Últimos días para visitar en el Museo del Prado el magnífico retrato La compañía del capitán Reijnier Reael de Frans Hals

Franz Hals y Pieter Codde, La compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw, 1633- 1637. Óleo sobre lienzo, 209 x 429 cm

Franz Hals y Pieter Codde, La compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw, 1633- 1637. Óleo sobre lienzo, 209 x 429 cm

    La exhibición de esta gran obra maestra de Frans Hals, uno los pintores holandeses más importantes del siglo XVII, se enmarca dentro del programa expositivo “La obra invitada”, iniciativa que permitirá también al público del Museo del Prado disfrutar próximamente de Las hijas de Edward Darley Boit de John Singer Sargent, una obra inspirada en Las meninas de Velázquez, junto a la que se expondrá a partir del 16 de marzo.

    martes 23 de febrero de 2010

    El próximo domingo, 28 de febrero, La compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw de Frans Hals y Pieter Codde se expondrá por último día en el Prado antes de regresar a su museo de origen, el Rijsksmuseum de Ámsterdam.

    El programa “La obra invitada” comenzó el pasado año con la visita de la Magdalena penitente de Georges de La Tour, procedente del Louvre, a la que siguió la de este impresionante retrato de una compañía de milicianos, comenzado por Frans Hals y terminado por su compatriota Pieter Codde, que abandona ahora el Prado tras tres meses de exhibición en sus salas. La próxima sorpresa que deparará el programa a los visitantes del Museo será la excepcional ocasión de poder contemplar la obra maestra de John Singer Sargent, Las hijas de Edward Darley Boit, procedente del Museum of Fine Arts de Boston, en un encuentro único y probablemente irrepetible con Las Meninas de Velázquez, su fuente directa de inspiración.

    La compañía del capitán Reijnier Reael de Frans Hals y Pieter Codde

    Este óleo de grandes dimensiones (2,09 x 4,29 m.) pertenece al tipo de retrato de grupo conocido como “compañía de milicianos”, que es característico de la pintura holandesa de los siglos XVI y XVII. La escena muestra a dieciséis hombres armados defensores de la República de las Provincias Unidas de los Países Bajos. Los únicos personajes identificados son los que aparecen sentados: el capitán Reyner Reael y, a su izquierda, el teniente Cornelisz Michielsz Blaeuw.

    La parte pintada por Hals es una muestra del momento más brillante de su carrera. Las animosas expresiones de los rostros y la disposición de las manos y las cabezas de los personajes así como el protagonismo que adquieren algunas pinceladas, utilizadas fundamentalmente para describir los brillos de luz, son rasgos característicos este artista. Pieter Codde, por su parte, (a él se atribuyen la figuras de la parte derecha del cuadro, e importantes repintes en otras figuras ya completadas por Hals, sobre todo en los atuendos) demuestra su esfuerzo por continuar el estilo de Hals y dotar de cierta unidad a la obra, alejándose de su minuciosa técnica habitual.

     
    Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
    España es cultura Spain is culture
    Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
    Calle Ruiz de Alarcón 23
    Madrid 28014
    Tel. +34 91 330 2800.
    Todos los derechos reservados