El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Proyecto

A cualquier otra parte. Parada V. La Torre del Oro de Sevilla

En estos momentos en que desplazarnos es complicado, te proponemos un viaje con la imaginación y, sobre todo, con tus recuerdos. 
¿A qué lugar te gustaría ir en este preciso instante?

Emprenderemos un viaje que nos lleve a distintas geografías en las que quizá ya hayas estado en algún momento, pero ayudándonos con las imágenes de las obras del Museo del Prado.

Para ello necesitamos tu complicidad y participación: a partir de la obra y el lugar que nosotros vamos a proponer cada semana, esperamos vuestras fotos, comentarios, o lo que os sugiera; valen poesías, canciones o textos que te evoquen estos lugares. Dinos por qué los has elegido y entre todos crearemos una nueva cartografía que nos lleve a cualquier otra parte.

#ACualquierOtraParte,  #PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

Programas públicos
El Prado contigo

Lugares

Torre del Oro de Sevilla

Torre del Oro de Sevilla

La Torre del Oro. David Roberts.1833

Sevilla, capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía, es la cuarta ciudad española más poblada, por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia.

Desde un punto de vista geológico, Sevilla se encuentra en la llanura aluvial del río Guadalquivir, en la frontera entre dos zonas geológicas completamente distintas: los relieves situados al Norte (Sierra Morena), formados principalmente por rocas ígneas y metamórficas muy antiguas (Paleozoico) y los relieves situados al Sur del Valle del Guadalquivir (Cordillera Bética), formados por rocas sedimentarias mucho más jóvenes que las anteriores (Mesozoico y Cenozoico). El relleno de la cuenca sedimentaria marina del Guadalquivir se inició hace algo más de 10 millones de años a partir de los materiales procedentes de la erosión de los relieves de Sierra Morena y de la Cordillera Bética.

La proximidad de Sevilla al río supone grandes ventajas, pero también una gran amenaza: las inundaciones. Se tiene constancia de 89 grandes avenidas en Sevilla entre 1249 y 1877. Los primeros habitantes de la ciudad eran conscientes de esta problemática y por ello el casco antiguo se situó en la zona más elevada. Sin embargo, con el crecimiento de la población a lo largo de los siglos fue necesario ocupar zonas más bajas y construir medidas para evitar o paliar los daños de las avenidas.

Una de las medidas más importantes fue la eliminación de meandros, con el fin de aumentar la capacidad de desagüe del rio y, por otro lado, facilitar la navegación fluvial. En los últimos años del siglo XVIII se iniciaron las primeras obras en las cercanías de Coria y a lo largo de los siglos XIX y XX se continuaron las obras de eliminación de meandros, produciendo una gran transformación del río.

"El río Guadalquivir
se quejaba una mañana:
me tengo que decidir
entre Cazorla y Doñana
y no sé cómo elegir. ".

Rafael Alberti

Arriba