El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Proyecto

A cualquier otra parte. Parada XIII. Vista del Monasterio de El Escorial

En estos momentos en que desplazarnos es complicado, te proponemos un viaje con la imaginación y, sobre todo, con tus recuerdos. 
¿A qué lugar te gustaría ir en este preciso instante?

Emprenderemos un viaje que nos lleve a distintas geografías en las que quizá ya hayas estado en algún momento, pero ayudándonos con las imágenes de las obras del Museo del Prado.

Para ello necesitamos tu complicidad y participación: a partir de la obra y el lugar que nosotros vamos a proponer cada semana, esperamos vuestras fotos, comentarios, o lo que os sugiera; valen poesías, canciones o textos que te evoquen estos lugares. Dinos por qué los has elegido y entre todos crearemos una nueva cartografía que nos lleve a cualquier otra parte.

#ACualquierOtraParte,  #PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

Programas públicos
El Prado contigo

Lugares

Vista del Monasterio de El Escorial

Vista del Monasterio de El Escorial

Vista del Monasterio de El Escorial, Michel Ange Houasse (Hacia 1722)

 
 

Michel-Ange Houasse, pintor francés del siglo XVIII, realizó una serie de obras sobre el Monasterio de El Escorial, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1984. En una de estas obras aparece el edificio envuelto dentro del paisaje montañoso en el que destaca el Monte Abantos, que en su mayoría carecía de vegetación por efecto del aprovechamiento para pastos, del excesivo carboneo, de la incesante tala para aprovechamiento maderero y de los crueles incendios. En el caso de esta obra, se trata de una vista desde poniente, en la que solamente podemos ver parte de la ladera del monte Abantos, en plena Sierra de Guadarrama. El monasterio se yergue sobre una pequeña loma rodeada por pequeños ríos y arroyos, entre los montes Abantos, Machotas y Malagón, que dominan la nava de La Herrería.

Este territorio está bañado por numerosos caudales de agua, pertenecientes a las cuencas de los ríos Aulencia y Guadarrama. Debido a la escasa pendiente del terreno, alguno de estos arroyos no logran desaguar bien, formando encharcamientos y humedales con gran valor biológico.

" La noche envuelve con su sombra fría
El claustro, los salones, la portada,
Y vacila la lámpara agitada
De la iglesia bóveda sombría.

Como triste presagio de agonía
Gime el viento en la lúgubre morada,
Y ondulando la yerba desecada
Vago rumor entre la noche envía.

De Felipe segundo, misterioso
Se alza el espectro del marmóreo suelo
Y vaga en el convento silencioso,

Y se le escucha en infernal desvelo
Crujiendo por el claustro pavoroso
La seda de su negro ferreruelo.

La noche del Escorial, de Vicente Riva Palacio

Arriba