El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Proyecto

Formando mediadores 2019/2020

De octubre de 2019 a junio de 2020

Formando mediadores es un proyecto de colaboración que desarrollan desde el curso 2012-2013 el Museo Nacional del Prado y el centro ocupacional Fundación Esfera de Leganés, en el que actualmente participan nueve personas usuarias de este centro junto con profesionales de ambas instituciones. El proyecto nace con el objetivo de experimentar un modelo de relación institucional que permita articular una mayor implicación del Museo en los entornos sociales y laborales relacionados con la diversidad. Por tanto, el potencial de un espacio como el Museo se concibe no sólo en sus habituales facetas de uso cultural, educativo y de ocio, sino que aspira a contribuir al desarrollo de habilidades que redunden en una mayor autonomía y que capaciten para el desempeño de una práctica laboral, mejorando las condiciones de empleabilidad de las personas con diversidad. La formación que se proporciona pretende invertir el rol habitual de las personas con diversidad como receptoras, empoderándolas para apoyar y facilitar a otros grupos su experiencia en el Museo. Al mismo tiempo, su mera presencia y las funciones que desarrollan como parte del equipo educativo de El Prado para todos suponen una formación indirecta para trabajadores y visitantes del Museo, puesto que contribuye a visibilizar las capacidades de estas personas en un entorno inclusivo que, además, es un referente cultural de prestigio.

Comunidad
Proyectos
Con la colaboración de:
Fundación Esfera
Samsung
Horario
Lunes a las 10.30 h, cada 15 días
Lugar de realización
Instalaciones del Museo del Prado
Acceso
Puerta de Murillo
Precio
Gratuito
Más información
elpradoparatodos@museodelprado.es

Proyecto

Objetivos y principios

Objetivos y principios
Imagen © Museo del Prado

Objetivos generales:

  • Poner en marcha un proyecto de trabajo colaborativo entre una entidad cultural y una entidad relacionada con la diversidad.
  • Promover una participación activa, igualitaria e inclusiva.
  • Generar una nueva praxis de formación en contextos reales, destinada a personas con capacidades diversas.
  • Convertir el Museo en un recurso social y cultural al servicio de la comunidad.
  • Promover un cambio de paradigma, en el que las personas con diversidad sean también productoras y transmisoras de cultura.
  • Visibilizar la presencia y el trabajo de personas con diversidad en un espacio público como el Museo.
  • Crear un modelo de trabajo que sea reutilizable por otras instituciones que apuesten por proyectos de autodeterminación y autogestión en entornos culturales.

Principios rectores del proyecto:

  • Proceso de aprendizaje bilateral.
  • Objetivos consensuados.
  • Desarrollo a medio/largo plazo, en el que prima la construcción y el proceso.
  • Toma de decisiones en equipo, de modo horizontal.
  • Puesta en valor de capacidades existentes, empoderamiento.
  • Mejora de las condiciones de empleabilidad.
  • Enriquecimiento de la práctica profesional y educativa de las instituciones.

Metodología

Metodología
Imagen © Museo del Prado

Sesiones de formación:

Las dinámicas formativas fomentan el trabajo y la reflexión en las propias salas del Museo, aportando nuevos estímulos y experiencias en situaciones reales. Se han generado también las herramientas para una interacción con los grupos más participativa y dialogada, a través de preguntas de observación e interpretación abierta frente a las obras. Además, se ha profundizado en aspectos como la comunicación no verbal, la interacción personal con otros trabajadores y la orientación completamente autónoma en los espacios del Museo. En cuanto a contenidos, se ha abordado el análisis contextual de las épocas históricas reflejadas en las obras que el grupo de mediadores comenta en su interacción con los grupos, lo que ofrece una mayor seguridad y confianza en los contenidos que se exponen. De modo complementario, el grupo visita habitualmente en el propio Museo del Prado las exposiciones temporales o ciertas secciones de la colección, favoreciendo el debate y la reflexión sobre los diferentes lenguajes artísticos.

Mediación con los grupos

La mediación con los grupos se desarrolla en un formato de visita-taller en dos días de una misma semana, de modo que el primero de los días se realiza un taller de creación teatral y el segundo día tiene lugar el recorrido ante las obras expuestas en las salas del Museo.

El papel de los mediadores durante la primera sesión comienza con su presentación personal al grupo, explicando sus funciones y los diferentes aspectos en los que todos los participantes pueden recurrir a ellos como personal de apoyo. Los dos mediadores que cada día están presentes junto a la educadora del Museo colaboran en la distribución de etiquetas con los nombres de todos los participantes, así como en la realización de fotografías que documentan todas las fases del proceso, y con las que posteriormente componen un pequeño video. Durante el proceso creativo, los dos mediadores apoyan en la observación de los elementos de cada imagen para elaborar conjuntamente los guiones para las teatralizaciones, así como en la selección del atrezo y de la música que las van a acompañar. Posteriormente, presentan las actuaciones y ponen la música en momento adecuado, colaborando también en la grabación en video de esas representaciones. Además, los mediadores apoyan también en aspectos puramente organizativos, como la colocación del espacio del taller o la apertura y cierre de los elementos de seguridad que permiten el acceso del grupo a este espacio.

La segunda sesión, como se ha comentado, discurre por las salas del Museo. El acercamiento a las obras se realiza en esta ocasión mediante una metodología dialogada, en la que el contenido de las obras se va construyendo mediante preguntas que estimulan la participación de todo el grupo y la observación activa.  Las funciones de los mediadores durante esta última sesión implican multitud de aspectos logísticos, tales como la recogida y el reparto de las entradas de acceso al Museo y de los auriculares para facilitar la escucha en las salas, el acompañamiento de los participantes al aseo, la solicitud de sillas de ruedas o de cestos para dejar mochilas y abrigos, la atención a la circulación del grupo por las salas, etc. En cuanto a la interacción directa con el grupo, los mediadores exponen las normas y la información general del Museo y participan en el diálogo grupal enunciando preguntas y claves interpretativas ante las obras de arte que componen el recorrido.

Además, todas estas destrezas han sido puestas en práctica con mayor autonomía mediante la organización de algunas sesiones en las que los mediadores se han encargado de preparar y realizar un recorrido por el Museo destinado a un grupo de compañeros del centro de la Fundación Esfera, o a familiares y amigos. Estas sesiones, preparadas con el apoyo de las profesionales de la Fundación, se han realizado como cierre de curso en varias ediciones, haciendo patente la satisfacción de hacer visibles las capacidades adquiridas ante el entorno humano más próximo.

Arriba