El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Recurso didáctico

Lo que nos acerca en casa. Parada IV. Soy más que mi aspecto

Para la cuarta parada de Lo que nos acerca aprenderemos un poco más sobre nuestro aspecto.

El Museo del Prado sigue Contigo y durante este verano, más que nunca, necesitamos estar más cerca.

Este verano es diferente y excepcional; no podemos realizar nuestra actividad como otros veranos, pero os invitamos a acercaros al Museo a descubrir algunas de sus obras y a abrir una ventana desde casa para poder formar parte de él y sentirnos menos alejados unos de otros, mientras descubrimos cuánto tenemos en común.

Lo que nos acerca, actividad de verano dirigida a niños y niñas entre 6 y 12 años, saca a la luz nuestro papel protagonista como observadores-participantes que cargan de sentido las obras, partiendo de nuestra conexión con todas las personas que forman parte del Museo. Porque el Museo del Prado es algo más que un edificio que acoge obras de arte o una colección de objetos expuestos. Lo integran también quienes trabajan aquí, quienes crearon las obras de arte, quienes aparecen en las mismas y sobre todo, quienes lo visitamos cada día.

Sin las personas, el Museo no tendría sentido.

Y… ¿cómo podríamos acercarnos a él?

Cada día vamos a conocer mejor alguna de las obras de arte que atesora. No solo vamos a explorar el contenido de los cuadros, sino que hablaremos de ellos y con ellos.

De este modo promovemos que niños y niñas puedan apropiarse del Museo y de su contenido para valorarlo como una institución que se nutre de las experiencias compartidas de la sociedad a la que pertenece, con sus múltiples facetas y visiones de la realidad.

Podéis compartir vuestras creaciones con #LoQueMeAcercaAlPrado#PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

Programas públicos

Lo que nos acerca en casa

Soy más que mi aspecto

Soy más que mi aspecto
Autorretrato, Durero.

Durante las últimas semanas hemos investigado sobre lo que nos vincula a otras personas: desde nuestro propio aspecto, a nuestros gustos e inquietudes.

Para ello nos apoyamos en el autorretrato. Y esta semana lo llevaremos aún más lejos. Uno de los más conocidos del Museo del Prado es este realizado por Alberto Durero. En él, el artista nos muestra no sólo cómo era físicamente, sino también su forma de entender el arte, su personalidad y la importancia que él pensaba se le debía dar a la pintura.

Autorretrato II

Al igual que Alberto Durero, Ricardo Cavolo también transmite historias a través de sus autorretratos. En ellos, el artista e ilustrador incluye símbolos y elementos que representan temas e ideas importantes respecto a las personas retratadas y, al igual que los y las artistas de nuestro Museo, utiliza las técnicas artísticas más clásicas: lápices, acuarelas, tintas...

Estas obras nos inspiran a proponerte una nueva actividad:

  1. Recupera el autorretrato que realizaste con ayuda del espejo y las preguntas que incluiste en tu carné de intimidad.

  2. Con ayuda de unos rotuladores de color permanentes enriquece tu retrato, llenándolo de elementos relacionados con las preguntas y respuestas de tu carné de intimidad: lo que te gusta, aquello que te da miedo, ese sueño que esperas se haga realidad...

  3.  Partiendo de toda esa información añade imágenes que te representen. ¡Cuéntanos tu historia a través de los dibujos que vayas haciendo en la piel de tu autorretrato!​​

¡Compartid vuestras creaciones!

#LoQueMeAcercaAlPrado#PradoEducación#PradoContigo@museodelprado

 

Arriba