Por una nabaja

Ficha técnica

Número de catálogo
G02364
Autor
Francisco de Goya
Título
Por una nabaja
Fecha
1810-1814
Serie

Desastres de la guerra [estampa], 34

Edición
1ª ed., anterior a la corrección ortográfica, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1863
Técnica
Aguafuerte, punta seca, buril y bruñidor. Estampación con entrapado
Soporte
Papel avitelado ahuesado
Medidas
155 x 207 mm [huella] / 249 x 341 mm [papel]
Procedencia
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid; Eduardo Luis Moreda Fernández; Museo del Prado, 2000 [G02331 a G02410].
Forma ingreso

Adquisición por el Ministerio de Educación y Cultura a Eduardo Moreda; resolución de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, 18-4-2000; adscripción al Museo del Prado, aprobación por el Real Patronato, 11-5-2000; adjudicación por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 1-9-2000; recepción en el Museo, 13-9-2000. Documentación: Exp. 2000/87.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1049

Harris: 154.III.1a

Ejemplar de la primera edición, anterior a la corrección ortográfica: “navaja” por “nabaja”.

Encuadernación original en cuaderno con cubierta de color verde y numeración “4” a tinta negra.

up

COMENTARIO SOBRE EL DESASTRE 34

Entre las causas por las que un hombre podía ser ejecutado durante la guerra, una de las más frecuentes era ser portador de armas blancas. A comienzos de siglo las navajas constituían un objeto indispensable de la vida cotidiana, por lo que su posesión era tan frecuente que prácticamente no había hombre de las clases populares que no llevara una en la cintura. Por ello resultaba desproporcionado que, entre los decretos de represión emanados por las autoridades francesas, el uso de navajas constituyera causa de pena de muerte, aun cuando sus portadores no hubiesen sido sorprendidos en acciones violentas contra las tropas invasoras. La crítica de Goya a estas disposiciones parece ser el motivo principal de esta estampa que tiene su continuación en la siguiente titulada No se puede saber por que.

Los condenados, concebidos como ejemplo de los abusos de la autoridad, son un tema recurrente en su obra. Ya se trate de condenados por la Inquisición o por las autoridades civiles, desde finales de la década de 1770 en que grabó al aguafuerte El agarrotado, y continuando por los Caprichos, el Álbum C y por los prisioneros que acompañan el ejemplar de los Desastres de Ceán, es posible advertir el interés que despertó en Goya este tema como medio para expresar también el terror y la soledad que acompañan al hombre ante la condena.

La relación formal de esta estampa con El agarrotado es evidente, si bien Goya da un nuevo golpe de tuerca incrementando el sentido dramático a través de una serie de recursos compositivos, propios del artista en estos años. Pese a que son dos condenados los protagonistas de la escena, el sentido de soledad aparece reforzado en el Desastre al haber aislado la figura en el patíbulo, grabándola con intensas líneas de aguafuerte mientras que el espacio a su alrededor permanece casi completamente en blanco, a excepción del público que, desde un nivel más bajo, contempla la ejecución. Las multitudes, que estarán muy presentes en las estampas de la Tauromaquia con expresivas intenciones, le permiten esbozar levemente gestos de dolor, como el de la mujer que a la derecha oculta su rostro tras las manos, no queriendo mirar la horrorosa escena. Pero lo más terrorífico es la capacidad de mostrar el extremo sufrimiento que ha padecido el condenado. Frente al rostro de El agarrotado, este condenado por llevar una navaja refleja la asfixia que le ha causado la muerte; en apenas dos centímetros, Goya ha logrado mostrar el contraste entre los ojos cerrados, reflejo de una vida ya perdida, y la boca con la lengua fuera, un gesto de sufrimiento que nadie hasta este momento había sido capaz de plasmar en una imagen contemporánea. Otro tanto ocurre en la siguiente estampa de la serie, donde la ejecución es colectiva. La presencia de espadas, navajas o pistolas nos permite conocer las causas de la condena de algunos, pero la carencia de armas en otros condenados nos impide saber por qué lo han sido.

J.M. Matilla, “Desastre 34. Por una navaja”, en Goya en tiempos de guerra, Madrid: Museo del Prado, 2008, p. 304-305, n. 95.

up

E. Piot, “Catalogue raisonné de l’oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes”, Cabinet de l’amateur et de l’antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d’art, d’antiquitè et de Curiosité, I (1842) 361-362. —Descripción formal: “Un hombre agarrotado tiene una cruz entre sus manos. Una navaja, instrumento de su crimen, cuelga de su cuello; una muchedumbre le contempla con tristeza; algunos lloran y otros se cogen la cabeza entre las manos”—.

E. Mélida, “Los Desastres de la guerra. Colección de 80 láminas inventadas y grabadas al agua fuerte, por Don Francisco de Goya”, El Arte en España. Revista quincenal de las Artes del Dibujo, II, 19-20 (1863) 275. —Descripción formal y técnica—.

G. Brunet, Etude sur Francisco Goya: sa vie et ses travaux, París: Aubry, 1865, p. 53. —Descripción formal. “Il s’agit, sans doute, de l’exécution de quelque individu ayant joué du cocteau à l’égard dún Fraçais, et objet des sympathies populaires”—.

P. Lefort, “Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et litographié de Francisco Goya. Quatrième article. Les malheurs de la guerre. Nº 145 a 226”, Gazette des Beaux-Arts, X, 24 (1868) 392. —Descripción técnica de dos estados: 1º antes de número; 2º con número—.

Conde de la Viñaza, Goya, su tiempo, su vida y sus obras, Madrid: Tip. M. G. Hernández, 1887, p. 380. —Descripción formal y técnica. “Apenas si puede decirse que hay vestigios de punta seca. Las antiguas pruebas tienen dos estados: el primero antes de todo número, el segundo con el número 34 grabado en el ángulo superior izquierdo: en ambos estados está ligeramente trazada la línea que encierra el grabado”—.

J. Hofmann, Francisco de Goya. Katalog seines graphischen Werkes, Viena: Gesellschaft für vervielfältigende Kunst, 1907, p. 91-145. —Catálogo técnico de cinco estados: 1º, antes del número 34, de la leyenda, la orla y la punta seca, bordes sin biselar y esquinas sin redondear; 2º, con el número 34 y trabajos a punta seca; 3º, orla inacabada e irregular, abundantes toques de buril en el cielo; 4º, bruñido el buril del cielo y sólo se ven restos en el contorno de las figuras, trabajos a punta seca casi desaparecidos; 5º, con leyenda, orla superior que tapa se adentra en la imagen, la punta seca ha desaparecido, bordes de la plancha biselados y esquinas redondeadas—.

A. Beruete, Goya grabador, Madrid: Blass, 1918, p. 81. —Descripción técnica y formal. “Es una de las escenas que varias veces ha repetido Goya y que han sido uno de los temas preferidos por sus imitadores. Está muy bien de expresión y gesto, y la disposición también es original y sencilla. Bastante bien conservada”. Diferencias de numeración entre las pruebas—.

L. Delteil, Goya, v. XV de Le peintre graveur illustré (XIXe et XXe siécles), París, 1922. Reed. Nueva York: Collector editions–Da Capo Press, 1969, n. 153. —Siete estados: 1º antes de la punta seca, el buril, el aguafuerte adicional y la letra; 2º y 3º antes de la letra y con variantes en la numeración; 4º y 5º antes de la letra; 6º con letra, antes de la corrección del título; 7º con letra semejante a la 1ª edición. Referencia a la lámina de cobre. Reproducción fotográfica del 1er estado—.

A.L. Mayer, Goya, Barcelona: Labor, 1925, p. 231, 260. —Referencias a los catálogos de Hofmann, Beruete y Delteil. Referencias a Achiardi que reproduce los dibujos preparatorios y los bocetos para algunas de las láminas de los Desastres. Técnica. Diferencias técnicas y numéricas entre los cinco estados: 1º, antes de la numeración, cita textualmente a Hofmann; 2º, con el número 34 arriba a la izquierda; 3º, orla incompleta y nuevos toques de punta seca en el cielo; 4º, cielo bruñido; 5º, con la inscripción y la orla completa, sin punta seca, con los bordes biselados y ángulos redondeados—.

C. Dodgson, Los Desastres de la guerra, Oxford: University Press, 1933, p. 5. —Cita el número de catálogo de Delteil. Estado 1º, en París; 2º, antes del número 34, lineas horizontales añadidas en algunas figuras a la derecha e izquierda del agarrotado [Col. Stirling, Keir y Biblioteca Nacional, París]. Temática. 3º, con el 34 y algunas modificaciones, retoques en el cartel que cuelga del pecho con la cuerda más larga. 4º, líneas nuevas en el cielo [Col. J. Pedro Gil, París]. 5º, cielo bruñido, lineas nuevas junto a la cuerda del pecho, se conserva ejemplar en la col. Stirling (Keir) y en Berlín. Comenta las faltas de ortografía de las leyendas, ‘nabaja’ y ‘navaja’—.

E. Lafuente Ferrari, Los Desastres de la Guerra de Goya y sus dibujos preparatorios, Barcelona: Instituto Amatller de Arte Hispánico, 1952, p. 61, 159. —Referencia al catálogo de Lefort, Beruete, Delteil, C. Dodgson y Achiardi. Descripción técnica de las distintas pruebas de estado y su localización. Escenas de agarrotados, ahorcados y otras ejecuciones salvajes 14, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37 y 39. “Duro es el paso de morir en una horca o agarrotado y expuesto al público por poseer una navaja”. La leyenda incide en la arbitrariedad e injusticia de la sentencia. La relaciona con uno de los primeros grabados de Goya, El agarrotado. “Como es sabido, en los momentos más duros de la ocupación francesa, a partir de los días luctuosos que siguieron al 2 de mayo, bastaba que se encontrase un arma en los bolsillos de un paisano español para que fuera condenado a la última pena. El bando de Murat sometía a las comisiones militares y condenaba, por tanto, a muerte a todo el que fuere detenido con armas cualesquiera o incluso objetos punzantes, ‘sobre todo si son puñales’”—.

N. Glendinning, “El asno cargado de reliquias en los Desastres de la guerra de Goya”, Archivo Español de Arte, XXV, 139 (1962) 221-230. —Referencia a Lafuente Ferrari, que destacó la ilación específica entre las leyendas de muchas de las láminas de la serie. A diferencia de otras de las series grabadas por Goya, en Los Desastres hay una conexión entre unas estampas y otras no solamente en las imágenes sino también en el texto que las acompaña, muchas de ellas encadenadas gramatical o conceptualmente. Esta lámina y la que sigue sirven de ejemplo a este respecto—.

T. Harris, Goya: Engravings and Lithographs, 2 v.; v. II, Catalogue Raisonné, Oxford: Bruno Cassirer, 1964, p. 228-229, n. 154. —Ficha y descripción técnica. I.2. Prueba de estado antes de los números, punta seca, buril y bruñido adicionales, líneas de borde y letra [7 estampas]. I.3. Prueba de estado antes de punta seca, buril y bruñido adicionales y de letra [1 estampa y Álbum Ceán]. II. Pruebas póstumas anteriores a la 1ª edición [6 estampas]. III. Siete ediciones: 1ª edición con la lámina en buenas condiciones [a. Antes de corregir nabaja por navaja; b. Con la corrección]; 2ª a 7ª a partir de la lámina en aceptables condiciones. Referencia a la lámina de cobre—.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1049.

E.A. Sayre, The Changing Image: Prints by Francisco Goya, Boston: Museum of Fine Arts, 1974, p. 175, n. 139. —Referencias a los catálogos de Delteil, Harris, Beruete, Hofmann. Estudio de la prueba de estado Harris I.1 [Museum of Fine Arts, Boston]; con su descripción técnica, variaciones respecto a otros estados. Referencia a la obra de Gabriel H. Lovett, Napoleón and the Birth of Modern Spain (Nueva York, 1965) y de Robert Southey, History of the Peninsular War (Londres, 1823), en las que se alude a los decretos de prohibición para los españoles de llevar armas pronunciado por Murat en mayo de 1808 y por José Bonaparte en enero de 1809, delito castigado con la horca. Cita de Lord Blayney, Narrative of a Forced Journey through Spain and France as a prisioner of War in Years 1810 to 1814 (Londres, 1814), prisionero de los franceses, que comenta las ejecuciones continuas—.

P. Lecaldano, Goya. I Disastri della Guerra, Milán: Arnoldo Mondadori, 1975, p. 86. —Descripción técnica. Descripción temática: agarrotado por llevar una navaja. Destaca la expresión de los rasgos del ejecutado, que transmiten todavía los espasmos de su agonía—.

C. Dérozier, La guerre d’Independance espagnole a travers l’estampe (1808-1814), Lille: Universite Lille III, 1976, t. II, p. 894-895. —Ficha técnica. Relacionado con dibujos del Álbum C en los que se trata el tema de los presos y ajusticiados, ya señalado por Gassier. Proceso creativo: diferencias entre las pruebas de estado y la estampa de la primera edición—.

H. Hohl, “Goya als Zeichner und Graphiker”, en W. Hofmann, Goya. Das Zeitalter der Revolutionen. 1789-1830, Munich: Prestel Verlag; Hamburgo: Hamburger Kunsthalle, 1980, p. 282, n. 240. —Como en el Agarrotado del grabado temprano de Goya, el artista no nos presenta una escena de acción, sino el resultado de una ‘obra’ humana. Goya no indica ni tiempo ni localidad, por lo que convierte la imagen en un llamamiento ejemplar. Explica las diferentes técnicas aplicadas por Goya para caracterizar al condenado y a la masa humana del fondo—.

V. Bozal, “El árbol goyesco”, en Goya, nuevas visiones. Homenaje a Enrique Lafuente Ferrari, Madrid: Fundación Amigos del Museo del Prado, 1987, p. 129-130. —Valor simbólico del árbol en la obra de Goya. “Hay que señalar el parentesco entre árbol y a cucaña, también el que existe entre árbol y horca, cuando no entre árbol y ‘palo’ para ajusticiados, en el que disponer la argolla del garrote. La articulación de tal parentesco se produce en estos años y tiene en la serie de los Desastres sus manifestaciones más complejas: el palo al que se ata a los fusilados [Desastre 15], el del garrote [Desastres 34 y 35], aquel que se utiliza para ahorcar y mutilar [Desastre 3,1 32 y 36], en el que se empala [Desastre 37 y 39]. En todos los casos muestra un escrupuloso cuidado en la representación de los árboles. Aparecen sus ramas a veces tronchadas, como las vidas humanas, descortezados los troncos, mutilados o caídos, como los cadáveres que en ellos han sido ejecutados […]. El árbol, torturado él, es el elemento de la tortura: la naturaleza terrible se hace con el torturado, como si el horror fuera el único mundo posible: aquella unión que el gozo podía producir se ha invertido completamente”—.

R. Wolf, “Onlooker, Withness, and Judge in Goya’s Disaster of War”, en Fatal Consequences: Callot, Goya, and the Horrors of War, Hannover: Hood Museum of Art, Dartmouth College, 1990, p. 42-43 —Relación con el dibujo 87 del Álbum C: la similitud compositiva corresponde a unos planteamientos críticos semejantes: equiparación de la justicia y de las víctimas de la Inquisición con las de Napoleón. Referencias a Sayre y Vega. Forma parte de un conjunto de Desastres [21, 29, 35, 36] que presentan a espectadores que observan la tragedia de otros como si fuera una experiencia ajena. El tratamiento de los rostros de los espectadores demuestra el profundo conocimiento que Goya tenía de las estampas religiosas de Rembrandt: referencias sobre el tema de Julliet Wilson, Goya’s Prints: The Tomas Harris Collection in The British Museum (Londres, 1981) y Nigel Glendinning, Goya and his Critics (Londres, 1977)—.

J. Vega, Museo del Prado. Catálogo de estampas, Madrid: Museo del Prado, 1992, p. 92, n. 350.

J. Vega, “Fatales consecuencias de la guerra. Francisco de Goya, pintor”, en Francisco de Goya grabador: instantáneas. Desastres de la guerra, Madrid: Caser, 1992, p. 26, 36-37. —Relación visual directa con la estampa del propio Goya El agarrotado. Forma parte de un conjunto de horrores que va desde el Desastre 31 al 40, coincidente con las palabras de Casti. Reflejo de la cruel venganza de las tropas francesas por la muerte de afrancesados y cuestionamiento de la justicia francesa. Notas históricas sobre la implantación de la pena de muerte por garrote y referencias literarias contemporáneas sobre dichas ejecuciones, especialmente las relativas a los condenados por portar armas blancas. A través del título “Goya muestra su total desacuerdo con las maneras de actuar por parte de las autoridades francesas”—.

J. Blas, J.M. Matilla, I. Aguilar, El libro de los Desastres de la guerra. Volumen I: Coincidencias y discrepancias en torno a los Desastres. El proceso de creación gráfica: dibujos, pruebas de estado y Álbum de Ceán. Volumen II: Elenco de referencias críticas. La difusión de las imágenes: láminas de cobre y estampas de la primera edición, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2000, v. I, p. [158-159]; v. II, p. 69-71, [204]. —Catalogación y reproducción facsímil de los testimonios conservados del proceso creativo (dibujos, láminas y estampas). Reseña individualizada de la fortuna crítica de cada uno de los Desastres de la guerra durante los siglos XIX y XX—.

C. Barrena, J. Blas, J. Carrete y J.M. Medrano, Calcografía Nacional: catálogo general, Madrid: Real Academia de San Fernando, 2004, v. II, p. 463, n. 3884.

S. André-Deconchat, M. Assante di Panzillo y J. Wilson-Bareau, “Catalogue”, en Goya graveur, París: Nicolas Chaudun y Paris musées, 2008, p. 243, n. 114.

J. de Prada Pareja, Goya y las Pinturas Negras desde la Psicología de Jung, Madrid: Editores Asociados para la Divulgación Literaria, 2008, p. 213.

J.M. Matilla, “Desastre 34. Por una navaja”, en Goya en tiempos de guerra, Madrid: Museo del Prado, 2008, p. 304-305, n. 95.

up

34 // [1] [raspado y bruñido] — Por una nabaja.

up

Jake & Dinos Chapman

Insult to Injury XXXIV

2003

Aguada de pigmentos opacos sobre una estampa del Desastre 34 de Goya correspondiente a la 7ª edición (estampada en la Calcografía Nacional en 1937).

Serie: Insult to Injury, 2003. Ejemplar único

White Cube, Londres

up

PRUEBA DE ESTADO ANTES DEL BURIL, BRUÑIDOR Y PUNTA SECA ADICIONAL

Aguafuerte y punta seca

157 x 208 mm [huella] / 214 x 322 mm [papel]

Inscripción: en el ángulo superior derecho, dentro de la huella, a lápiz: “34”

H 154.I.1

Colección Stirling-Maxwell, Museum of Fine Arts, Boston, 1951 Purchase Fund, 51.1657

Otros ejemplares del mismo estado: Kupferstichkabinett, Staatliche Museen zu Berlin, Bpk; Cabinet des Estampes, Bibliothèque nationale de France, París

PRUEBA DE ESTADO ANTES DEL BRUÑIDOR Y DE LA PUNTA SECA Y BURIL ADICIONALES

Aguafuerte, punta seca y buril

157 x 208 mm [huella]

Número “34” en el ángulo superior izquierdo; número “1” [raspado] en el ángulo inferior izquierdo. Inscripción: debajo de la imagen, dentro de la huella, a lápiz: “Por una nabaja”.

H 154.I.2

Álbum de Ceán, The British Museum, Londres, Prints and Drawings, 1975,1025.421.36

LÁMINA

Cobre, recubrimiento electrolítico de acero, 157 x 208 mm, 677.20g

Calcografía Nacional, Madrid, 3540

OTROS EJEMPLARES EN EL MUSEO DEL PRADO

1ª ed. anterior corrección, G04360 [encuadernación original en cuaderno con cubierta de color azul y numeración “4” a tinta negra. Adquisición Daza-Madrazo, 2006]

5ª ed., G00597

up
Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir