El Coloso y su atribución a Goya

 

5. El Coloso y su aceptación por la crítica de prensa

La acogida positiva de los críticos al Legado Fernández Durán había sido unánime, aunque en sus apreciaciones resulta curioso notar que encontraban El Coloso distinto de otras obras de Goya, aunque sin explicarse el por qué. El gusto de esa época, mediatizado por la idea de la "España negra" en pintura y literatura, surgida de la generación del 98, tuvo seguramente algo que ver en la rápida aceptación del cuadro como de mano de Goya -como ya había sucedido en otros museos con la aquisicion de cuadros entonces aceptados como de mano de Goya, que más tarde resultaron de otros artistas- también la importancia del legado y su conjunto, y si hubo dudas no han llegado hasta nosotros. En la revista Nuevo Mundo, un extenso reportaje realizado aún en la casa de Fernández Durán por el crítico de la revista, Julio Romano, anticipaba su llegada al Prado recién fallecido su propietario. Señalaba El Coloso entre los "cinco goyas":

"...contrastando con la violencia cromática de su atavío y la luminosidad pictórica de la figura (del Retrato del general Ricardos), está El Coloso, de sombrío aderezo y trágica factura. Este Goya es el "viajero voluptuoso de las sombras", el espíritu fuerte, viril y roquizo, hermano de otros formidables artistas ibéricos: Arcipreste de Hita, Rojas, Quevedo..."34

Sánchez de Rivera por su parte narraba sus apreciaciones y las de la pequeña "tertulia" de ilustres invitados el día de la inauguración de las salas:

"Parco en tonos el lienzo, dominan los llamados negros (que son grises realmente)... este Coloso, se nos apareció como una nueva y formidable muestra de otra [sic] faceta del genial artista. Cuando críticos extranjeros -no tan familiarizados como nosotros con los llamados cuadros "negros"- contemplen esta obra, estamos seguros la estimarán, como hoy lo hacemos: algo genial, una obra nueva [sic]... Invitamos a los amantes del arte de Goya a contemplar los cuadros todos de las salas bajas, y con la visión reciente, suban a este Salón del Legado F. Durán, y abriendo los ventanales de su espíritu, dejen adentrarse la bella silueta de este Coloso, y luego con sinceridad, nos digan, si esta pintura es o no algo nuevo y extraordinario, en la producción del gran maestro". 35

El crítico miró la composición sin prejuicios, seguramente sin conocer las explicaciones de los historiadores, pues avanzó una explicación del cuadro tan vulgar que no fue tomada en consideración ante las alegorías patrióticas y sublimes:

"En el lienzo... se nos viene a la retina un cuerpo gigantesco, cuya cabeza toca las nubes y a cuyos pies vemos multitud de gentes que huyen a la desbandada, sorprendidas en su fiesta campestre por una manada de toros, desmandada sin duda"36. En la crítica de El Debatese mencionaba el cuadro también: "...destaca el extraño e impresionante cuadro de Goya, "El Coloso", obra de prodigiosa fantasía". Mientras que Luis Pérez Bueno en El Liberal (19.VI.1931), cauto en sus loas, veía el primero rasgos anticipadores en la obra: "El Coloso, cuyo primer término debió ser lección para Eugenio Lucas..."37

La presentación al público del Legado supuso, además, un acto político de gran relevancia, con la asistencia del mundo de la cultura, con el anuncio de que asistiría, además, el Presidente del Consejo de la recién instaurada República, D. Niceto Alcalá Zamora. El significado político del cuadro, apenas pasados dos meses del cambio político, se hacía palpable en el artículo del pintor Francisco Mateos (1894-1976) en la revista republicana, La Tierra. Admirador de Goya y seguidor de Solana y de Ensor, su propia obra, de calidad e inventiva triviales, se centraba en figuras grotescas de carnaval, de colores vivos. En su apreciación de El Coloso Mateos no pudo separar el significado del cuadro, para él actual, de su autoría, que era, además, una justificación de su propio estilo pictórico:

"Hemos saltado en un momento a tiempos vitales del pueblo español, de cierto pueblo español, y vamos a repasar ese momento para ver si lo podemos equiparar al momento actual. ¿La superstición? ¿El español levantado contra el intruso? O ¿el miedo a la idea francesa de la revolución? Yo creo que por aquí anda la intención goyesca. Es la revolución que se levanta con proporciones extrahumanas, que espanta a todo ese pueblo de procesiones, de mercados ilícitos y de toros.Cuando se produce el levantamiento popular, todo él vibra y batalla con sus telas, con sus dibujos contra las clases procesionales, mercachifles y pedantes. Podríamos quedar en que "El coloso" es la revolución francesa: pero vamos a aceptar que es la reserva de la clase baja de España. Hoy se ha producido en España otra vibración popular; para quien sepa ver es la apetencia de revolución de las clases populares, del coloso. Como pieza de pintura también es una revolución, y allí hemos de ir los de vanguardia para fortalecernos, y a arrepentirse los otros"38.

El puño izquierdo alzado del gigante, símbolo máximo de la revolución comunista rusa, en esos años de la incipiente República española y, poco después, durante la Guerra civil, se convirtió en la seña de identidad por excelencia de las izquierdas, lo que parecía advertir ya Francisco Mateos.

34 Julio Romano, Nuevo Mundo, 29 de junio de 1930. La Biblioteca Nacional ha digitalizado recientemente todos sus números publicados entre 1895 y 1933, que pueden consultarse en su página web. Volver

35 Daniel Sánchez de Rivero, “Las nuevas salas del Legado Fernández Durán en el Museo del Prado”, Arte Español, 1930-1931, pp. 181-182.Da cuenta de algunas de las personalidades que asistieron a la inauguración: “Sres. Aguirre, Benlliure, Boix, Benedito, Conde de Peña Ramiro, Ezquerra del Bayo y señora, Méndez Casal, Conde de Polentinos, Pérez Bueno, Sánchez Cantón, Tormo, Ovejero y algunos otros”. Volver

36 Ibídem Volver

37 Luis Pérez Bueno, “Las salas ‘Fernández Durán’ en el Museo”,  El Liberal, 19 de junio de 1931. Volver

38 Francisco Mateos, “Notas de Arte. ‘El Coloso’ de Goya”, La Tierra, 24 de junio de 1931 (dirigida por José Mercé Luque). Volver

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados