El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Reixach, Joan
Ver ficha de autor de la colección
Enciclopedia > Voz

Reixach, Joan

A. R. M.

(documentado entre 1431 y 1486). Pintor. Hijo del escultor catalán Lorenzo Reixach. En sus inicios se inscribe dentro del estilo del gótico internacional pero enseguida incorpora en su obra las novedades flamencas introducidas en Valencia por Luis Dalmau y Louis Alincbrot a finales de la década de 1430. Joan Reixach es, junto con Jacomart, uno de los artistas decisivos en la incorporación del lenguaje flamenco a la pintura valenciana. Al final de su carrera se aprecia en sus pinturas la presencia de elementos propios del primer renacimiento, pero sin abandonar nunca el estilo gótico que les es característico. Su primera obra documentada es el desaparecido Retablo de los Siete Gozos de Santa María, realizado entre 1437-1440 y destinado a la capilla de una huerta cercana al palacio real de Valencia. En los siguientes años atenderá diferentes encargos en la ciudad, realizando pinturas para la cartuja de Portaceli (1439), la iglesia de San Juan del Hospital (1440-1441), así como para la catedral (1442). Cuando Jacomart parte a Nápoles en 1442, Joan Reixach es contratado para finalizar su retablo de san Miguel para la localidad de Burjasot, encargo con el que posiblemente se puede relacionar la tabla del San Miguel Arcángel que se conserva en la Galleria Parmeggiani en Reggio Emilia. El hecho de que Reixach concluyera diversos proyectos iniciados por Jacomart, así como la similitud entre el estilo de ambos artistas, ha planteado problemas de atribución de sus obras así como muchas teorías en torno a su posible colaboración profesional en varios proyectos. A partir de la década de 1450 atiende encargos también fuera de la ciudad de Valencia como el Retablo de Santa Catalina para la parroquia de Caudete (Albacete) en 1453, el retablo de la cartuja de Valdecristo (Segorbe) en 1454, o el Retablo de San Miguel de la iglesia de Bocairent en 1456. Tras la muerte de Alfonso el Magnánimo en 1458 y de Jacomart en 1461, Juan II le nombra pintor real en 1466, lo cual coincide con un período muy productivo en el que ejecuta diferentes obras como el retablo de la capilla de los Reyes del convento de Santo Domingo de Valencia (1463), las puertas del órgano de la catedral de esta ciudad (1465) o el Retablo de Santa Úrsula (1468, Museu Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona). Reixach creó en Valencia un taller muy organizado en el que colabora su hijo Jerónimo a partir de 1460 aproximadamente. El progresivo aumento de la participación de los miembros de su taller en la ejecución de sus pinturas llevará a la estereotipación de sus figuras, que muestran al final de su carrera proporciones más alargadas y rasgos más simplificados. En esta misma época debió realizarse la tabla que se conserva en el Museo del Prado, San Antonio Abad, aunque en ella se puede apreciar una menor intervención del taller en el carácter monumental del santo, que aparece acompañado de sus atributos más significativos: el libro de la regla de la orden de los antonianos, la campana que utiliza para ahuyentar a los demonios, el cerdo alusivo a la tentación de la carne y las llamas del «fuego de San Antonio», la enfermedad que curaban los miembros de su orden.

Obras

Bibliografía

  • Company, Ximo, La pintura del Renaixement, Valencia, Institució Alfons el Magnànim, 1987.
  • La clave flamenca en los primitivos valencianos, cat. exp., Valencia, Museo de Bellas Artes, 2001.
Ver ficha de autor de la colección
Arriba