Hoy en el Museo

00.00hCurso Grandes Obras del Museo del Prado on line. Exclusivo para Amigos del Museo

11.00hItinerario didáctico

11.30hLa obra invitada

12.30hLa obra invitada

16.30hLa obra invitada

17.00hItinerario didáctico

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario

Redes

Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Restauración

 

Fig. 9. a, b y c Antiguas restauraciones modificaron el manto, ocultando la caída original del pliegue

Fig. 10. a, b y c

Fig. 11. a, b y c Repintes antiguos ocultaron el rostro de uno de los ángeles, además de los sutiles efectos de veladura

Los datos históricos y materiales que se han descrito han marcado la pauta de la intervención.

Se ha consolidado la pintura con adhesivos afines a los encontrados, devolviendo estabilidad a los diferentes estratos sin modificar su estructura.

Los barnices y repintes han sido eliminados poco a poco, a medida que el conjunto lo iba permitiendo. Los blancos, al ser más estables, estaban en mejor estado que las tierras, de por sí más frágiles. El efecto del calor y las limpiezas abrasivas han dañado sobremanera la capa pictórica, perdiendo las veladuras finales. Todo esto ha de tenerse en cuenta para no desequilibrar la composición, y evitar que alguna zona cobre injustamente protagonismo. La meta de esta limpieza era buscar el aspecto más fiel y cercano a la idea del autor. (Fig. 9. a, b y c).

Con la reintegración se ha recuperado la legibilidad del cuadro. Lagunas y veladuras rotas se han repuesto con el fin de recuperar la belleza y la intención de sus pinceladas (Fig. 10. a, b y c). Con trazos visibles o con transparencias se ha conseguido rescatar el ambiente etéreo en que se desarrolla la escena y las partes encendidas de luz que dan significado a la obra han vuelto a iluminarse. (Fig. 11. a, b y c).

Finalmente, se ha aplicado un barniz transparente que intensifica la luminosidad de los colores y que actúa de barrera de protección.

El marco fue realizado en Francia por encargo del mariscal Soult. Se trata de una moldura de madera tallada y dorada de estilo Luis XV, que ha sido restaurada para ajustarse debidamente al lienzo.

En resumen, y como resultado de la restauración, podemos volver a oír a través de las pinceladas la algarabía de ángeles y acompañar a La Inmaculada en su viaje, compartiendo con ella el fervor religioso.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados