Técnica y descripción material

 

Fig. 4 La estratigrafía constata que en las primeras capas del manto azul Murillo emplea albayalde, azul esmalte y laca roja, mientras que en las últimas usa lapislázuli

Fig. 5a Pincelada empastada y suelta del blanco del manto

Fig. 5b Ángeles de la parte superior

Fig. 6 A través de la radiografía puede deducirse la estructura del bastidor de doble cruceta colocado durante el siglo XIX, hoy desaparecido

Fig. 7. a y b La radiografía muestra el cambio hacia derecha de uno de los ángeles situados en la zona inferior

Fig. 8 La reflectografía infrarroja muestra que el rostro y la posición de las manos de la Virgen han sido modificados durante el proceso pictórico

Soporte

La tela de forración es un tafetán grueso, muy similar a la tela original. Tiene por su parte posterior una imprimación blanquecina y en los laterales unos bordes añadidos de lino.

Preparación

Las muestras estratigráficas ponen de manifiesto que la preparación del soporte es de color pardo y está compuesta por tierras y pequeñas cantidades de carbonato cálcico, negro de huesos y albayalde, aglutinados con aceite de lino como el resto de la obra.

Sobre la preparación, Murillo aplicó una imprimación que va variando su color entre gris azulado, pardo rojizo y pardo oscuro, dependiendo de la zona a la que sirva de base. Encima de esta entonación se dio la capa de color, tiñéndose en algunas zonas para conseguir otros efectos estéticos; otras son más rojizas, si busca su presencia en la capa pictórica, o rosácea para reforzar, por transparencia, el color las carnaciones de los ángeles.

El análisis de micromuestras evidencia numerosos repintes en zonas de pérdida total o parcial de pintura, y también el deterioro de algunos pigmentos, como el oscurecimiento general sufrido por el azul esmalte (Fig. 4).

Capa pictórica

Las capas de color se aplican con pincel más o menos seco dependiendo del resultado que se busque. Las partes de más luz son empastadas y densas, con trazo largo y decidido (Fig. 5a). Los planos intermedios consiguen el efecto etéreo y nebuloso utilizando mucho aglutinante para aplicar capas superpuestas de color transparente (Fig. 5b). Los fondos alcanzan el propósito de claroscuro permitiendo que los pardos de la imprimación asomen y confieran profundidad al espacio.

Los estudios complementarios de la Radiografía y de la Reflectografía Infrarroja han permitido analizar también el estado de conservación desde otra perspectiva. (Fig. 6). Se manifiestan los desgastes, los craquelados, las pérdidas de las capas de preparación y pintura o las huellas de las intervenciones anteriores, además de los cambios de composición durante el proceso creativo (Fig. 7. a y b) (Fig. 8).

A su vez, se ha profundizado en el proceso de realización de la obra: la técnica de ejecución, el gesto de la pincelada y los cambios de composición. Todo ello nos ha ayudado a comprender en profundidad la manera de trabajar de Murillo, sus procedimientos y sus particulares recursos creativos.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados