No sabias lo que llebabas a questas?

Ficha técnica

Número de catálogo
D04100
Autor
Francisco de Goya
Título
No sabias lo que llebabas a questas?
Fecha
1812-1814 c.
Serie
Álbum C, 120
Técnica
Pincel, aguada de tintas china y parda, aguada de lápiz, leves trazos de lápiz negro
Soporte
Papel verjurado agarbanzado
2ºSoporte
Papel avitelado crema
Medidas
199 x 142 mm / 199 x 142 mm [2º soporte]
Procedencia
Javier Goya, Madrid, 1828; Mariano Goya, Madrid, 1854; Federico de Madrazo y/o Román Garreta, Madrid, c. 1855-1860; Museo de la Trinidad, Madrid, 5-4-1866; Museo del Prado, 1872.
Forma ingreso
Incorporación de las colecciones del Museo de la Trinidad a los fondos del Museo del Prado el 22 de marzo de 1872. El Museo de la Trinidad había adquirido en 1866 el importante lote de ciento ochenta y seis dibujos de Goya propiedad de Román Garreta, cuñado de Federico de Madrazo, entre los que se encontraban los diseños del Álbum C.
Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1355

Sánchez Cantón: 361

Gassier: I 264

Dibujo del grupo alusivo a la Crítica de las órdenes monásticas y exclaustración del clero.

Gassier y Wilson relacionaron el significado de la imagen con el Capricho 42, Tu que no puedes.

El número “120” y la leyenda “No sabias lo qe. llebabas a questas?”, ambos a tinta china, se consideran autógrafos de Goya. La numeración “2” a lápiz en el margen inferior ha sido atribuida a Román Garreta.

Debido a la dificultad de lectura de la leyenda, Sánchez Cantón propuso como inscripción: “Nosotros trabajamos [todo el año]?”. López-Rey, siguiendo a Boix, se inclinó por el texto: “No sabias lo que tenias encima”. Gassier aproxima el título a: “No sabras lo que llebas a questas(?)”. Por lo que respecta a la numeración, el hecho de que se encuentre cortada llevó a López-Rey a suponer que el número escrito era “128”. Sin embargo, la cifra “0” es visible en su integridad. Además, la publicación en 1963 por Trapier del dibujo del Álbum C 128, conservado en The Hispanic Society de Nueva York, despejaba cualquier duda al respecto.

A diferencia del resto de dibujos del Álbum C esta hoja no se encuentra adherida al papel rosa característico del cuaderno elaborado por Javier Goya, sino a un papel avitelado empleado también como segundo soporte de los dibujos Álbum C, 24(?), 80 y 96.

up

COMENTARIO SOBRE EL DIBUJO ÁLBUM C, 120

La última parte del Álbum C –dibujos numerados del 119 al 131- agrupa un conjunto de imágenes en las que aparecen religiosos de ambos sexos tratados con un cierto tono satírico enfatizado por los títulos que Goya escribió en cada hoja. La crítica hacia determinados comportamientos de los religiosos es una constante en su obra que es posible seguir desde los Caprichos, y se hace especialmente relevante en las hojas de este álbum, donde ocupan un lugar destacado los religiosos exclaustrados, un tema de actualidad en los años de la guerra. En los decretos napoleónicos de Chamartín de diciembre de 1808 se anunció la disolución de las órdenes religiosas, pues se consideraba necesario reducir el excesivo número de religiosos que había en España, y en 1809 se concedieron pensiones a todos los frailes y monjas que abandonasen voluntariamente los hábitos. Esta medida no sólo fue tomada por el gobierno bonapartista, sino que poco después, en 1811, las Cortes de Cádiz también plantearon la necesidad de una desamortización y reducción del número de conventos, con especial atención a la extinción de las órdenes mendicantes, y la disolución de los conventos con rentas insuficientes. El lastre que el desproporcionado número de fundaciones religiosas constituía para la sociedad española era uno de los asuntos que ya se venía debatiendo desde el reinado de Carlos III con diferentes intentos de reforma, que sólo en tiempos del ministerio de Mendizábal (1836) tendría cierto éxito.

Lo indudable es que el tema preocupaba a Goya que, a través de sus dibujos, se situaba en el contexto crítico y reformador tanto del gobierno de José I como de los constitucionalistas de Cádiz. No sabias lo q.e llebabas a questas? pone de manifiesto la carga que las órdenes religiosas, especialmente las mendicantes, suponían para el pueblo trabajador. En el dibujo un grueso dominico –orden mendicante de predicadores y responsable del tribunal de la Inquisición- se asienta en la espalda de un campesino; mientras éste cava con la azada, el religioso come con fruición. Ya en el Capricho 42 Tu que no puedes, Goya había mostrado de forma satírica el peso que se veían obligados a cargar los pecheros. En el dibujo la imagen pierde el tono divertido que podía intuirse en la estampa adquiriendo uno más agrio, fruto del contraste entre el esfuerzo que realiza el campesino, doblado por su trabajo, y la placidez que ofrece el fraile, y todo ello en una atmósfera nocturna que ayuda a dramatizar la escena. […]

[…] El ambiente nocturno, símbolo inequívoco de oscurantismo, sirve de escenario al dibujo ¿Cuantas baras? en que aparece un monje, al que Manuela Mena identifica con un cartujo por su hábito blanco, y cuyo supuesto ascetismo contrasta con “la fastuosidad exagerada de la tela empleada, símbolo de la riqueza y el despilfarro de quienes debían dar ejemplo de austeridad” [Francisco de Goya 1746-1828. Prophet der Moderne, 2005, n.º 109]. La poderosa presencia de este fraile, casi totalmente cubierto de tela, recuerda a los fantasmones, tan presentes en la obra de Goya desde la década de los noventa y hasta sus años finales de Burdeos, en los que las vestiduras sirven para ocultar lo que no son e infundir miedo y respeto. El protagonismo, como subraya el título, radica precisamente en la cantidad de tela necesaria para hacer el enorme hábito de este monje, del que no necesitamos ver su rostro pues, como bien dice el refrán español, “el hábito hace al monje”. […]

[…] Esta lo deja pensativa constituye un ejemplo del último grupo de dibujos en los que Goya muestra a los monjes y monjas quitándose los hábitos tras su exclaustración, voluntaria u obligatoria. En todos ellos Goya no sólo establece un contraste entre el hábito y la desnudez, que deja a los antiguos religiosos en una cierta indefensión, sino que además incide en el azoramiento que les produce su nueva situación y que se manifiesta en sus posturas y en el sonrojo de sus rostros. La joven monja, de la que Goya se preocupa en insinuar su pecho, mira cabizbaja mientras se desprende del hábito, que sobre el suelo se prolonga en unión con su sombra. Otro dibujo conservado en la Hispanic Society of America (C 128) muestra también a una monja en actitud semejante, tratada con delicadeza y cariño, y contrasta con la sátira con la que representa a los monjes que optaron por la exclaustración forzosa.

J.M. Matilla, “Álbum C 120, No sabias lo q.e llebabas a questas?. Álbum C 125, ¿Cuántas baras?. Álbum C 131, Esta lo deja pensativa”, en Goya en tiempos de guerra, Madrid: Museo del Prado, 2008, p. 398, 400.

up

A.L. Mayer, Francisco de Goya, trad. M. Sánchez Sarto, Barcelona: Labor, 1925, p. 233, n. 307.

F.J. Sánchez Cantón, Guías del Museo del Prado. II. Sala de los dibujos de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1928, n. 361.

J. Adhémar, Goya: exposition de l’oeuvre gravé, de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado, París: Bibliothèque nationale de France, 1935, p. 47, n. 293.

J. López-Rey, “The ‘Unfrocking’ Drawings of Francisco de Goya”, Gazette des Beaux-Arts, XXVI (1945) 287-296.

P. Gassier, “II. Dessins a l’encre de chine et a la sépia avec et sans légendes et numéros d’ordre de Goya”, en A. Malraux, Dessins de Goya au Musée du Prado, Ginebra: Skira, 1947, s.p., n. 129.

F.J. Sánchez Cantón, Los dibujos de Goya reproducidos a su tamaño y su color. Tomo II, Dibujos para Los Disparates, dibujos no grabados, estudios para pinturas y varios, Madrid: Museo del Prado, 1954, n. 311.

J. López-Rey, A Cycle of Goya’s Drawings. The Expression of Truth and Liberty, Londres: Faber and Faber Limited, 1956, p. 136, 154, il. 107.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1355.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Los álbumes, Barcelona: Noguer, 1973, p. 381, n. 264, il. p. 342.

E. Lafuente Ferrari, El mundo de Goya en sus dibujos, Madrid: Urbión, 1979, p. 288.

E.A. Sayre, Goyas “Spanien, Tiden och Historien” en allegori över antagandet av 1812 ars spanska förtattning, Estocolmo: Nationalmuseum Stockholm, 1980, p. 35-36, n. 34.

W. Hofmann, “No sabras lo q.e llebas a questas[?]”, en Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 114-115, n. 64.

J. Camón Aznar, Francisco de Goya. Tomo IV: 1812-1828, Zaragoza: Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, 1982, p. 162.

J.M. Pita Andrade, J. Álvarez Lopera et al., Goya y la Constitución de 1812, Madrid: Museo Municipal, 1982, p. 194-195, n. 73.

A.E. Pérez Sánchez y M.B. Mena Marqués, Goya. Europalia 85. España, Bruselas: Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique, 1985, p. 220.

M. Armstrong Roche, “No sabias lo qe llevabas aquestas”, en Goya y el espíritu de la Ilustración, Madrid: Museo del Prado, 1988, p. 350-352, n. 112.

B. Aisenberg, “¡Atención, el artista sueña! Ideología de la Ilustración y antimonárquica en las obras de un artista de Corte: Francisco Goya (1746-1828)”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXXVIII-LXXIX (1999) 16-18, il. 12 (p. 43).

J. Brown, “Man Killing Monk”, en J. Brown y S.G. Galassi, Goya’s Last Works, Nueva York: The Frick Collection; New Haven y Londres: Yale University Press, 2006, p. 210, il. 83.

C. Lomba y V. Bozal, Goya y el mundo moderno, Zaragoza: Fundación Goya en Aragón, 2008, p. 338, il. p. 339.

J.M. Matilla, “Álbum C 120, No sabias lo q.e llebabas a questas?. Álbum C 125, ¿Cuántas baras?. Álbum C 131, Esta lo deja pensativa”, en Goya en tiempos de guerra, Madrid: Museo del Prado, 2008, p. 398-400, n. 135.

N. Glendinning, “Goya en tiempos de guerra. Con motivo de la exposición del Museo del Prado”, Goya, 324 (julio-septiembre. 2008) 250.

M.T. Rodríguez Torres, Goya: heraldos de una colecta gráfica, Madrid: Villaverde, 2009, p. 59, il. 24.

up

1935. París. Bibliothèque nationale de France. Goya. Exposition de l’oeuvre gravé, de peintures, de tapisseries et de cent dix dessins du Musée du Prado.

1980. Estocolmo. Nationalmuseum Stockholm. Goyas “Spanien, Tiden och Historien”.

1980. Hamburgo. Hamburger Kunsthalle. Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. Kunst um 1980 (1789-1830).

1982-83. Madrid. Museo Municipal. Goya y la Constitución de 1812.

1985. Bruselas. Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique. Goya. Europalia 85. España.

1988. Madrid. Palacio de Villahermosa, Museo Nacional del Prado. Goya y el espíritu de la Ilustración.

1989. Boston. Museum of Fine Arts. Goya and the Spirit of Enlightenment.

1989. Nueva York. The Metropolitan Museum of Art. Goya and the Spirit of Enlightenment.

2008. Madrid. Museo Nacional del Prado. Goya en tiempos de guerra.

up
up

En el recto del soporte principal, margen superior derecho, a pincel, tinta china, cortado: “120”. En el margen izquierdo inferior, poco perceptible, a pincel, tinta china: “No sabias / lo qe. llebabas / a ques / tas?”. En el margen inferior derecho, a lápiz compuesto: “2”. Fragmento del sello de la Dirección del Museo Nacional de Pinturas (Museo de la Trinidad), estampado con tinta azulada en el borde superior. En el verso del soporte principal, margen inferior, hacia la derecha, a pincel: “La ora de las lombrices”. En el verso del 2º soporte, margen inferior, a lápiz compuesto: “361”.

up
Última modificación: 24-10-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir