Orden:

Pintura de género

 

La pintura de género de Goya se cuenta entre la más admirada de sus creaciones, porque es junto a sus dibujos y estampas ejemplo máximo de su creatividad independiente y moderna. Con El garrochista, por ejemplo, pintura de género por excelencia, Goya enmascaró hábilmente, hacia 1808, su boceto para un monumental retrato ecuestre de Manuel Godoy, de 1795, salvándolo así de una destrucción segura después de la caída del ministro y cuando el cuadro pertenecía a la colección real. Llegó al Prado en el año de su apertura, en 1819. Pinturas de gabinete, con sus temas pintorescos, políticos o alegóricos, y bodegones han ido poco a poco incorporándose a las colecciones del Museo de las que ahora forman ya parte inseparable y definitoria del artista en el Prado.

Total: 3

Presiona Esc para salir