Telégrafo

Ficha técnica

Número de catálogo
D04115
Autor
Francisco de Goya
Título
Telégrafo
Fecha
1825-1828 c.
Serie

Álbum de Burdeos II o Álbum H, 54

Técnica
Lápiz negro y lápiz litográfico
Soporte
Papel verjurado agrisado
2ºSoporte
Papel continuo rosado
Medidas
191 x 153 mm / 191 x 153 mm [2º soporte]
Procedencia
Javier Goya, Madrid, 1828; Mariano Goya, Madrid, 1854; Federico de Madrazo y/o Román Garreta, Madrid, c. 1855-1860; Museo de la Trinidad, Madrid, 5-4-1866; Museo del Prado, 1872.
Forma ingreso

Incorporación de las colecciones del Museo de la Trinidad a los fondos del Museo del Prado el 22 de marzo de 1872. El Museo de la Trinidad había adquirido en 1866 el importante lote de ciento ochenta y seis dibujos de Goya propiedad de Román Garreta, cuñado de Federico de Madrazo, entre los que se encontraban veintinueve diseños del Álbum H.

Referencias Catalográficas

Gassier-Wilson: 1813

Sánchez Cantón: 377

Gassier: I 467

El número “51”, corregido a “54”, así como el título “telé / grafo”, ambos a lápiz negro, se consideran autógrafos de Goya. La numeración “146” a lápiz compuesto en el ángulo inferior ha sido atribuida a Román Garreta. Adherido a una hoja de papel rosado perteneciente a uno de los cuadernos probablemente compuesto por Javier Goya. El dibujo carece de la firma de Goya, sin embargo es uno de los escasos diseños del Álbum H que presenta leyenda manuscrita del artista.

Sánchez Cantón sugirió la identificación de la figura con un títere y la escena con una acción de carácter circense. Gassier la interpretó como un acróbata ensayando.

up

“El dibujo forma parte del Álbum H de Burdeos, segundo de los cuadernos ejecutados por Goya durante su estancia en la ciudad. Lleva una inscripción de mano del artista, «Telégrafo», que sirve para aclarar el significado que dio a su escena. En este caso, sin la rápida explicación de Goya habría sido imposible descifrar el asunto, que se habría entendido superficialmente como una simple escena de acróbatas callejeros. En Telégrafo aparece un saltimbanqui sobre una ligera mesa portátil, apoyando su bella cabeza de perfil clásico sobre un soporte, para evitar la dureza de la madera, y agitando las piernas en el aire. El sombreado del fondo no parece sugerir en este caso el grupo habitual de espectadores, pues apenas se pueden reconocer sus cabezas o sus cuerpos. Una figura femenina con la cabeza cubierta, apoyada sobre su brazo izquierdo, cuya posición revela claramente su desesperación, sujeta con su brazo derecho, contra su regazo, el bulto en que se reconoce a un niñito de grandes ojos abiertos, con el brazo colgando, arropado en una mantilla harapienta. En la mano derecha, la mujer coge un palo que parece encajar en la figura de una gallina, cuya rigidez y cuyo tamaño indican que no es un ave muerta sino una especie de marioneta, como parte del material del saltimbanqui o bien juguete del niño.

La escena debió inspirarse en la estampa número 96, titulada L’Anglaise!, parte de la serie de ilustraciones de la revista satírica Le Bon Genre, publicada entre 1817 y 1831 (fig. 78). Esa publicación de moda presentó a lo largo de los años las primeras series de estampas que documentaron la vida y las diversiones de los parisinos, destacando lo animado y divertido de la ciudad que comenzaba a ser el centro de Europa. Las escenas callejeras de Goya de los álbumes G y H de Burdeos se revelan como el contrapunto dramático de esas ilustraciones de impacto moderno que pudo ver en París, en el verano de 1824, o en Burdeos. En la estampa francesa, un saltimbanqui callejero ejecuta un equilibrio idéntico al del atleta de Goya, sobre una mesa similar a la del dibujo, aunque en esa escena resaltaba la elegancia chic de los espectadores y la maestría del equilibrista. Goya, por el contrario, alteró profundamente ese sentido optimista y moderno y su imagen produce inquietud. El artista se debió sentir fascinado por el método rápido, preciso y moderno de comunicación del telégrafo óptico, conocido ya en España, entre Madrid y Aranjuez, pero desarrollado en Francia con mayor amplitud. El sistema de Claude Chappe, apoyado por el Estado, tuvo un impacto nacional, utilizando torres alineadas que cruzaban el país en varias direcciones. Sostenían un mástil con dos brazos articulados que, al moverse mecánicamente en varias posiciones, transmitían mensajes cifrados. Existen asimismo estampas contemporáneas de los paseantes parados ante las torres en movimiento, contemplando su mecanismo. En 1823, poco antes de la llegada del artista a Francia, Chappe había inaugurado la línea telegráfica Bayona-Burdeos-París.

Esos mástiles del telégrafo con dos brazos móviles tenían en su esquemática disposición una apariencia casi humana, con cuyos movimientos de autómata establece un paralelo el rápido pataleo del pobre arlequín de Goya, reconocible por el atuendo característico de rombos. Es posible que el artista fuera más sensible, por su sordera, al nuevo lenguaje de signos del telégrafo, porque en este caso la imagen del dibujo inquieta por ese breve mensaje de Goya que hace del pobre saltimbanqui una metáfora del invento moderno. Agita las piernas desordenadamente, enviando a los espectadores un mensaje terrible, el del hambre de su desamparada familia, de su mujer y su hijito, que él intenta paliar con su loco pataleo ante los inexistentes espectadores de su trabajo.”

M. Mena Marqués, “Telégrafo”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 292, n. 86

up

Colección de cuatrocientas cuarenta y nueve reproducciones de cuadros, dibujos y aguafuertes de Francisco de Goya, precedidos de un epistolario del gran pintor y de las noticias biográficas publicadas por Francisco Zapater y Gómez, Madrid: Saturnino Calleja, 1924, n. 358.

A.L. Mayer, Francisco de Goya, trad. M. Sánchez Sarto, Barcelona: Labor, 1925, p. 233, n. 281.

F.J. Sánchez Cantón, Guías del Museo del Prado. II. Sala de los dibujos de Goya, Madrid: Museo del Prado, 1928, n. 377.

P. Gassier, “B) Dessins au crayon noir, numérotés par Goya, avec légendes (Bordeaux, 1824/1828)”, en A. Malraux, Dessins de Goya au Musée du Prado, Ginebra: Skira, 1947, s.p., n. 193.

F.J. Sánchez Cantón, Los dibujos de Goya reproducidos a su tamaño y su color. Tomo II, Dibujos para Los Disparates, dibujos no grabados, estudios para pinturas y varios, Madrid: Museo del Prado, 1954, n. 437.

P. Gassier y J. Wilson-Bareau, Vie et oeuvre de Francisco de Goya, comprenant l’oeuvre complet illustré, Friburgo: Office du Livre, 1970. Ed. en español, Vida y obra de Francisco Goya: reproducción de su obra completa, pinturas, dibujos y grabados, Barcelona: Juventud, 1974, n. 1813.

P. Gassier, Dibujos de Goya. Los álbumes, Barcelona: Noguer, 1973, p. 646, n. 467, il. p. 623.

E. Lafuente Ferrari, Goya: dibujos, Madrid: Sílex, 1980, p. 248-249, n. 99.

J. Camón Aznar, Francisco de Goya. Tomo IV: 1812-1828, Zaragoza: Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja, 1982, p. 186-187.

T. Ilatovskaya, “Francisco de Goya. Serpent Four Yards Long in Bordeaux”, en Master Drawings Rediscovered. Treasures from Prewar German Collections, Moscú: The Ministry of Culture of the Russian Federation; San Petersburgo: The State Hermitage Museum; Nueva York: Harry N. Abrams, 1996, p. 71, il. 2 (p. 72).

M.T. Rodríguez Torres, “Reflexiones y sugerencias en torno a Goya”, en I Congreso Internacional Pintura Española siglo XVIII, Marbella: Museo del Grabado Español Contemporáneo, 1998, p. 513, il. 12 (p. 510).

J. Wilson-Bareau, Goya: Drawings from his Private Albums, Londres: Hayward Gallery, 2001, p. 203-204, n. 116, il. 116 (p. 170).

A. Reuter, “Francisco de Goya en el extranjero: el viaje a Italia y el exilio en Francia”, en M. Cabañas (coord.), XI Jornadas de Arte. El arte español fuera de España, Madrid: Departamento de Historia del Arte Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2003, p. 45.

M.B. Mena Marqués, “Telégrafo. Telegraf”, en Goya. Prophet der Moderne, Colonia: Dumont; Berlín: Staatliche Museen zu Berlin, 2005, p. 334-335, n. 156.

M. Mena Marqués, “Telégrafo”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués y H. Murakami (dir.), Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado, Tokio, The National Museum of Western Art, Tokio: The Yomiuri Shimbun, 2011, p. 290, n. 121

M. Mena Marqués, “Telégrafo”, en J. M. Matilla, M. B. Mena Marqués (dir.), Goya: Luces y Sombras, Barcelona: Fundación "la Caixa", Barcelona: Obra Social "la Caixa"-Madrid: Museo Nacional del Prado, 2012, p. 292, n. 86

up

2001. Londres. Hayward Gallery. Goya. Drawings from his Private Albums.

2005. Berlín. Alte Nationalgalerie. Goya. Prophet der Moderne.

2005-06. Viena. Kunsthistorisches Museum. Goya. Prophet der Moderne.

2011-12. Tokio, The National Museum of Western Art. Goya: Luces y Sombras. Obras Maestras del Museo del Prado.

2012. Barcelona, Fundación La Caixa, Goya: Luces y Sombras

up

En el recto del soporte principal, margen superior derecho, a lápiz negro: “54”, la cifra “4” sobre “1”. Próximo al margen izquierdo, a lápiz negro: “telé / grafo”. Próximo al ángulo inferior derecho, a lápiz compuesto: “146”. Fragmento del sello de la Dirección del Museo Nacional de Pinturas (Museo de la Trinidad), estampado con tinta azulada en el borde superior. En el verso del 2º soporte, próximo al margen izquierdo central, a tinta negra: “377”. En el margen inferior, a lápiz compuesto: “377”.

up
Última modificación: 10-09-2012 | Registro creado el 02-07-2012

Presiona Esc para salir