visitas; Tomás de Iriarte, El señorito mimado; Jovellanos, Sátira contra la mala educación de la nobleza. Interpretación: “La pésima crianza familiar de los linajudos primogénitos, entre criados aduladores y padres consentidores, hace posible la aparición del grandullón aquejado de infantilismo, afeminado e indolente, irresponsable y disoluto”—.

E.A. Sayre, “El de la rollona”, en Goya y el espíritu de la Ilustración, Madrid: Museo del Prado, 1988, p. 210-212, n. 41. —Comentarios del Prado y Biblioteca Nacional. Fuentes: Real Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, Madrid, 1791; proverbios tradicionales españoles; Sebastián de Covarrubias, Tesoro de la lengua castellana, Madrid, 1611; Gonzalo Correas, manuscrito inédito con 25.000 proverbios, 1627—.

C.J. Cela, Los Caprichos de Francisco de Goya, Madrid: Sílex, 1989, p. 20-21.

J. Carrete Parrondo y J. Vega, Goya, grabador, Cuadernos de arte español, 44, Madrid: Historia 16, 1992, p. II. —Basado en el proverbio El niño de la rollona, que tenía siete años y mamaba. “A la cintura y según costumbre del siglo anterior lleva tres amuletos (una higa, un librito con pasajes de los Evangelios o la Regla de san Benito y una mano de tejón) y una campanilla. Un lacayo trata de llevar al hombre-niño en una dirección, mientras que éste, con los dedos en la boca y chichonera, se inclina hacia el lado contrario, en donde hay un gran caldero de comida. En el extremo se muestra el gran asiento de un orinal para ser usado por el niño después de la copiosa comida. Raro era el noble al que se preparaba para otra cosa”—.

J. Wilson-Bareau, Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, p. 81-83. —Grupo temático “niños malcriados”. Dibujo preparatorio. Primera edición, anterior a correcciones ortográficas, Brooklyn Museum. Importancia de la luz en la composición. Modificaciones en el título. Referencia a las fuentes citadas por Helman—.

J. Blas, J.M. Matilla, J.M. Medrano, El libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones (1799-1999): catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1999, p. 72-75. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Caprichos durante los siglos XIX y XX—.

V.I. Stoichita y A.M. Coderch, Goya. The Last Carnival, Londres: Reaktion Books, 1999. Ed. en español, El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Madrid: Siruela, 2000, p. 169-207, 209-237, 285-307. —“La farmacia de Goya: 1- Caprichos, vinagres y otras sales (aguas fuertes: primera hipótesis); 2- Sueños, caprichos, mal humor (aguas fuertes: segunda hipótesis); 3- Calle del desengaño número 1, noche sin luna (aguas fuertes: tercera hipótesis)”. “El carnaval del lenguaje: 1- El desengaño de la representación; 2- Decir o no decir; 3- Mostrar o no mostrar / ver o no ver”. “Ja-ja, jo-jo, ju-ju, ji-ji: 1- Los anteojos de Goya, 2- La risa de Goya”—.

J. Blas, R. Andioc, R. Centellas, Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Zaragoza: Diputación Provincial; Madrid: Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, 1999, p. [76-77]. —Explicaciones manuscritas. Comentarios de la Calcografía Nacional, Biblioteca Universitaria de Zaragoza y Museo de Pontevedra—.

J.M. Matilla y J. Blas, Os Caprichos de Goya. Desenhos e Gravuras do Museu do Prado e da Calcografia Nacional de Espanha, Lisboa: Fundaçao Centro Cultural de Belem, 2001, p. 74-77. —Análisis del proceso creativo. Dibujo preparatorio. Prueba de estampación—.

J.M.B. López Vázquez, “La necesidad de educación y su importancia en los niños y jóvenes en ‘Los Caprichos’ de Goya”, en Homenaje a José García Oro, Santiago de Compostela: Universidad de Santiago, 2002, p. 486-489. —Análisis iconográfico—.

V. Bozal, Francisco Goya: vida y obra, Alcobendas (Madrid): Tf, 2005, v. 1, p. 191-230. —“El mundo de la noche”, “El verano de Sanlúcar”, “Caprichos”—.

A. Schulz, Goya’s Caprichos: Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge: Cambridge University Press, 2005. —“Re-Viewing Los Caprichos”, “From Expression to Caricature”, “Modes of Spectatorship”, “Inverting the Enlightenment Body”, “Concepts of the Grotesque”—.

L. Cirlot, “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Barcelona: Planeta; Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2006, p. 122-125.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 193, n. 35.

J. de Prada Pareja, Goya y las Pinturas Negras desde la Psicología de Jung, Madrid: Editores Asociados para la Divulgación Literaria, 2008, p. 159.

up

P.4 // El de la rollona.

up

Miguel Seguí y Riera

El de la rollona

1884

Aguafuerte, aguatinta y rascador

Publicación: Goya. Los agua fuertes conocidos con el nombre de Caprichos y notas biográficas del autor, Barcelona: Centro Editorial Artístico, 1884

Biblioteca Nacional, Madrid, ER/6307

Salvador Dalí

El de los roñones a la brochette

1973-1977

Reproducción en heliograbado del Capricho 4 de Goya, intervención con punta seca sobre la lámina reproducida y estarcido en color

Publicación: Los Caprichos de Goya de Dalí, París: Heinz Berggruen, 1977 (Fontenay-aux-Roses: Rigal, 1973-1977). Edición de 200 ejemplares venales + 10 pruebas de artista

Biblioteca Nacional, Madrid, Invent/76687

Jake & Dinos Chapman

Like A Dog Returns To Its Vomit 4

2005

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Capricho 4 de Goya correspondiente a una edición del siglo XX

Serie: Like A Dog Returns To Its Vomit, 2005. Ejemplar único

White Cube, Londres

up

DIBUJO PREPARATORIO

Museo del Prado, D03931

PRUEBA DE ESTAMPACIÓN [ANTES DE LA CORRECCIÓN DE LA LETRA]

Museo del Prado, G01931

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 209 x 157 mm, 399.41g

Calcografía Nacional, Madrid, 3430

up
Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir